Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

29 de junio de 2009

Torre de Hércules. Faro milenario y universal






El pasado sábado, 27 de junio, la Torre de Hércules, fue declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

¡Felicidades al mundo!





* Unos pocos datos:


Las páginas de los diarios y revistas, vienen publicando desde hace tiempo, y sobre todo estos días, mucha información sobre la Torre de Hércules por lo que voy tan solo a poner unos cuantos datos por si llega este post a algún lugar o persona, alejados de esta orilla, donde quieran saber un poquito.

"La Torre", como le llamamos aquí cariñosamente, sin más apelativos, fue construida en la Gallaecia romana, en la segunda mitad del siglo I, por lo que tiene más de 2000 años cumpliditos, los cuales lleva muy bien, puesto que no ha dejado nunca de funcionar y es el único faro de esa época que esta activo todavía. La construcción romana esta firmada (existe una lápida en sus cimientos que dan fe de ello) por el arquitecto luso ( de Coimbra) Caio Servio Lupo. Posteriormente, y debido al deterioro producido por el paso del tiempo y a necesidades de modernización científica, en los años que Galicia, y sobre todo Coruña, significaba un puerto estratégico para las Cortes españolas, en época de Carlos III, se llevó a cabo una excelente restauración encomendada a Eustaquio Giannini, que optó, por cubrir, en estilo neoclásico, la primitiva torre romana. Hoy la Torre de Hércules, luce esplendida su bien conservada figura, como una elegante dama que nunca envejeciese.

Las medidas de esta recién estrenada "Miss Mundo" de los Faros, que se localiza a 43º 23´N-8º 24´W, son 59 metros de altura (119 sobre el nivel del mar), con una luz de alcance de 24 millas marinas, y sus destellos son Grupo de 4 cada 20 segundos. Sus guiños han encandilado a muchos marinos como si de una sirena se tratase. Y cuando las ciudades no tenían rascacielos y las casas no sobrepasaban su altura, la luz de la Torre, como una madre vigilante, entraba silenciosa en los dormitorios de los habitantes de la comarca, para velar los sueño de sus moradores.

El nombre de Torre de Hércules se lo puso Alfonso X, en base a la leyenda, recogida en las crónicas locales que fueron dadas por validas, sobre la pelea existente entre Gerión y Hércules, de la que salió victorioso este último, celebrando la victoria con la construcción de una torre altísima, bajo cuya base enterró la cabeza de Gerión.


*Patrimonio de la Humanidad

Las conquistas no son cosa de un día, ni de un año, son cosas de mucho tiempo, de muchas iniciativas y del esfuerzo de muchas personas. En este caso la primera propuesta fue, en la década de los años noventa y en la Real Academia Gallega de Bellas Artes Ntra. Sra. del Rosario, de los académicos José Ramón Soraluce y Felipe Senén.

Luego la idea decayó hasta que la retomó el doctor, José Luis Vázquez Iglesias, poniendo en marcha para ello el Instituto de Estudios Torre de Hércules, que no cesó desde entonces de motivar, alentar, instruir, investigar, publicar, etc. En 2006 figura en la lista indicativa que España presenta para patrimonio mundial.En el 2007 el Consejo del Patrimonio Histórico español la selecciona como candidata española.En el 2008 es inspeccionada por la UNESCO, como candidata, y hace un par de días, ¡por fin! es declarada la Torre de Hércules como Patrimonio de la Humanidad.


*Mi opinión

Hay muchos sitios en el mundo dignos de ser declarados Patrimonio de la Humanidad. La Torre es uno más, lo que me alegra es tenerla tan cerca, ser tan querida para los coruñeses y que se trate de un Faro, esencial para el alma de tantos gallegos que surcan y han surcado los mares, algunos en viajes de ida y vuelta, otros solo de ida.

Cuando se dio la noticia el sábado por la tarde de la declaración, yo la escuché en la radio y el locutor que narraba el evento desde la Plaza de María Pita, delante de la casa consistorial, se emocionó porque vio a un hombre llorar, era un emigrante gallego, retornado desde Buenos Aires... ¿Que podía sentir? ¿Que nos puede decir un monumento, una torre, un faro que es reconocido en el mundo entero como un símbolo?... Nuestro entorno, material e inmaterial, es cultura, es la base donde se desarrollan nuestros sentimientos, donde soñamos, donde recordamos, donde amamos, donde vivimos...

Y lo mismo que las ciudades y los monumentos se hermanan, la Torre de Hércules se ha hermanado con el Faro del Morro (La Habana) y con la Estatua de la Libertad (New York), así los corazones de los hombres y las mujeres, de diferentes culturas es de desear que se hermanen como un único pueblo: La Humanidad.

Desde aquí, a orillas del Atlántico, os invito a visitar la Torre de nuestra ciudad de Coruña. Os la mostraré con mucho gusto.



*La Visita.

Ayer a las 14, 30, antes de comer, aunque parecía que quería llover, me fui a visitar a "La Torre", a felicitarla, a fotografiarme junto a ella...
Esta fue mi visita.














Aparqué el coche en una calle nueva para mi y me encontré una perspectiva distinta de La Torre.










Caronte (1988. Ramón Conde)


Breogán (1994. Xosé Cid)





Un voluntarioso que pasaba a mi lado se brindó a hacerme una foto. Será un recuerdo.


A ratos lucia el sol.


Me dediqué a merodear la Torre porque renuncié a subir los doscientos cuarenta y dos peldaños de su escalera interior (¡hace años que no hago estas proezas!).












Algunos suben sobre "dos ruedas".

De frente, el Mirador del Monte San Pedro.





La rosa de los vientos, al pie de la Torre









Contemplando el paisaje.





Un pequeño velero pasa junto a "La caracola" (1994. Obra de Moncho Amigo)



Regreso al coche. Allí queda La Torre, mostrando su belleza, y Breogán, rey celta gallego, custodiándola como un fiel guardián.



Dejo un vídeo con las fotos de esta página y el resto de las que hice ese día, cuando aún no hacia 24 horas que había sido declarada la Torre de Hércules Patrimonio de la Humanidad.

La música de fondo es una "Foliada da Coruña", música festiva gallega. La próxima vez me gustaría visitar la Torre en vuestra compañía. Mientras, os dejo esta muestra.


Vídeo. (Nunca consigo que la música se oiga bien, Va como a "saltos". Disculpad)





Anexo (6 de julio)

El pasado sábado, día 3, hubo fiesta nocturna con fuegos artificiales, en los aledaños de La Torre, para celebrar su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad. Mi amigo Miguel Ángel, que vive frente a La Torr, nos invitó a Lupe, José y a mi, a tomar unos vinos en su casa y luego salir a participar del ambiente festivo del entorno. Miguel Angel, que está siempre inspirado, nos prodigó sus últimos poemas. Acababa de hacerle uno a La Torre y se lo pedí para ponerlo de broche a esta página.


Torre -I-


Ojo de cíclope insomne,
hecho de piedras, mitos y leyendas,
antorcha viva de lo antiguo
hoy vestida de emblema,
con la vista a lo lejos y el abrazo
prendido de despedidas
y en tu mirar a lo alto,
¿que ves o que miras?:
el mar
que quiere abrazarse a tu cintura
y te cubre casi por entero
y te resistes, quieres la tierra
y al hombre,
al que guías para que llegue a ti,
para que acueste sus sueños
y se enamore de tu amante como tú.



Rompes mis amaneceres con embrujos,
inundas de ilusiones las despedidas del día,
eres presente y vida,
amigo, vela encendida.
¿Quien yace bajo tus piedras?.
Quien te ve ya no te olvida.

(Poema de Miguel Angel Cabezas)






25 de junio de 2009

Coruña: ¡ Arde Riazor ! ¡Arde el Orzán!...


En la "Noite Meiga de San Xoán".


La vispera de San Juan, "Noite de San Xoán", Galicia se llena de hogueras , de norte a sur y de este a oeste. Es la noche meiga, la noche mágica, la noche en que se destruye lo viejo y ahuyentan los malos espíritus, mediante el rito del fuego de las hogueras ("cacharelas") que arden durante la noche, para luego dar vida a lo nuevo, mediante el rito purificador del agua, lavándose al nacer el día con agua en la previamente se han depositado durante toda la noche flores e hierbas silvestres.

La "Noite de San Xoán", es una fiesta ancestral, que ha estado siempre presente en la vida de mis antepasados y en la mía propia, y que procedente del medio rural ha conquistado también las ciudades. En los últimos años, la celebración de esta fiesta ha alcanzado gran popularidad en la Ciudad de Coruña, y es por eso que esa noche puede decirse que arden las playas urbanas de Riazor y del Orzán, que arde el ambiente de calles y plazas, de bares, clubes y sociedades recreativas, con el entusiasmo de jóvenes y menos jóvenes, que a la lumbre de las hogueras y al calor y humo de los asadores de sardinas, comparten humor y alegría, a la vez que degustan el exquisito y rústico manjar del pescado, "cachelos" (patatas cocidas con piel) pan de borona, pimientos de Padrón... ¡Y lo que se quiera añadir!

Pero lo mejor, ya lo dice el refrán .

"Por San Xoán, a sardiña pringa o pan". Es decir que las sardinas por estas fechas están en su mejor momentos y no hay más que disfrutarlas, comiéndolas apoyadas en un buen trozo de pan, dejando que éste se impregne de la propia grasa que posee, cuando está en sazón, este delicado pescado, azul y plata como la mar.

A las 2 de la tarde, del día 23 me fui hasta Riazor para ver la falla de este año, dedicada a la Torre de Hércules que opta a ser designada por la UNESCO Patrimonio de la humanidad. La playa estaba completamente sin bañistas, limpia y aseada para la fiestas. El cielo estaba gris con algo de niebla e incluso parecía que iba a llover...¡Seria una lástima que esto sucediese! Por suerte no fue así y a la tarde se abrieron unos claros que permitieron a los jóvenes ponerse en movimiento, y nunca mejor dicho, para trasladar el material con que hacer las hogueras, en un continuo y curioso desfile en el que siempre destacan las habilidades de los más ingeniosos para llevar la máxima cantidad de madera con el mínimo esfuerzo. Al mismo tiempo los asadores de sardinas se ponen en marcha y no hay más que salir a la calle para que un tentador aroma te guíe los pasos hasta el suculento manjar.

Como no quiero repetirme os voy a dejar aquí un enlace a mi post del año pasado para que veáis mejores fotos y lo que verdaderamente es la víspera de San Xoán en Coruña.


Son las dos de la tarde del día 23 en Riazor.
Falla 2009, dedicada a la Torre de Hércules.
El mar y el cielo tienen color gris. Todo está en calma.
Los vigilantes de la playa descansan tranquilos.
A las once y media de la noche el panorama ya no era el mismo. Hogueras en la arena, olor a humo, pavesas y cenizas en el aire... Unos participando del fuego y otros, como yo, contemplando el espectáculo desde la balaustrada del paseo.

Algunos se "reservan" para quemar su hoguera un poco más tarde que las de alrededor, para mantener así, durante más tiempo, luz y calor en el arenal.







Zona de Riazor









Zona del Orzán, playa de los surfistas, generalmente la más concurrida.







Zona de Riazor, mirando hacia el monumento del Milenium.









A medianoche,  los fuegos artificiales. Este año, acordes con la crisis, fueron muy discretos, faltando el colorido, el esplendor y la cantidad de otros años.

A continuación de los fuegos, regresé a casa, impregnada de olor o humo y a sardinas, pero contenta. Lo que sentí fue haberme olvidado de comprar un ramito de hierbas y así participar también del rito del agua. ¡Otra vez será! ¡Eso espero!

Lo que no he querido ver es como habrá quedado la playa a la mañana siguiente, después de conocer, a través de los medios, como quedó el año pasado. 

Tiene el Ayuntamiento que discurrir como organizar el evento para que los jóvenes compatibilicen la fiesta y la diversión con el cuidado del entorno y su limpieza. Se van dando pasos pero aún no se han dado los suficientes.