Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

3 de abril de 2015

Nao Victoria. La primera que dió la vuelta al mundo.




















Nao Victoria. Detalle de un mapa y réplica de la nave.







*-La  Nao Victoria circunnavega los océanos de la tierra (1519-1522)


Repasemos unos cuantos datos en recuerdo de esta hazaña. Era el siglo XVI, continuaba la época de los descubrimientos del Nuevo Continente y la obsesión por hacerse con las rutas y monopolio de las preciadas especias, tan cotizadas por los europeos: pimienta, canela, nuez moscada, clavo... En Europa, los navegantes italianos y  portugueses habían ya descubierto las islas Molucas por la ruta del Este, monopolizando el comercio de las especias. España y Portugal, como consecuencia del litigio en las conquistas del Nuevo Mundo, habían acordado, mediante el Tratado de Tordesillas (1494), dividir el mundo en dos hemisferios a partir de un meridiano imaginario a 370 leguas de Cabo Verde, en relación a sus exploraciones marinas y conquistas de nuevas tierras; las rutas marítimas hacia el Este se asignaron a Portugal y la del Oeste a España, dicho de una manera muy simplista. 

El portugués y experimentado navegante, Fernaõ de Magalhães, para nosotros Fernando de Magallanes, (1480-1521),  no logrando  interesar al entonces Rey Manuel I de Portugal en su idea de llegar a Las Molucas por la ruta occidental del Atlántico,  consiguió no obstante su propósito con el favor del Rey Carlos I de España. 

Bajo el patrocinio de la corona española, se preparó la que fue llamada "Armada de la Especiería" y "Flota de las Malucas", formada por cinco naves: Trinidad, Concepción, Victoria, Santiago y San Antonio y una dotación de alrededor de 250 tripulantes. Magallanes fue nombrado por Carlos I, adelantado y  capitán general de la citada Armada, siendo la Trinidad la nave capitana de la expedición. En esta Armada se enroló como contramaestre de la nave Concepción, el avezado marino vasco, de Guetaria, Juan Sebastián Elcano.



MAGALLANES       
                                                                                              ELCANO    


El 10de agosto de 1519 la flota zarpó de Sevilla, por el Guadalquivir hacia el puerto atlántico de Sanlúcar para avituallar las naves para un periodo de dos años, con sardinas, arenques, galletas, higos, e incluso 6 vacas  para poder disponer de leche fresca, pero, me pregunto ¿con qué alimentaron  las vacas? Una vez aprovisionados, zarparon de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre, iniciándose la valiente e histórica circunnavegación a través de los océanos.



Después de hacer escala en las Islas Canarias, bordearon la costa africana hasta la altura de Cabo Verde  y luego con rumbo suroeste se dirigieron a las costas americanas hasta tocar Brasil después de más de tres meses de navegación y, desde allí, seguir rumbo sur a la búsqueda de un paso marítimo para atravesar el continente hasta encontrar el  llamado Mar del Sur, como denominaban entonces al Pacifico. Creyendo haber encontrado este canal o estrecho se adentraron  por el estuario del río de la Plata casi trescientos kilómetros, hasta darse cuenta del error y retroceder para seguir bajando la costa hacia la Patagonia. Llegado el invierno y las inclemencias del tiempo se detuvieron en una bahía que llamaron San Julián, pasando varias meses allí en los que sufrieron diversas calamidades, amotinamiento de los mandos que sugerían regresar a España y pérdida de la nave Santiago que se estrelló contra las rocas de la costa Argentina, debido a un temporal.

La firmeza y tesón de Magallanes hizo que reanudaran el viaje y entre mediados de octubre y de noviembre de 1520, descubrieran un paso hacia el Mar del Sur (el Pacífico), un estrecho que entonces ellos denominaron de Todos los Santos, y que hoy conocemos como  Estrecho de Magallanes. Navegaron durante tres meses por el Estrecho con muchas dificultades, muriendo varios hombres por el escorbuto. El hambre y la falta de víveres hicieron que la nao San Antonio abandonara la flota para regresar a España.

El 24 de enero de 1521 la expedición de Magallanes llegó a la isla de Guam (Marianas) y en marzo desembarcaron en Cebú (Filipinas), donde se abastecieron y descansaron. El 27 de abril, en la isla filipina de Mactan,  Magallanes encontró la muerte, en la batalla contra los indígenas rebeldes, al mando de su caudillo el cacique Lapu-Lapu. Quedaron entonces solamente 114 hombres y tres naves. Para colmo, seguidamente,  la nave Concepción tuvo que ser hundida a consecuencia de la corrosión del casco provocada por la adhesión de una plaga de moluscos. Se repartió la tripulación e dos naves, la Trinidad, al mando de Gonzalo Gómez de Espinosa y la nao Victoria, al mando de Juan Sebastián Elcano. Las dos naves siguieron a la búsqueda de su objetivo, llegando a las Molucas a finales de 1521 (dos años después de zarpar de España). En la isla de Tidore hicieron un importante cargamento de especias. El 21 de diciembre se divide la expedición, la nave Trinidad, con importantes averías, debe quedar en las Molucas para ser reparada y salir más tarde, pero cuando esto sucede es descubierta y apresada por los portugueses.

Juan Sebastián Elcano, al mando de la nao Victoria y con 66 hombres a su cargo, toma una audaz decisión: dar la vuelta al mundo y regresar a España por la ruta oriental del Indico, esquivando a los portugueses y sin tener en cuenta el Tratado de Tordesillas. Después de muchas peripecias, el 19 de mayo de 1522 la nao Victoria dobla el Cabo de Buena Esperanza para navegar frente a las costas occidentales de África, hacia la patria.

Después de pasar mucha hambre, desventuras y morir la mayoría de la tripulación, de haber navegado alrededor del mundo 14.000 leguas, la Nao Victoria llega a la bahía de Sanlúcar de Barrameda, el 6 de septiembre de  1522 (las autoridades les reciben el día 8) con sólo 18 hombres, exhaustos y con deficit de salud. Sus objetivos se habían cumplido con creces, portaban un cargamento de 381 sacos (524 quintales) de especias por valor de 346.220.000 maravedís, sobrepasando con mucho el valor del coste económico  de la expedición que fue de casi 9.000.000 de maravedís.

El coste económico nada tiene que ver con el real: tres años para la tripulación de ausencia lejos de sus hogares y de las familias, hambre, enfermedad y muerte para la casi totalidad.  Naves hundidas y capturadas, apresamientos de las tripulaciones y años de cautiverio para la tripulación de la Trinidad. Pero los valientes navegantes de la expedición aportaron al mundo los descubrimientos hechos en sus rutas para los avances de las ciencias del mar y de la tierra. 


*-Una réplica de la Nao Victoria, recala en la ciudad de Coruña. 






Los días 27, 28 y 29 del pasado mes de marzo, recaló en el puerto de Coruña la réplica de la Nao Victoria. El pasado domingo día 29, me fui a visitarla, aunque no acerté con el horario pues eran las seis de la tarde y había bajamar, quedando la nave sin perspectiva ya que estaba mucho más baja que el nivel de los muelles peatonales, teniendo que ir por los pantalanes donde atracan los yates para poder acceder a visitarla. Imposible hacer una foto completa de la nave, además los muelles que bordean la Dársena de La Marina están en obras y no se puede transitar por ellos. El sol que había lucido por la mañana "brillaba" por su ausencia y el cielo mostraba el color de la melancolía, con sutiles tonalidades grises.
Por los pantalanes del Real Club Naútico hacia el atraque de la Nao Victoria

Una foto fragmentada de la nave, desde un pantalán sin  perspectiva completa.
















Una foto antes de subir a bordo, sujetándome por temor de dar un paso atrás e irme al agua. 



 Palo mayor

Una nave sin las velas desplegadas es como un árbol sin hojas en los días de invierno, pero, en su desnudez, muestra la esencia de su arboladura compuesta por mástiles y vergas, y la "telaraña" de las jarcias fijas que  ayudan a la estabilidad.

Camarote del capitán 

La réplica de la Nao Victoria que estuvo en Coruña la pasada semana, obedece a las iniciativas y desarrollo de  proyectos "Guadalquivir Río de Historia", impulsados por la Fundación Nao Victoria, ubicada en Sevilla y formada por instituciones públicas y privadas, además del apoyo de la Junta de Andalucía. Pertenece también a esta Fundación, el Galeón denominado "Andalucía" construido para la conmemoración de la Expo 92 de Sevilla,  y que luego conocimos en 2012 como Galeón "La Pepa" para conmemorar el bicentenario de la Constitución de Cádiz, 1812  y al que también dediqué una página y un vídeo en este blog (enlace). La Nao Victoria, como corresponde a su época y tipo de nave es mucho menor que el Galeón. La Nao Victoria mide tan solo 25,90 m. de eslora, 6,72 de manga, con un calado de 3,20 m. y un desplazamiento de 164 toneladas. Sus palos miden, el mayor 22,77 m., el trinquete 18,25, el mesana 12,65 y el bauprés 12. La tripulación la componen 20 personas.

La Nao Victoria llegó a Coruña, desde el puerto de Baiona (bahía de Vigo), procedente de una gira por EE.UU. y desde aquí partió el lunes, rumbo a diversos países de Europa. La Fundación Nao Victoria cumple así, además de "la recreación y explotación de barcos históricos", los objetivos, entre otros,  "de gestión de proyectos para su conservación a flote y exposición al público, dando a conocer la labor de los marinos descubridores españoles".

*  *  *
Vídeo: 
La Nao VIctoria, navega a la Exposición Internacional de Aichi (Japón) en 2005, al mando del experto José Luis de Ugarte. Interesante sobre la navegación y datos de la expedición  de Magallanes




Enlaces de interés: El primero sobre la aventra de la expedición. El segundo, curiosidades  sobre la tripulación, abituallamiento, equipos y costes de la expedición.






22 comentarios:

Genín dijo...

Aquí cerca, en la Rabida, están fondeadas unas replicas a tamaño natural, real, de las naves de Colón y se asombra uno que cubrieran esas distancias en esos frágiles cascarones, la determinación de aquella gente era admirable y así hicieron historia...
Besos y salud

manolo dijo...

Con ese tamaño de letra y tan apretaditas, hasta que no me opere (2ª quincena de Junio) no puedo leerte.

Las Fotos, muy Buenas.
Estas si las he podido ver.

manolo

Meme dijo...

Amiga Chela, tus post tan magníficos hacen que parece que he visitado contigo esta Nao Victoria.

Gracias y abrazos

CHARO dijo...

Una estupenda lección de historia. Tus entradas son siempre muy interesantes y aprendemos mucho de ellas.Besicos

Chela dijo...

¡Hola Genín! ¡Mucho madrugas!
Verdaderamente es asombroso que esas naves hicieran semejantes hazañas. Uno de los enlaces que puse, el segundo, es muy curioso, pues detalla todo el cargamento que llevaban, desde los alimentos hasta pólvora, armas, e incluso "baratijas" para obsequios. ¡No me imagino como metían todo eso en el barco, vaca lechera incluida! Aunque los pobres terminaron incluso comiendo el cuero que sujetaba las jarcias en momentos críticos de hambre.
Un abrazo.

Manolo:
No sé que me pasa en el blog, que aunque tengo configurada la página con una letra asequible, luego hace lo que le da la gana, incluso hay páginas, que yo las veo normal cuando las escribo y luego al publicar aparecen con distintos tamaños incluso por párrafos. Siento que no hayas podido leerlo, pero si puedes pasar el vídeo que dice lo mismo, mejor, y además ves la nao navegar.
Un abrazo y que pases un buen fin de semana.

trimbolera dijo...

Un trabajo inmenso el que has hecho. Aquellos hombres fueron verdaderos héroes, los que sobrevivieron a tanto sufrimiento, entonces, no sé si comprendieron la dimensión de sus hazañas. Gracias y besicos.

Chela dijo...

Meme:
Charo:

Gracias por vuestras visitas y comentarios.
El problema es que me extiendo demasiado...
Me ocurre, que cuando veo algo que me agrada o me intereso por un tema, luego estoy leyendo dos o tres días sobre ello, tomando notas. Aprendo y disfruto mucho investigando pero luego me cuesta ceñirme a una página porque todo me parece interesante y me cuesta simplificar. ¡En todo soy muy "barroca" y lo curioso es que admiro la sencillez!
Un abrazo para cada una.

Trimbolera:
Cierto. Cuando lees notas basadas en crónicas reales de los diarios de estos hombres parece increíble lo que sufrieron y aguantaron por conseguir sus metas. Llegaron a comer hasta las ratas. Murieron la mayoría. ¡Y tres años les llevó la aventura y desventura!
Un abrazo.

Ligia dijo...

Tú disfrutas haciendo tus investigaciones y nosotros leyéndote. Muy interesante todo lo que nos cuentas sobre la Nao Victoria, que yo desconocía. Las imágenes, también estupendas. Abrazos

manolo dijo...

Esto ya es otra cosa.
Se lee bastante bien.
GRACIAS.

Lo que veo después de Leerte, que para esos hombres, no existía el Tiempo.
Y he encontrado tu Escrito muy documentado.
Las Fotos maravillosas.
Y en cuanto a las Vacas, era una locura, el intentar mantenerlas para la leche. ¡Se las comerían enseguida!

Gracias Chela, de darme la oportunidad de poder leerte.
He disfrutado mucho al hacerlo.

manolo

Airblue dijo...

Lo tuvieron que pasar fatal, es increíble como consiguieron llegar con tan pocos medios y es increíble la entrada que has hecho, ya lo sé que disfrutas y compartes todo perfectamente documentado.
Las fotos son estupendas y tú estás estupenda.
Gracias Chela por tu visita a mi blog.
Abrazos de José y míos.

Chela dijo...

Ligia:
También yo desconocía lo que he contado, a excepción de cuatro datos, los nombres de los descubridores, el hallazgo del estrecho, el nombre de la Nao y la fecha.

Estos paseos que doy, las visitas a lugares de interés, museos, etc. me motivan para satisfacer mi curiosidad. Es una forma estupenda de aprender y entretenerme.
Un cariñoso abrazo.

Manolo:
Me alegra que hayas podido leer la página. Agradezco también tu sinceridad y que me hayas advertido los fallos del tamaño de letra. Es posible que haya más posts en las mismas condiciones y yo no me entero porque como te dije, le doy siempre a "tamaño normal" pero luego aparece "como quiere"... Es importante que alguien advierta los errores.
Gracias de nuevo y un abrazo.

Airblue:
He leído poco sobre el viaje de la Nao Victoria pero con lo que leí me quedé impresionada del tiempo que invirtieron en el descubrimiento, de que salieran cinco naves, con poco algo más de 250 hombres y retornaran solamente una nave y 18 personas, de la cantidad de cosas que tenían que llevar en esas "cáscaras de nuez" y de como se las arreglaban para acoplarse en tan poco espacio, del hambre que pasaban...En fin, que mucho debemos al tesón y empeño de aquellos que lucharon por conseguir aquello en lo que creían.
Un fuerte abrazo y saludos a José.

José dijo...

Cuando uno hace algo y pone interés en ello, bien es de agradecer. En una entrada como esta no sobra nada, se ve que esta trabajada y documentada y eso es lo bueno, porque uno descubre y aprende cosa que tú con paciencia has recopilado, expuesto y narrado para mejor disfrute de los que te leemos.
Me encanta el tema pues soy marinero en tierra, me encanta el mar aunque no puedo disfrutar de el por vivir tierra a dentro, pero te diré una cosa, en mis ratos libre me he construido una maqueta de la Santa María, con muchos detalles, menos la vaca Jajaaa.
Un abrazo.

Marcos dijo...

Magnifico reportaje nos traes. Desde luego había que tener valor para embarcarse en eso para dar la vuelta al mundo. Eran excepcionales. Como tu dices lo de las vacas es un misterio, o a los quince dias ya estaban comiendo carne. felices Pascuas, amiga.

thony caro dijo...

HOLA CHELA ¡ COMO ESTAS? SIEMPRE TE LLEVO EN MI MENTE POR AQUELLOS BREVES PERO INTENSO MINUTOS DEL ENCUENTRO Y EL HERMOSO PASEO POR LOS CANTONES.-
SIGUE ASÍ, ESCRIBIENDO HISTORIAS QUE ME ACERCAN MAS A MI QUERIDA CORUÑA.-
UN BESO ENORME.-
EN LA FOTO ESTAS MUY ELEGANTE.-

esteban lob dijo...

Como siempre, apreciada Chela,son para agradecer tus completas visiones históricas,tan bien documentadas y graficadas.

Con mucho gusto, te envío un nuevo abrazo austral.

Chela dijo...

José:
Gracias por tu comentario. Me alegra que te gustara. No sé si es por haber nacido a la orilla del mar y haber pasado mi infancia en el mismo puerto de Ferrol, ser hija y hermana de marino que todo lo que tiene que ver con la náutica me entusiasma también. Un abrazo.

Marcos:
¡Imagínate! Si comieron hasta ratas y el cuero que sujetaba las jarcias, las vacas debieron de durar bien poco pues supongo que pronto no tendrían con que alimentarlas y era mejor comerlas antes de que enflaqueciesen.
Un abrazo.

Thony Caro:
También yo recuerdo tu visita a Coruña y el rato que compartimos juntos en la cafetería y en Los Cantones. ¡Lástima que no tuvieses más tiempo! Un abrazo.

Esteban Lob:
Siempre eres bienvenido a mi blog y agradezco tus visitas y comentarios. Es estupendo este ir y venir de uno a otro continente por las vías digitales.

unjubilado dijo...

Precioso y bien documentado artículo, solamente te hubiera faltado coger el timón y cantando eso de "SALIÓ DE JAMAICA" hubieras puesto rumbo a cualquier país caribeño.
Un abrazo.

Chela dijo...

Unjubilado:
Si, mejor poner rumbo al Caribe, porque el barco de la habanera, que "salió de Jamaica, rumbo a New York", se hundió en medio del mar.
Preciosa y triste canción, que escuché un montón de veces en las reuniones familiares de mi infancia y juventud, cantada por la "coral" de mis tios y primos, ¡nostálgicos tiempos!
Un abrazo.

Rosa María dijo...

Querida Chela: Eres una gran reportera gráfica impregnada de cultura, alegría y vida. Me encanta las personas que saben respirar incluso careciendo del aire: como tú que de cualquier situación adornas con puntillas todo lo que llega a ti.
Un fuerte abrazo y a seguir dando docencia de la felicidad pautada y la regalada.
Rosa María Milleiro Domínguez

Dario Gomez dijo...

Extraordinaria entrada, bien documentada y profusamente ilustrada con tus fotos, tal y como nos tienes acostumbrados, Chela. Ya quisiera yo que vinieras a Cartagena de Indias para hacer una nota sobre nuestra réplica de la Santa María

Chela dijo...


Rosa María:
¡Como se nota en tus palabras el aprecio que nos tenemos!
La verdad es que todo me interesa, y casi todo me hace feliz. Disfruto de lo que me rodea y siempre quiero quedarme con el lado positivo y hermoso de las cosas.
Un cariñoso abrazo.

Dario Gómez:
Cartagena de Indias es uno de los sitios maravillosos que me hubiera gustado visitar y conocer bien. Todo lo que he visto en imagenes y he leido sobre sobre esa preciosa ciudad me parece muy interesante.¡Hay viajes que no hice a su debido tiempo y ahora ya no puedo realizarlos!
Un afectuoso saludo.

PEPE LASALA dijo...

Gran entrada y excelentemente documentada Chela, las fotos son espectaculares, enhorabuena. Espero que hayas tenido una buena Semana Santa. Nosotros ya estamos de vuelta en el blog contando cómo la vivimos. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala