Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

23 de febrero de 2020

¿ES YA PRIMAVERA?


P

ara mi sí. Hace varios días que la siento, que la percibo en el ambiente...



Antes de que la primavera oficial irrumpa en todo su esplendor y colorido, ya la tierra, empapada por las lluvias y nieves invernales, más unos cuantos días soleados y calurosos,  ha ido transformándose,  germinan semillas y aparecen hojas y brotes en las plantas, incluso floración como en el caso de las "mimosas" que inundan de color amarillo nuestros bosques como en las orillas del río Sil a su paso por el ,  por la zona del Ribeiro,  cuando se celebra la festividad de La Candelaria.



Mimosas amarillas, floración de acacias gallegas.


Pero también la  primavera se presiente en la ciudad, en mi calle, en mi ventana... Las orquideas que tengo en el alfeizar  me anuncian,con sus nuevas hojas verdes y sus tiernos brotes que pronto darán flores, alegrando el cuarto de estar.



















Al salir a la calle, y desde los árboles que adornan las aceras,  me llegan los trinos de unos gorriones que "coquetean"  entre si. después de meses de silencio invernal. Buscándolos entre las ramas, visualmente, descubro que  pequeñas hojas y algunos brotes, se han encargado de vestir  la pasada desnudez  del ramaje, toda vez que las anteriores hojas fueron llevadas por los vientos del otoño.




 A poca distancia de mi casa, visualizo otro mensaje primaveral. Los escaparates de la primera tienda de "Zara"(¡todo un símbolo que recuerda el esfuerzo inteligente y perseverante de un emprendedor!) anunciando la moda que viene para esta primavera: abrigos, pantalones y vestidos de color blanco  marfil,confeccionados con telas de buena "caída" y hechuras de cortes que califico de sencillez y elegancia.



Moda de primavera en la primera tienda   "Zara"  en Coruña.




























Si, la primavera está ya aquí.Lo anuncia la moda, lo manifiestan  árboles y plantas,  lo cantan los pájaros...Bienvenida primavera,  me llenas de optimismo y ganas de vivir otra primavera más, en contraposición a mi decadencia invernal.


_______________________________________________________________________

Nota: Imposible hacer las otos de los escaparates sin salir yo reflejada o los edificios y ambiente de lacalle, en los espejos de fondo.



1 de enero de 2020

Nuevo Año 2020









Un paseo al sol del mediodía contribuyó a que enfocase el inicio del Nuevo Año  con optimismo, con la alegría que emana del hecho de vivir. sin más, que no es poco.

E l próximo  día 5 a las  23,50 los Reyes me traerán en su cabalgata el regalo de un  año más para sumar a los que ya tengo cumplidos Una satisfacción, aunque estos dos últimos han venido acompañados de nuevos achaques y  agravamiento de los que ya tenia, pero lo dicho, contenta de vivir 

En la foto podéis verme con mi bastón blanco, diseñado por la ONCE para identificación y apoyo de las personas con baja visión, como la  que a mi me ocasiona una  degeneración macular avanzada.

Deseo para todas las personas que me visitais  lo mejor en este Año 2020 que acaba de estrenarse. Seamos optimistas y positivos.


Todos, niños, dultos y mayores,  establecen  expectativas ante el Nuevo Año

____________________


Anexo: 18 de enero.

Respuesta al comentario de Mara.

Desde luego que ese bastón blanco que muestro en la foto da seguridad. Las personas que conocen su significado normalmente se prestan a ayudarte amablemente cuando lo precisas.



Es curioso que siempre me hayan gustado los bastones, sin saber que iba a precisarlo. Puede que haya tenido que ver la sugestiva imagen de dos personas mayores del círculo de mis abuelos maternos que conocí en mi infancia y adolescencia. 

Una era Dña. Mercedes, elegante viuda, alta, delgada y de buena figura, que lucia un impecable peinado de ondas y moño resaltando su hermoso y abundante pelo blanco. Venia de visita a casa de mi abuela y, sentada en una butaca, parecía ina esfinge, erguida la espalda, alzada la cabeza y luciendo en su
cuello una gargantilla negra en cuyo centro se engarzaba un lujoso camafeo de oro y marfil. Realzaba su prestancia apoyando sus ensortijados dedos, largos y finos, sobre un bastón negro con puño de plata repujada que consolidaba su aspecto de mujer distinguida.

El otro personaje con bastón, cuya imagen permanece en mis recuerdos de infancia, era D. Julio, hombre mayor, soltero, rico, de buen porte. que llamaba la atención por su elegancia y original vestimenta de “gentleman”, con traje y chaleco de inmejorable pañ, color gris claro, a juego con sus cuidadas canas, y corbata ancha de seda, sujeta con un broche perlado. Calzaba siempre botines, cubiertos de paño y botonadura. Se le veía al mediodía pasear por la Calle Real o lucir sentado en la terraza del casino, sin abandonar nunca su bastón de madera de ebano con empuñadura de plata.


Ni mi imagen, ni mi bastón, ja,ja, tienen nada que ver con el de los  personajes descritos. Soy muy normalita y mi bastón blanco se parece más a un garrote, es de hierro, hueco, esmaltado en blanco y con puño negro de plástico. Pero… ¡pobre del que pudiera ser objeto de un bastonazo con él! ja,ja...

Cada vez se ven más personas con bastón porque la seguridad es ante todo.

Mirad sino la curiosa  foto siguiente, que hice hace unos años, ajena a que ahora soy yo la que cruzo, con mi bastón, ese mismo paso de peatones.








 Enlace a un post de mi blog con haikus sobre el tema de bastones y apoyos,