Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

31 de mayo de 2017

Coruña Bloggers. ¿Son solidarios los internautas?







Desde que surgió en A Coruña, el grupo Coruña Bloggers, hace ahora un año, impulsado por Manolo Rodríguez, periodista del diario  "La Opinión",y autor del blog, "Desenredando la red", se propuso  no cobrar cuota alguna a los interesados en sumarse a esta iniciativa de intercambio tecnológico y de experiencias en Internet, pero si de que para la asistencia a cada una de las sesiones  que se celebran mensualmente, cada internauta aportaría al menos un kilo de alimentos, no perecederos,  para ayudar al sostenimiento de la Cocina Económica coruñesa.
                                                 



Manolo Rodríguez, durante la Jornada, entrevistado por Teba Chacón de Radio Coruña, Cadena SER. 


En las nueve sesiones celebradas desde mayo de 2016 a abril de este año se logró reunir una tonelada de alimentos, y en la Jornada extraordinaria celebrada el pasado día 27 de este mes de mayo, celebración del primer aniversario de Coruña Bloggers, se recaudaron 700 kilos de alimentos, haciendo entrega, mediante un cheque simbólico, de dicha recaudación  al Presidente de la Cocina Económica de Coruña, D. Alberto Martí Villardefrancos, quien a pesar de su avanzada edad, tuvo la  amabilidad de acercase a la Fundación Barrié, lugar de  celebración de la Jornada, para recogerlo.



Ponentes de Coruña Bloggers, hacen entrega a D. Alberto Martí de la recaudación.






Sede de la Fundación Barrié, que brinda acogida a Coruña Bloggers



*   *   *


La Cocina Económica de A Coruña. 131 años de incansable labor.



Esta entidad goza de mucho prestigio en la ciudad herculina, por su larga y eficaz trayectoria en favor de las personas necesitadas, de algo tan básico y esencial como la alimentación diaria.

La obra fue fundada en 1886 por un grupo de personas  solidarias e interesadas en buscar soluciones a la problemática del hambre y la escasez, derivadas de situaciones de crisis. Su fundador fue  D. Antonio Lens Vieira, farmacéutico y "fervoroso republicano", según dicen las crónicas. Contó para ello también con el apoyo de D. Ramón Pérez Costales, médico y ex-ministro de la República, personaje que encontramos también en otras referencias como amigo de la familia de Pablo Picasso, durante la estancia de ésta en  A Coruña.

La fundación no fue fácil, pues como casi siempre toda obra cuenta también detractores. Algunos políticos de la época se oponían a ella porque  consideraban que la solución era ofrecer trabajo y no el alimento. Los fundadores no lo ponían en duda, lo que ocurría era que el paro y la pobreza iban en aumento y la emigración suponía entonces una solución desesperada de la que el puerto coruñés daba triste cuenta.

Precisamente el día que se inauguró la Cocina Económica, fueron invitados un grupo de emigrantes sin recursos económicos,  que poco después embarcarían  en las bodegas de un trasatlántico con destino a los países de América. Dichos emigrantes compartieron la comida con los fundadores del comedor social coruñés. 

En la larga historia de la Cocina Económica una crisis se sucede a otra, con cortos períodos de relativa bonanza entre una y otra. 

La pérdida de las colonias de Cuba y Filipinas, lleno también el puerto coruñés de soldados enfermos, sin horizontes de trabajo, y personas retornadas, mayoritariamente  en igual situación de pobreza, que llenaban cada día los comedores de la Cocina Económica. 

Incluso muchos de los que encontraban algún trabajo no ganaban lo suficiente para sostener una familia y precisaban ayuda.

Un hecho anecdótico fue la "acuñación" de monedas propias de la Cocina Económica, que adquirían personas bienhechoras para facilitarlas a personas necesitadas y  así "pagar" con ellas la comida. Una moneda de 5 céntimos daba para una taza de caldo y un trozo de pan, 10 céntimos, para un plato de bacalao con patatas o un potaje con arroz, habas, garbanzos o lentejas,  y una moneda de 15 céntimos servía para comer una ración de carne guisada.

La Guerra Civil supuso una nueva crisis de hambre y pobreza como es fácil suponer y otra vez la Cocina Económica seguía ahí con su labor filantrópica, caritativa, bienhechora e incansable , por encima de ideologías políticas o religiosas. A los pobres habituales se sumaron los alumnos y alumnas de las Cantinas Escolares del  Centro Da Guarda. Era 1937 y se servían 500 raciones al día.

Al terminar la Guerra no se acabó la pobreza y el hambre sino que aumentaron. 1941 es conocido como el año del hambre. Existía escasez, funcionaba un estricto racionamiento de los productos básicos de alimentación, y  para colmo, el estraperlo lo empeoraba todo, beneficiando solo a los que podían pagarlo. Esta situación, con altibajos, duro hasta 1950 y en ese período la Cocina Económica llegó a servir más de 5.000.000 de raciones.

Poco a poco el País se  fue recobrando, se industrializó, la clase obrera aumentó y los salarios empezaron a ser más dignos,  pero los pobres no desaparecieron nunca del todo. 

Más tarde, incluso en la conseguida democracia, se incorporaron nuevos necesitados,  producto de los desastres ocasionada en los jóvenes por las drogas y el desarraigo. 

Y en la última crisis, hace su aparición una nueva pobreza, no conocida con anterioridad, los parados de larga duración con prestaciones agotadas y una edad en la que se les cierran las puertas para encontrar nuevo trabajo, los desahuciados, los ancianos con escasos ingresos que viven en soledad y precarias viviendas, los sin techo que han aumentado su numero...

Y la Cocina Económica sigue ahí. Y subsiste porque cuenta con la solidaridad ciudadana.


La Cocina Económica ha mejorado y ampliado sus servicios de comedor,  con dispensa de raciones a familias necesitadas que acuden a recogerla, atendiendo a nuevas demandas, con servicio integral de aseo (duchas, lavandería y ropero), con espacio de estar  para relación y comunicación entre los usuarios,  y disponen también de un profesional trabajador social, con vistas  a solucionar problemas y dar orientación, más allá de la atención material  y puntual que se viene prodigando desde los orígenes de la entidad. En este sentido recomiendo leer el informe del trabajador social referido al ejercicio de 2016. (ver página web de la organización. 


La filantropía, la caridad, la solidaridad, el  voluntariado y la iniciativa privada va siempre por delante de la Administración porque aquella es más libre y espontánea.

Los internautas de Coruña Bloggers  tienen conciencia solidaria , y por eso acuden a sus reuniones con, al menos, un kilo de alimentos, y cuando  la sesión es extraordinaria, como la del día 27, con mayor cantidad.

Internautas de Coruña Bloggers, ¡ no perdamos este espíritu solidario!


________________________________________________
Fuente de datos:  Página web de la Cocina Económica.

Gracias a Pilar Muiños por la aportación  de las fotos en que aparece el Presidente de Cocina Económica recogiendo el cheque simbólico de los kilos de alimentos recaudados en la Jornada del día 27 de mayo.


Enlaces de interés:

Sobre el contenido completo de la celebración d de la Jornada, primer año de Coruña Bloggers, me remito al interesante artículo de Carmen Grimaldi.






11 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Como respuesta a la pregunta habría que decir que la ciudadanía es más solidaria que las instituciones y las empresas, y que lo es cuanto más baja sea la situación social de esas personas.

Tanto la caridad y filantropía, se da en sociedades donde la distribución de bienes no llega a todos dejando bolsas de marginalidad, es un modo de liberar conciencias y lo que es peor, algunos lo aprovechan para reducir impuestos son los mal llamados filántropos.

Saludos

Chela dijo...

Emilio Manuel:

Tienes razón en cuanto a la prevalencia de la solidaridad de la ciudadanía sobre las actuaciones de la Administración. La iniciativa social va siempre por delante.
Toda mi experiencia profesional en el campo de los servicios sociales y de la Administración Local, además de mis actuaciones como voluntaria desde la juventud, me han permitido verificarlo.

Tengo un libro publicado sobre la labor de la iniciativa social y su coordinación con la Administración, basada en mis experiencias de trabajo en la ayuda a un grupo de desplazados de la Ex. Yugoslavia. El Libro resalta principalmente la labor positiva y espontánea de la sociedad sin la cual cualquier proyecto de corte humanitario es inviable.

Los problemas surgen en la sociedad, en nuestro entorno, y son los más próximos, familia, amigos, vecinos, compañeros y ajenos enterados y sensibilizados, los primeros en ofrecer ayuda, y constituirse en grupo organizado para una respuesta más eficaz cuando se precisa. Luego, cuando los temas desbordan, se precisa el respaldo de la Administración, el compromiso político para legislar, regular y dotar de presupuestos la acción necesaria para el bienestar social del grupo afectado.

Pero te aseguro que aun con el mejor programa político, siempre quedan lagunas y flecos que la Administración no alcanza y que solamente la solidaridad y generosidad humana es capaz de resolver con inmediatez.

En cuanto al último párrafo de tu comentario, cierto que la caridad y filantropía no precisarían existir en un régimen político y económico que garantizase la justicia social y cobertura de las necesidades básicas en unos mínimos aceptables para todos los ciudadanos, pero eso no sucede. Entonces dejemos, y no critiquemos, a los ciudadanos que traten de ayudar a sus semejantes, cada con sus motivaciones, unas más nobles que otras, aunque las que yo conozco son mayoritariamente solidarias y desinteresadas. El que tiene hambre, o tiene problemas de subsistencia, o se pregunta cual es la motivación interna de quien le ayuda, solo agradece que se le tienda una mano, y si es con una sonrisa, mejor.

Un fuerte abrazo y gracias por visitar mi blog y comentar. Me gusta el dialogar.

PMM dijo...

No hacía falta que me mencionaras. Soy tu reportera gráfica con mucho gusto!!! Bicos Chela!

Carmen G. dijo...


Súper interesante tu post. No conocía la historia de La Cocina económica. Sabía lo de los comedores de la escuela da Garda solamente.
Un abrazo Chela.

Genín dijo...

Una magnífica entrada, como ya nos tienes acostumbrados, en este caso yo he sabido por ti esa magnifica y altruista labor que tan bien describes y que desconocía totalmente.
Muchas gracias.
Besos y salud

Marta G Quijada dijo...

Una gran lección de historia de la Cocina Económica que muchos desconocíamos.Gran post!

CHARO dijo...

Me ha emocionado mucho esta entrada al comprobar ese espíritu solidario de las personas que hacen posible que la cocina económica siga ejerciendo su labor de dar de comer a los necesitados.Estupenda iniciativa la de vuestro grupo Blogger que ante tanto materialismo cómo nos rodea y tanta violencia estos hechos generosos y solidarios hacen que creamos en la humanidad y que hay muchas personas buenas que hacen que este mundo sea mejor.En Logroño la llevan Las Hijas de La Caridad pero tienen muchos voluntarios y fue fundada en 1894.Besicos

Marcos dijo...

La solidaridad de las instituciones es muy notable en las campañas pre-electorales. La individual, la de las personas es la que prevalece. Una iniciativa fantástica. En un pueblo de la comunidad prestaron una sala de cine para hacer proyecciones infantiles de fin de semana. El precio de la entrada: un kilo de comida. Fue un éxito.

Chela dijo...

PMM:
Eres buen soporte para todos,y amable, acorde con tu profesión. Gracias de nuevo. Bicos también para ti.

Carmen G:
Yo tampoco conocía el inicio de su historia, tan solo su funcionamiento contemporáneo de cuando ejercí en servicio sociales. El hecho de que me pidieran estar en la entrega del "cheque" me motivó para documentarme en su página web para estar en la onda y ahora estoy enganchada al tema, pienso pasarme por la institución pues hay cosas que quiero tratar con ellos. Un abrazo.

Genín:
También yo supe ahora mucho más de la trayectoria de esta entidad, sobre todo de la época de sus comienzos, y me hizo pensar que, por desgracia, las crisis se repiten pero que hay también una constante de solidaridad social en todas ellas.
Un abrazo.

Marta G. Quijada:
La lección de historia se desprende fácilmente de la lectura de las memorias e información contenida en la página web de la entidad. Te recomiendo la memoria del ejercicio de 2016, hecha por el trabajador social. Un beso.




Ligia dijo...

Muy interesante todo lo que nos cuentas de esta entidad y su labor. Hay mucha gente altruista, gracias a las cuales se solucionan a veces muchos problemas que la Administración no termina de arreglar. Abrazos

Anónimo dijo...

Parabéns pola entrevista de hoxe na Voz, compañeira!
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/2017/06/11/blog-terapia-neuronas/0003_201706H11C12991.htm
Nós tamén nos lembramos moito de ti.
Un bico grande.
Dores
P.D. Agardando polo post "Chela"