Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

17 de marzo de 2013

Burgos. Un día de paseo por la Ciudad.



______________________________________________________________




Burgos, ciudad siempre hermosa, incluso en invierno


Siempre estoy dispuesta para ir a la ciudad de Burgos,  a visitar sus numerosos e históricos monumentos, a pasear por las orillas del Arlanzón y escuchar el sonido del correr del río asomada en sus puentes, a tomar un excelente café y yemas en sus locales más emblemáticos, a comer la suculenta y típica morcilla con pimientos asados, acompañados de un buen vino de Ribera del Duero, a subir hasta el mirador del Castillo y contemplar, a la luz del atardecer,  las torres góticas de la bella catedral que preside la ciudad, a perderme por los hermosos paseos y jardines... Y, como no, a visitar en la catedral  el Santo Cristo de Burgos,  imagen de devoción imprescindible de los que peregrinan  a Compostela, o que como yo, hacen camino a la inversa.


Excursión a Burgos

A finales del mes de enero,  desafiando la amenaza de nevadas y mucho frío, me fui con un grupo a pasar cinco días a Burgos para visitar la ciudad y otros lugares de la provincia.

No bien salimos de Coruña, la nieve nos acompañó en el viaje, sobre todo por los montes de Lugo y en el puerto del Manzanal, provincia de León, pudiendo observar un paisaje de blancura inmaculada, a ambos lados de la carretera; los árboles y las aldeas, cubiertos de blandos copos, constituían hermosas postales que alegraron mi vista pues hacia mucho tiempo que no contemplaba la nieve. Al llegar a Burgos, finalizaba  la tarde bajo un cielo gris plomizo, y de la escasa nevada caída horas ante en la ciudad, solo quedaba huella en tejados,  cubiertas de los coches,  y en los pequeños montones de copos helados que, en las calles, se derretían lentamente formando charcos.

Nos acomodamos en el  hotel,  ubicado en la Calle Madrid,  a un paso del centro toda vez que la calle desemboca frente al Puente  de Santa María, que da acceso a  los lugares emblemáticos de la Ciudad.


Un día, "a mi aire",  de paseo por la Ciudad



El primer día de estancia en Burgos estaba prevista una salida fuera de la provincia a un lugar que  conocía suficientemente y en el que había estado en fechas recientes por lo que, con una excusa, mitad verdad mitad mentira, conseguí desligarme del programa y quedarme sola en Burgos para visitar la ciudad "a mi aire"

Para empezar me levanté un poco más tarde que el grupo (que marchó temprano) y esperé a que el frío no fuera tan intenso, luego me planté mi gabardina, bien pertrechada por debajo con grueso traje de chaqueta y bufanda, me calé un gorro confortable, calzado cómodo y salí a disfrutar de una capital de la que tengo muy entrañables recuerdos pues la visité con frecuencia durante mi estancia en Vitoria, allá por los años setenta. Entre otros recuerdos, Burgos se vincula  al primer trayecto en carretera, realizado desde la ciudad alavesa, conduciendo mi "SEAT 600".

Al poco de salir del hotel, crucé el Puente de Santa María para fascinarme, como siempre que lo veo, ante el precioso Arco de Santa María, situado sobre la que fue una de las principales puertas de entrada de la antigua ciudad amurallada. 

Puente y Arco de Santa María, con las torres catedralicias de fondo.


 

Soñé con ver nevada la ciudad de Burgos pero no tuve esa suerte. Cuando inicié mi paseo, tan solo quedaban restos de copos en algunos tejados, en los bancos de  plazas y jardines, en las barandas,  y en la vegetación de las orilla del río. 


 



 
El día era gris al inicio de mi paseo aunque pronto el cielo lució retazos azules, que duraron hasta las primeras horas de la tarde, lo me posibilitó algunas fotos mejores.




Contemplar el río Arlanzón, desde sus arboladas orillas, y admirar las acristaladas galerías y bonitos balcones de hierro forjado, de las fachadas de las casas del Paseo del Espolón, sirvió para reavivar, con emoción, mis recuerdos de otras visitas a Burgos, ya lejanas en el tiempo.

El Paseo estaba precioso para mi gusto, sin turistas, con escasos transeúntes,  y los árboles, sin hojas, recortando sus  brazos desnudos sobre el cielo, permitiendo, desde cualquier ángulo,  la  visión de edificios y monumentos. Ciertamente puede decirse que Burgos es hermoso, incluso en invierno.


Paseo del Espolón
















Desde el Paseo del Espolón, crucé bajo el arco central del edificio del Ayuntamiento, para acceder a su fachada y a la colorista Plaza Mayor,  fácilmente imaginable llena de luz y animación en los meses de  verano.


 
Descubrí, junto al Ayuntamiento, una cafetería-pastelería ("Alonso") en la que acerté  de pleno a saborear un buenísimo café, acompañado de dos riquísimas yemas, famosas en Burgos.

Mientras disfrutaba del café y de la golosa visión de la vitrina de dulces, me acordé de mi amiga Airblue, y sentí mucho no tener su teléfono anotado en el móvil para conversar un rato con ella y contarle como disfrutaba de mi paseo por la Ciudad que ella ama tanto, donde pasó su infancia y juventud y de donde conserva imborrables recuerdos de su vida. Esta página sobre Burgos se la  dedicó especialmente a ella.

Reconfortada con el café y las yemas, me dispuse a hacer  la visita más ansiada.



Visita a la Catedral

Crucé el arco de Santa María para recrearme con la visión de su monumental  Catedraldeclarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, que bien puede presumir de la elegancia de las agujas góticas que coronan las torres de su fachada principal, además del espectacular cimborrio del crucero, así como  la a fachada que enmarca la interesante y artística puerta del Sarmental.

 


 













 
 Accedí al interior de la catedral, después de visitar la plaza de Santa María, presidida por una bonita fuente cuyos adornos centrales rematan en una talla de la Virgen,  reflejada en esta ocasión sobre el agua helada del estanque. Nada más entrar en la catedral, como si me dieran la bienvenida,  sonaon las doce campanadas del mediodía en el famoso reloj "Papamoscas". Dado que por esta entrada solamente se pueden visitar las dos capillas destinadas al  culto diario,  la del Santo Cristo (a la que volvería por la tarde para asistir a misa) y la de Santa Tecla,  salí para dirigirme a la entrada de visitantes, en la Plaza del Rey San Fernando.

La Catedral merece, por si sola, una visita a Burgos. No podía marcharme sin visitarla de nuevo y recrearme en sus magnificas capillas, principalmente la del Condestable, panteón de carácter civil, en cuyo centro y bajo una artística bóveda estrellada, destaca uno de los más hermosos sepulcros que puedan contemplarse en cualquier catedral del mundo, tallado en mármol de Carrara por el artista Felipe Vigarny para perpetuar la memoria del Condestable  (patrocinador de la capilla), Don Pedro Fernández de Velasco y su esposa Doña Mencía de Mendoza, a cuyos pies "reposa"  también su perro.



Describir  tan hermosa y bella  catedral, excedería el espacio de este ya de por sí largo post, al tener que relatar tantos detalles de las diversas y ricas capillas, retablos, tallas, relieves, sepulcros, rejas, el coro, o de las espléndidas bóvedas entre las que destaca la correspondiente al cimborrio del crucero. Y sin olvidar las referencias a la  singular Escalera Dorada, de estilo renacentista, realizada por Diego de Siloe, que, posteriormente,  sirvió de modelo a la realizada  en la Opera de Paris. Y no digamos lo que supondría  también añadir la descripción de las  piezas y tesoros que guardan  las capillas del Claustro y el  Museo.

Para solucionar el tema informativo y de imágenes, se incluye, al final, enlace a un reciente programa televisivo, sobre la Catedral de Burgos,  comentado  de forma amena por el famoso dibujante José María Pérez, "Peridis" y que incluye  magnificas fotografías, cuya perspectiva es solo factible a las cámaras de los profesionales de los medios. ¡¡Os encantará!! ¡¡Lo prometo!!


      Selección de algunas de mis fotos


Siguiendo mi paseo por la Ciudad

 









Al salir de la Catedral retomé el final del Paseo del Espolón, para ir hasta el Puente de San Pablo, por el que tantas veces crucé con mi "600", en algunas de las idas y venidas entre Ferrol y Vitoria, después de hacer una paradita gastronómica en la Ciudad, en uno u otro lado del río. Desde el Puente, se divisa el nuevo Museo de la Evolución Humana (visitado días después), que, entre otras cosas, alberga destacados hallazgos de las excavaciones de Atapuerca.


Repasando las estatuas cidianas de ambos lados del Puente, me situé en la Plaza del Mio Cid para fotografiar su monumento. Imposible no admirar en Burgos, la noble figura de Rodrigo Diaz de Vivar, uno  de los más  célebres héroes de la Reconquista. 
 
Me acerqué a ver la Diputación Provincial y el  Teatro Principal, en una de cuyas fachadas se encuentra el reloj "El Morito", y  una   puerta modernista,  de madera, de acceso  al antiguo Círculo de Recreo

Luego, por la Calle Vitoria, me fui en busca de mi local gastronómico favorito, frecuentado muchas veces en mis visitas a Burgos, donde se puede comer un buen lechazo asado en horno de leña, cenar, tapear, tomar copas, o adquirir  repostería  y otras delicatessen. Se trata de "Casa Ojeda", bien conocida por los que gustan de la calidad. Recorrí el edificio para ver, antes de entrar, sus golosos escaparates y, sobre ellos en la fachada, una replica del famoso "Papamoscas". 

Aunque no era tarde para comer, me decidí a entrar en Casa Ojeda para tomar una ración de la famosa morcilla burgalesa, a la plancha, con pimientos y un vino de Rueda. Para ello en lugar de subir al comedor principal me quedé en la planta baja, en un espacio más informal  y apropiado para lo que iba a tomar. Por 11 euros, incluido el pan y un café con una pasta,  me dí el gusto de recordar el sabor de la morcilla tan buena, que conocía de este sitio. Recomendé a unos amigos del grupo que tomaran aquí el lechazo asado y quedaron encantados.

Después de reponer fuerzas, salí  por la puerta de la Plaza de la Libertad para  hacer unas fotos a la muy famosa "Casa del Cordón", que fue histórica vivienda del  histórico Condestable Don. Pedro Fernández de Velasco, y en la que, en 1497, los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón, a su regreso del segundo viaje a América. Dicha Casa se conoce como del "Cordón", por figurar en su fachada principal un cordón franciscano que parece enmarcar y resalar los escudos y blasones de los Condestables.

Seguí camino por la calle de La Puebla, pasé el Arco de San Juan, por el que los mercaderes y los peregrinos entraban a la Ciudad y me encontré en la Plaza de San Juan. Contemplé lo que queda de la fachada de la Iglesia de San Juan  y, a continuación me fije en una interesante puerta y pórtico lateral,  de la Iglesia de San Lesmes, patrón de Burgos. No vi la fachada por estar en restauración.

En dirección a la Plaza de España, en la Calle San Lesmes pasé por delante dos estatuas que  reproducen las figuras de dos "gigantillos", danzantes en las fiestas populares, y que representan a una pareja, alcalde y alcaldesa serranos, con trajes populares.  En el entorno de la moderna Plaza hay un monumento al  Perro perdiguero de Burgos, costeado, como homenaje, por grupos de   cazadores. Más adelante, al final de la Calle de Santander e inicio de la Avenida del Cid,  vi el monumento al Toro... La verdad es que la Ciudad tiene muchas hermosas figuras y estatuas en plazas y jardines, como la de la Castañera, el Guardia de tráfico,  la Muchacha que contempla el río Arlnzón, el Lector de periódico, etc.

Como no me sentía con ánimo para  subir a pie hasta el Mirador del parque del Castillo para ver la vista de la Ciudad, tomé un coche de ABUTAXI en la misma Avenida del Cid, después de explicar al taxista el trayecto que pretendía hacer  y consultarle el coste aproximado, que luego resultó más barato de lo previsto, a pesar de hacer el recorrido con el taxímetro.

Vista de la Catedral y de la Iglesia de San Esteban, desde el Mirador



Durante el trayecto del taxi, conducido por Esteban, natural de Australia y persona  muy amable y educada, íbamos realizando algunas pequeñas paradas para que yo pudiera hacer fotos.

Iniciamos el recorrido por el Arco de San Esteban y la Iglesia de San Esteban (cerrada) y continuamos por el parque del Castillo (cerrado) hasta el Mirador, desde donde se puede contemplar la ciudad de Burgos. En primer plano,  destaca la maravilla gótica de la Catedral, y, a un lado,  la Iglesia de San Esteban, entre los árboles del parque. A lo lejos, retazos de campos nevados.

Seguimos para ver el Arco de Fernán González, el Monumento del Empecinado, el Solar del Cid, lindando con el que fue Seminario Mayor, hoy convertido en hotel, y el Arco de San Martín. Recorrimos también el Paseo de los Cubos, que son restos de Las Murallas de la antigua Ciudad, bien conservad, en las que aún puede verse la Puerta de la Judería, según me indicó el taxista, pues yo no tenia referencia de ella.

Retrocedimos para pasar por delante de las Salesas Reales y el Hospital de Barrantes y salir a la Plaza de Castilla, donde finalicé el trayecto de taxi. Todo por nueve euros y sin que  admitiese  propina. Allí me despedí de Esteban. 

Es la primera vez que se me ha ocurrido hacer un recorrido turístico en taxi pero creo que lo repetiré más veces, con el objeto de ganar tiempo y ver más cosas.


Crucé el Puente de Castilla para hacer unas fotos del edificio de las Esclavas del Sagrado Corazón y me volví  para caminar por el  Paseo de la Isla. Disfruté,  a paso lento, por la senda peatonal y de bicicletas.


En paralelo, está el  Paseo de la Audiencia, con el Palacio de Justicia, y en el que también podemos ver  elegantes casas que hacen gala de los típicos balcones y galerías.



Me paré en el Puente de Bessón para mirar el río, bastante crecido. Al fondo la fachada del Instituto Cardenal López de Mendoza. Un poco más adelante, me distraje observando un gran número de  patos, de variados colores, que nadaban mientras otros descansaban en un pequeño islote en medio del río.
 
Antes de terminar el Paseo me desvié por la calle Martínez del Campo para ver el Palacio Arzobispal y la Facultad de Teología. De allí me fui hasta la histórica Iglesia de Santa Agueda (Santa Gadea), celebre porque en ella Alfonso VI juró, ante el Cid Campeador, no haber tenido parte en la muerte de su propio hermano.


Unas compras. Rico, rico...

 












La tarde empezaba a declinar y bajaba la temperatura. De nuevo volví a los entornos de la Catedral pero ya la luz no era buena para hacer fotos.  Atravesé la Plaza del Rey San Fernando y continué por la Calle de la Virgen de la Paloma, siempre concurrida, para comprar unas morcillas en una de las tiendas más emblemáticas ("La Paloma") que data de 1949. Compré justo las que tenían en el escaparate, se ven en la foto, las dos con la etiqueta, y la grande, fresca, que elaboran en el  día. Compré también algo que nunca antes figuró en mis compras, unas alubias de Ibeas, que son de color rojo-morado brillante (parecido al tinto de Rueda), con forma entre redondas y ovaladas, y de pequeño tamaño. Se denominan así por tener su origen en la localidad burgalesa de Ibeas de Juarros, y que además  se cultivan en varios  pueblos de la vega baja del Arlanzón. Estas alubias, muy apreciadas, son componente esencial del famoso plato "Olla Podrida". En cuanto a las morcillas, en otra ocasión las  compraré en un puesto del mercado de la Ciudad, que me recomendó  Esteban, el taxista, y luego podré opinar sin son  o no mejor que las de La Paloma. 

Volví al hotel para guardar las morcillas en la nevera y  descansar poco más de media hora, antes de volver a salir.


Final del recorrido

A las seis y media de la tarde era ya noche y hacía mucho fío, pero salí de nuevo pues  quería aprovechar bien el tiempo antes de reunirme con mis compañeros.

 

 








Iba hacía la Catedral, y al cruzar por el iluminado Arco de Santa María, vi que aún estaba abierto el Centro Cultural Histórico Artístico,  que alberga piezas museísticas en las plantas superiores, y entré a visitarlo. Merece la pena, incluso el edificio, que conserva un precioso  artesonado mudéjar, como techo de la Sala de la Poridad, de planta octogonal, donde se reunía el antiguo Concejo de Burgos.

 


Continué luego hasta la Plaza de Santa María, y accedí, por la fachada principal de la Catedral, hasta la capilla del Santo Cristo de Burgos, donde se celebraba misa a las siete y media de la tarde. Cuando aquella terminó,  el  sacerdote preguntó si se encontraba allí algún peregrino a Compostela, y dos hombres que estaban  un banco delante de mí, manifestaron  serlo.
Contenta, regresé al hotel, dando por finalizado un día de estancia en Burgos, que para mí empezó y terminó en la Catedral, una catedral que está también en "El CAMINO", un camino que es  Patrimonio de la Humanidad, un camino que acerca pueblos y gentes en un abrazo intercultural.


Entonces el sacerdote leyó una especial oración para ellos, los peregrinos, que logró emocionarme. Les deseaba que alcanzaran con éxito su propósito y objetivos e invocaba al Santo Cristo para que los protegiera en el camino librándoles de peligros y de enfermedad, a la vez que pedía alcanzasen en su visita al Apóstol Santiago,  bienes espirituales para su alma. Así mismo les deseaba un regreso feliz a sus hogares esperando que portasen paz y amor para  sus familiares y seres queridos, a los que deseaba encontrasen bien a su llegada. Y  les dijo muchas más cosas, llenas de humana religiosidad,  que ya no recuerdo. Finalmente les dio su bendición. Y yo, emocionada, me acerqué a estrecharle la mano a cada uno de ellos a la vez que les decía ¡Buen camino! Ellos, emocionados también, estrecharon  mi mano con las suyas.


       ________________________________

Enlaces sobre la Catedral:
1) Vídeo.      2) Fotos y textos  explicativos.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-luz-y-el-misterio-de-las-catedrales/luz-misterio-catedrales-burgos-catedral-santa-maria/1661761/


 http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=7411




51 comentarios:

Chela dijo...


A los que leáis esta página:
Escribo toda la página con el mismo tipo y tamaño de letra, excepto los títulos y subtítulos, pero el interfaz funciona como el quiere. Desde que lo han cambiado me vuelvo loca para encajar las fotos y el texto sin que altere la disposición elegida por mí. Llevo un par de horas intentando arreglarlo pero no lo consigo así que va como va, pero la escribí con mucho cariño, sobre todo para Airblue.
Un abraz a todos.

Genín dijo...

No te preocupes Chela, la entrada es magistral, mejor imposible y a nuestra común amiga Airblue se le van a soltar las lagrimitas por mucho que las contenga...jajaja
Muchas gracias, las fotos son estupendas y tus descripciones, verdaderamente magistrales!!!
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Este verano visité Burgos, su museo de la Evolución y los yacimientos de Atapuerca. Magnífica ciudad.

Saludos

trimbolera dijo...

Muchas gracias por este repotage precioso. La nieve produce inseguridad en los viajes, pero es un atractivo más. Besicos.

Marcos dijo...

Chela, menuda guía turística estás hecha, me has dejado fascinado. Estuve varias veces en Burgos y no me había enterado de la mitad. Me encanta ver la parte trasera de la catedral buscando las maravillas de su tejado, así como el cercano Monasterio de las Huelgas. De Burgos en invierno, aun me duele el espinazo de una culada en el hielo por el Paseo del Espolón.

Chela dijo...

Genín:
Esta vez tenía una emoción especial al visitar Burgos, porque todo el día estuve recordando e imaginando la vida de Airblue por la Ciudad. No me extraña que tenga tanta añoranza de ella porque a mi me entusiasma su historia, su belleza y la cordialidad de sus gentes.
Gracias por tus palabras.
Un fuerte abrazo.

Emilio Manuel:
Otro día visité con el grupo los yacimientos de Atapuerca, que no los conocía, y al regreso pasé la tarde en el Museo. Ambas cosas son impresionantes. Un abrazo.

Trimbolera:
Los que somos de la orilla del mar, nos fascina cuando vamos al interior o a las montañas, ver la nieve. Cuando viví en Madrid solía ir a la Sierra, y durante los años que estuve en Vitoria iba algunas veces al Pirineo de Huesca, además de pasar algunas nevadas importantes en la ciudad alavesa. La nieve me parece preciosa!
Besos.

Marcos:
En el maravilloso Monasterio de Huelgas estuve bastantes veces porque cuando viajaba de Vitoria a Galicia, pasaba por delante y siempre me paraba a visitarla, por eso la dejé en esta ocasión.
En cuanto a las ciudades me gusta mucho verlas sola, porque me paro donde quiero, si me canso entró en un café o a tomar algo, hablo con la gente que es una importante fuente de conocimiento e información... Me quedaron muchas cosas por ver, por ejemplo el interior de la Iglesia de San Gil, que estaba cerrada cuando fui y que tengo pendiente.
Estoy anotando nuevas cosas para la próxima vez.
Gracias por el comentario.
Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Nos presentas una visita completísima, cargada de información y de imágenes. Eso me recuerda que hace mucho que no la visito. Tengo que viajar más. El problema es que cada día me cuesta más los largos desplazamientos. Te quedo muy agradecido por este viaje virtual al que te he acompañado.

Un abrazo

Jara dijo...

He disfrutado mucho de este paseo por Burgos. La visité hace muchos años y fue una visita rápida. Tengo una deuda pendiente con esta ciudad y tu completo reportaje me ha dejado con muchísimas ganas de saldarla. Tomo buena nota también de tus recomendaciones gastronómicas.

Besos

Chela dijo...

Francisco Espada:
A mi también me cuesta cada vez más desplazarme por muchas razones. Porque ya no puedo hacerlo en mi coche por la vista (me limito a los 18 kms. súper conocidos entre Coruña y el apartamento de la playa, y poco más). Tampoco puedo hacerlo con calor y si he de ir mucho tiempo sentada, así que he reducido mi cupo a pocos y determinados lugares.
Menos mal que he viajado muchísimo por toda España y el extranjero en los años sesenta y setenta, pero claro, todo ha cambiado mucho y me agradaría volver a los sitios que me gustaron, además de conocer otros nuevos.
Un abrazo.

Jara:
Veo por tu blog que a ti también te gusta viajar. Creo que es maravilloso conocer y saber que hay más mundos que el nuestro y que la belleza y buena gastronomía esta repartida por todas partes.
¿Y que decir de las gentes? Hay que tender a la universalidad sin perder el cariño y amor por nuestro "rinconcito"
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Preciosa entrada, no he estado en Burgos, sin embargo gracias a tu artículo, ya casi no puedo decir lo mismo. Son tantos los lugares que me faltan de visitar que la verdad es que se me termina el tiempo ya que cada vez me cuesta más salir de casa.
Por cierto y al margen de Burgos, en la revista MUFACE y en el apartado "La tercera edad en la Red, Jubilados blogueros" aparecemos referenciados, me imagino que Lourdes Sánchez Villacastín te llamaría o te comentaría algo, conmigo al menos estuvo hablando un buen rato aunque ha dicho alguna que otra mentijilla.
Un abrazo

KONCHA MORALES dijo...

Hola Chela. Acabo de pasearme contigo por las calles de Burgos y me ha gustado mucho el recorrido. He pasado un rato fantástico. En Burgos estuve hace años, de paso; una vez, camino de Santander y otra, cuando fui de excursión al Monasterio de las Huelgas. Lo que sí degusto con frecuencia son sus famosas, y exquisitas, morcillas. Tengo un amigo con familia en Lerma y, cada vez que va, me abastece con productos de la tierra. Ah, he llegado hasta aquí desde el blog de Jara. Creo que volveré a visitarte. Un beso.

Felipe Tajafuerte dijo...

¡Vaya visita completísima la que nos has mostrado! Me has hecho ver que debo volver a Burgos para hacer un recorrido mucho más completo del que hice durante mi corta visita. Un abrazo desde mi mejana

Chela dijo...

Unjubilado
Gracias por la visita y la información de la revista MUFACE, no lo había visto.
Siempre me gustó viajar, pero por el cuidado de mis padres lo dejé durante años, y ahora que estoy libre y tengo los ahorros no tengo el esqueleto (y más cosas que el esqueleto) para trotes, así que ando por las cercanías y viajo organizada.
Burgos es una ciudad maravillosa a la que no me canso de ir. Puede que vaya otra vez en mayo, de regreso de un posible viaje al País Vasco.
Un abrazo.

Koncha Morales:
Gracias por tu visita a mi blog y dejarme un comentario tan amable. Pasaré a corresponderte. Gracias. Un abrazo.

Felipe Tajafuente:
Ciertamente esta vez me extendí un poco en honor a mi amiga Airblue y también para dar información sobre la Ciudad a unos primos y amigos.
Quería montar unos vídeos con las muchas fotos que hice pero ya no tengo tiempo.
Un abrazo.

Airblue dijo...

Chela:

Pues para confirmar lo que dice Genín, estoy llorando como una tonta.
MUCHAS GRACIAS, amiga, ni yo misma lo hubiera hecho mejor, magistral el recorrido y preciosas las fotos, me ha hecho mucha ilusión ver el instituto donde estudié el PREU, el puente por donde a diario pasaba con mis libros, Ojeda, el mejor restaurante donde celebramos las bodas de plata de mis padres, bautizos y comuniones de mis sobrinas, el Espolón, donde conocí a José cuando tenía 17 años, me imagino donde te alojáste por el recorrido que hicíste, ¿Hotel Corona de Castilla?.
Me ha encantado, Chela, es verdad que Burgos es una ciudad fría, pero el invierno hace que lo sea todavía más.

Los dos te queremos y te admiramos, me dice Jose que estás hecha una reportera y fotógrafa de primera. Mi contestación ha sido que ya me lo esperaba porque todo lo bordas.

Me seco las lágrimas y sonrío para decirte que en Alonso compré la última tarta para mi madre.
La morcilla y el cordero de Ojeda tienen fama. Conozco a la familia desde hace muchos años.

Besos para tí y esperamos volver a verte este verano, haremos lo posible.

Chela dijo...

Queridísima Airblue:
Me alegra mucho que te haya gustado mi post sobre la Ciudad que tanto amas y en la que has sido tan feliz.
Aunque estuve muchas veces en Burgos, ese día que estuve sola paseando lo disfruté muchísimo, a mi manera, íntimamente, saboreando recuerdos. Todo el rato, no te miento, pensaba en ti, imaginándote por todas partes con la alegría de tus años de infancia y juventud, con tu familia y con José.
También recordé las muchas escapadas que yo hacía desde Vitoria a Burgos, en una buena época de mi vida y con estupendos amigos.
Efectivamente estuve en el hotel Corona de Castilla, muy cómodo para desplazarse.

Si volveis por Galicia ya me lo haréis saber para vernos, si no en Coruña en otro sitio, y para que pueda recomendaros algún sitio interesante.

Gracias por vuestro cariño y felicidades para José que el martes estará de Santo.

Un fuerte y cariñoso abrazo para los dos.

Carmen Real dijo...

Me has hecho vivir tu relato y fotografias como si estuviera ahi.

Cariños

CHARO dijo...

Una excursión tan estupenda que le he tenido que decir a mi marido que tenemos que hacer más excursiones....antes salíamos más pero con los años nos estamos volviendo un tanto comodones.Conozco muy bien Burgos ya que tengo un hermano que vive allí y es una ciudad que me fascina al igual que su morcilla.Besotes

Chela dijo...

Carmen Real:
Gracias por visitarme y dejar un comentario, y me alegra que este post te "hiciera vivir" tan hermosa Ciudad.
Un abrazo.

Charo:
Hay que dejar la pereza porque verdaderamente viajar enriquece siempre. Se disfruta incluso con la preparación y mucho más después recordándolo todo
Como a mi también me cuesta cada vez más el "movilizarme", lo que hago es muchas excursiones culturales de un día por Galicia o el norte de Portugal. Lo pasó muy bien y aunque vuelvo cansada fisicamente, porque no paramos, me renueva por dentro.
¡Animate! porque tu vives en una zona muy buena, si no quieres hacer viajes si puedes realizar estupendas excursiones por tu provincia y las del entorno.
Un cariñoso abrazo.

Carmen Real dijo...

Hola Chela: gracias por entrar a mi blog y básicamente por leerme. Gracias infinitas, mira lo de la Gobernacion del Tucumán es del libro de Lazcano Colodrero. Carmen Real es un personaje, las historias son todas ciertas, no todas me pasan a mi.
Se de los apellidos porque mi marido es cordobés de pura cepa, pertenece a una de las familias más antiguas venidas desde España a este país y pertenece a esas familias que en los 1810 lucharon sus antecesores contra las invasiones inglesas por ejemplo. Y bueno no quisiera preguntarte cual apellido de tu familia porque no se si querrás mandarlo, cualquier cosa mandame un mail. Y si, el inicio aqui fue en la Provincia de Tucumán . Un beso enorme y un gusto, me ha encantado conocerte. Contestame que me dará mucha alegria y que coincidencia lo de los apellidos. Besos totales.

manolo dijo...

Que Maravilla de Reportaje, tanto Fotográfico, como las explicaciones detalladas que parece que vamos acompañándote en el recorrido.

Se nota que te apasiona la Bella Ciudad de Burgos.

Por tu Escrito, te merecías que te nombraran Hija Adoptiva de la Ciudad.

Tuviste suerte con Esteban, que fué tan atento , que dado su origen Canario, no me extraña su amabilidad.

Te Felicito Amiga Chela por transportarnos y enseñarnos a tan añorados lugares.

Gracias, manolo

Ligia dijo...

Vengo del blog de Airblue y salgo encantada con tus fotos del itinerario por Burgos. Yo estuve en el verano pasado y hacía un calor tremendo ese día, pero es una ciudad preciosa. Abrazos

Chela dijo...

Carmen Real:
Ya imaginaba que las historias se refieren a terceros pero están muy bien relatadas y son muy amenas.
Efectivamente no tengo interés en identificarme demasiado, ya conectaré contigo en alguna ocasión.
Insisto en que me alegra "conocerte" en este fantástico ciberespacio.
Un abrazo.

Manolo:
Gracias por la visitarme y elogios
Burgos es realmente una ciudad preciosa, cómoda para recorrer y que está cargada de historia. Los paseos a orillas del río son muy agradables.
Para mí está Ciudad esta llena de recuerdos, y desde que conocí a Airblue tiene un valor añadido.
Un abrazo.

Ligia:
En verano y con sol, Burgos se llena de colorido, de terrazas, de un ambiente estupendo. Pero, como digo, incluso en invierno, con frío (sentí no verlo nevado) y sin turismo, es igualmente hermoso.
Gracias por tu visita. Un abrazo.

mpmoreno dijo...

Chela, precioso y exhaustivo paseo por la ciudad de Burgos. Me ha encantado acompañarte e ir recordando todo lo que nos vas describiendo, estupenda guía.
Cariñoso abrazo

Thony Caro dijo...

HOLA CHELA: TOME TU BRAZO IMAGINARIO E HICE CONTIGO ESTE HERMOSO TRAYECTO MARAVILLOSO DE LA CIUDAD DE BURGOS. SIEMPRE HE QUERIDO VISITARLA, PUES CUANDO ERA ADOLESCENTE,LEÍ EL POEMA DEL MIO CID Y QUEDÉ APASIONADO POR ESTA CIUDAD DE TANTA HISTORIA.-
HAS SACADO UNAS FOTOS INCREÍBLES Y LA NARRACIÓN, COMO SIEMPRE, ESTUPENDA.-
EN MI PRÓXIMA SALIDA A ESPAÑA, LA PONDRÉ EN MI AGENDA , SI EL TIEMPO Y EL CUERPO LO PERMITEN.-
UN BESO ENMORME

Karu dijo...

que lindoooo, me hizo viajar un poco con usted! :)
Muy lindo blog
Un abrazo fuerte desde argentina

esteban lob dijo...

Hola Chela:

Si hubiese estado de cuerpo presente en Burgos, dudo que la conociese mejor.

Un beso.

DARÍO GÓMEZ (EL PEATÓN) dijo...

Querida Chela. Pienso que deberías publicar un libro de viajes con tu prosa cálida (y compañera) y esas fotos tan bien logradas. Gracias por compartir.

Chela dijo...

Manolo:
Efectivamene los canarios son personas amables, pero me había equivocado y Esteban es de Australia. Ahora lo he corregido en el post y parecerá que eres tú el que se equivoca, por eso dejo ese comentario para aclararlo.Por suerte hay personas amables en todas partes.
Otro abrazo.

Meme dijo...

Es un enorme placer recorrer contigo esta hermosa ciudad. La he mirado con otros ojos, gracias a ti.
Yo estuve hace dos veranos con un sol de justicia, buscando sombra en los soportales y frescor en la Catedral. Burgos nunca cansa.

Un fuerte abrazo.

Chela dijo...

mpmoreno:
Me alegro que te haya gustado. El trayecto ha sido muy amplio y he obviado prácticamente todas las descripciones e información monumental, etc. porque creo que si a alguien le interesa un monumento o lugar puede encontrarlo en Internet. Mi objetivo era contar lo que fue un día en Burgos, para mí. Un abrazo.

Thony Caro:
No he insistido mucho en el tema pero la ciudad de Burgos está impregnada de la historia del Cid, aunque como lo dí por muy conocido puse poco de él. La historia del Cid en Burgos, daría tema por sí solo para realizar un interesante post
El Camino de Santiago está lleno de ciudades preciosas, llenas de historia y muy interesantes.
Un abrazo.

Karu:
Bienvenida a mis páginas, sobre todo me alegra que lo hagas desde la Argentina, que es un lugar muy querido para mí
Un abrazo desde esta orilla.


Anónimo dijo...

Esta mañana estuve con América me dijo te había visto muy guapa y más delgada...estupendo! y eso a pesar de la morcilla de Burgo. Es una maravilla ver lo bien que te organizas en tus viajes para disfrutar ya sea con frio, en taxi..
Marisa

Chela dijo...

Esteban Lob:
Si pudieras estar en Burgos personalmente, seguro que lo conocerías mejor y además, podrías disfrutarlo. De todas formas me alegra que te haya gustado "viajar conmigo" en el blog. Un abrazo.

Darío Gómez (El Peatón):
Siempre me gustó viajar, sobre todo "a mi aire", explorar los sitios, su gastronomía, y contactar con la gente del lugar, interesarme por sus costumbres, por sus cosas, pero nunca se me ocurrió pensar en escribir un libro sobre ello.
Me alegra que te gustara. Un abrazo.

Meme:
¡No me puedo imaginar pasar calor en Burgos! Si lo imagino con mucho ambiente de terrazas y sombrillas, en los preciosos paseos que dan al río y en sus encantadoras plazas.
Nunca he estado en verano porque entonces me gusta estar en Galicia.
Celebro que mi post te ofreciera perspectivas distintas. Un abrazo.

Anónimo (Marisa):
Ja,ja,ja...
Lo de guapa imposible ¡ya sabes!...
Lo de más delgada puede ser, pues estoy a régimen y me lo tomo en serio para darle un alivio a los huesos que me soportan. Las morcillas que me traje de Burgos, después de probarla (¡estaba buenísima!) pasó al congelador, esperando darme un "premio" de vez en cuando, en la medida que pierda peso.
En cuanto a lo de viajar, sabes que me entusiasma. Un abrazo y espero verte pronto.

toupeiro dijo...

No te ha quedado nada para otra vez.


Completísimo reportaje, muy en tu linea.

Boas noites

Chela dijo...

Toupeiro:
Pues precisamente me dejé varias cosas, porque hice recorrido también en horas poco frecuentes como las de tres a cinco de la tarde en las que estaba todo cerrado.Luego al volve del viaje y repasar las fotos, buscando información sobre un libro precioso visto en una vitrina de la Catedral, llegué a una pista importante, se trata de un libro del impresor alemán, afincado en el siglo XV en Burgos, Fadrique de Basilea, al que se atribuye en otras, la impresión de la primera edición de La Celestina, y de la Gramatica de Nebrija, etc. Hoy hay un Museo del Libro que lleva su nombre, que podría haber visitado con la entrada de la Catedral, pero que no supe de su existencia hasta llegar a Coruña y averiguarlo por Internet. Asi que la próxima vez que vaya a Burgos visitaré el Museo de Libro.
¿Que te parece? Si lo visito te contaré, este Museo creo que también te gustaría visitarlo a tí.

Un abrazo muy fuerte.

Aldabra dijo...

Menudo recorrido tan interesante y tan completo que nos dejas, no te olvidas de ningún detalle.

Estuve en Burbos un fin de semana, llegamos un viernes por la noche y salimos de vuelta el domingo por la mañana, lo justito para hacerno una idea de la ciudad. Hacía 7 grados bajo cero, nunca pasé tanto frío en mi vida, hasta me tuve que comprar un gorro porque me dolía la cabeza del frío que tenía en ella.

Estuvimos allí para asistir a una comida quijotesca, la primera lectura colectiva del Quijote por internet. Eramos unas 25 poersonas, cada una de su padre y de su madre: Galicia (nosotros), Barcelona, Navarra, Israel (como lo oyes), Córdoba, Salamanca, Valencia... Fue una experiencia maravillosa. Un grupo unido por el Quijote, increíble.

Fuimos a visitar el Museo de la Evolución Humano, el Monasterio de las Huelgas por fuera y la catedral por fuera, callejar un poco y poco más...porque no hubo tiempo.

La próxima vez que vuelva tendremos que tomárnoslo con más calma porque Burgos merece varias visitas.

biquiños,

Anónimo dijo...

Buenos dias!
Acabo de llegar de Burgos, mentalmente hablando, claro, y aun tengo en el paladar el gusto a morcilla...
Un abrazo.
Irene

Chela dijo...

Aldabra:
Pues tu experiencia sobre Burgos fue muy interesane.Ya me hubiera gustado haber estado en esa ocasión.
El Museo de la Evolución Humana es fantástico.¡Recomendable!
El Monasterio de Huelgas como lo he visto varias veces lo he dejado en esta ocasión, para repasar en la siguiente visita, junto con el Museo del Libro Fadrique de Basilea, de cuya existencia me enteré estos días por Internet, buscando datos sobre la fotografía de un libro precioso que ví en la Catedral, sobre la Real Cofradia de los Caballeros del Santísimo y de Santiago(ss. XIV-XVII).
Biquiños.

Anónimo (Irene):
Me alegra que hayas "visitado" Burgos, aunque fuera en mi blog, y compartido la morcilla, ja,ja,ja....
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ya se puede creer que te gusta Burgos porque según el relato que haces de tu visita a la Ciudad, no te quedo rincón por explorar y por si fuera poco lo que llevabas andando aun utilizaste un taxi, por cierto el taxista te cobro muy poco.
Un abrazo de tu primo Manuel.

Cucachispas dijo...

Hola amiga es la primera vez que entro en su blog y quería felicitarle, creo que al ir leyendo su paseo por Burgos casi que he disfrutado yo de la gran excursión, que maravilla creo que me apunto a un viaje para conocer esa gran ciudad, su gran amiga Airblue nos a dejado su dirección, Besos Chispas

Chela dijo...

(Anónimo (Manuel)
Querido primo, aunque no lo creas me quedaron cosas por ver y ya estoy pensando en volver.
El taxi, que funcionó todo el tiempo con el taxímetro, me salió barato porque el trayecto era corto (lo que yo no tenía ganas es de subir la cuesta hasta el Castillo ni de ir sola) y porque la "bajada de bandera" es mucho más económica que en Coruña.
Un abrazo.

Cucachispas:
Gracias por visitarme y "pasearte" en mi post por la querida Ciudad de Airblue. Lo cierto es que tiene mucho que ver. Visitar Burgos siempre merece la pena.
Un abrazo.

Olegario dijo...

Un reportaje maravilloso, querida Chela, Burgos es una ciudad encantadora y bella. Artisticamente una joya y humanamente acogedora. Bellisimas las fotografias que acompañas, que elevan la belleza que ya tiene. Siento que no la vieras nevada, con lo que ha caido por aquellos parajes. Un fuerte abrazo.

SUPERMENDO dijo...

El norte de España es mi gran cuenta pendiente, aunque la verdad es que no soy de viajar mucho. Saludos.

Chela dijo...

Olegario:
La ciudad de Burgos es ciertamente bellisim, y me encantan los amplios y precioos paseos que tiene a las orillas del río, con tanto verde.
Un abrazo.

Supermendo:
¡No te pierdas el Norte! Eespero que te guste tanto como a mi el Sur. Ocurre lo mismo con las culturas del Atlántico y el Mediterráneo. España es un país de contrastes y llena de ciudades preciosas.
Si algún día vienes por Galicia, avísame.Un abrazo.

Rosa María dijo...

Querida amiga Chela: Sabes que te he dicho en varias ocasiones que eres fenomenal como reportera. Tus trabajos la verdad que son "trabajosos". El colgar tantas fotos y con tanto detalle cultural, nos aporta que tras este esfuerzo hay una mujer "jubilosa" que le echa a la vida el pulso de vivir con la satisfacción de los que beben y respiran el continuo minuto de la felicidad.
Un besiño por ser docente de vida.
Rosa María Milleiro

Chela dijo...

Rosa María:
¡Exageras! Pero gracias por tus palabras y afecto.
Un cariñoso abrazo.

SUPERMENDO dijo...

Muchas gracias Chela por tu ofrecimiento en caso de ir por Galicia. A mi padre le gustaba mucho ir allí. Saludos.

tabu dijo...

Querida amiga Chela, perdona mi atrevimiento por escribirte, pero al pasar por tu blog, senti la necesidad de sacar algunos de tus comentarios y poder ocuparlos en una pequeña revista que hago, si es que tu me lo perimtes. Yo soy de Chile un pais que le tiene mucho aprecio a España. Yo no estoy insertado en los blogger que tu usas asi si deseas puedes ocupar mi correo y que es : SVTG1946@gmail.com.
De antemano muchas gracias por ya leer mi mensaje y espero tu respuesta con ansias y perdoname de nuevo por ocupar tu tiempo y espacio .

Samuel

tabu dijo...

Querida Chela, muy amable de tu parte es haberme autorizado a ocupar algunos de tus comentarios de tu blog. No te preocupes lo seran ocupadas con todas las indicaciones que tu me has dado. Ahora con respecto a mi revista te mandaria algun ejemplar si supiera mandarte por este medio de blog, ya que desconezco su mecanica de uso. Y poder colocar algun eelemento. Si tienes algun otro correo ( gmail, hotmail,etc) ´te pudiera enviar mas cosas de la revista y cosas de mi Chile. De todas maneras mi correo es :
SVTG1946@gmail.com.
Te te vaya bien y cuidate mucho

Samuel

Amelia dijo...

Hola Chela, una vez más tu entrada sobre la bella ciudad de Burgos, me ha hecho pasear esos rincones de forma virtual.
El pasado mes de septiembre la visitamos mi marido y yo después de 25 años de nuestra primera visita.
Me organice un recorrido con lugares que deseabamos visitar: Interesada por la pintura descubrí en el Monasterio de San Juan, el Museo Municipal Marcelino Santa María, un gran pintor burgales que no conocíamos y que lo tienen poco publicitado, cosa que es una gran pena. Otra visita muy interesante fue al Museo de la Evolución Humana. Las estatuas en sus calles, (creo que de bronce) son preciosas encontrándose una de una castañera al lado de la puerta de Santa María. No pudo faltar la degustación de un magnífico lechazo al horno en Casa Ojeda y algunas cenas de picoteo en la parte inferior.
Preciosa y monumental ciudad que no deja indiferente.
Un abrazo y gracias por el comentario que me has dejado en mi blog de dibujo.

Chela dijo...

Amelia:
Tenía pendiente contesar tu amable comentario.
También vosotros habéis conocido bien Burgos y disfrutado de la estancia. Yo tengo pendiente para la próxima visita el concoer en el Museo la obra del pintor burgalés Marcelina Santa María, muy bueno por referencias, y que como tu dices no tiene suficiente publicidad pues me enteré de ello a mi regreso aquí.
Un fuerte abrazo.

Chela dijo...

No sé por qué, cada vez que entró en esta y otras páginas editadas hace tiempo,encuentro descolocado el tipo y tamaño de la letra y como no sé a que obedece no me aventuro a modificarle por si empeora el texto. ¡Lo siento!