Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

23 de abril de 2015

Los libros como arte y piezas de museo.


Museo del Libro "Fadrique de Basilea". Burgos.

Un museo singular. ¿Un "showroom"? ¿Un centro de interpretación?...         







Libros del Museo de la Catedral de Burgos.


Regla de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Creaçón (XV)




Libro de la Real Cofradía de los Caballeros del Santísimo y de Santiago (XIV-XVII)








Cuando dediqué en este blog una página a la Ciudad del Cid, sobre mi visita en enero de 2013, en el apartado de comentarios, respondiendo a un amigo bloguero que me decía que no "había dejado nada por ver en Burgos", contesté que sí me había dejado varias cosas importantes, sobre todo porque el tiempo es limitado y también en ocasiones el disponible no coincide con los horarios de apertura al publico de lo que deseamos visitar. 

Además, de regreso del viaje, al repasar las fotos hechas y buscando información sobre uno de los preciosos libros que había visto en una vitrina en la Catedral, de los que no tenía información, llegué a una pista importante, se trataba de un libro del impresor alemán Fadrique de Basilea, afincado en Burgos durante el siglo XV, al que se le atribuyen entre otras, la impresión de la primera edición de La Celestina y de la Gramática de Nebrija... Indagando sobre este impresor di con la referencia del Museo del Libro que lleva su nombre, inaugurado en julio de 2010 en Burgos, y que no había visitado cuando estuve en  la Ciudad. Así que también este Museo pasó a incrementar el número de mis cosas pendientes para un nuevo viaje.


Otra vez en Burgos!  Visita al Museo del Libro "Fadrique de Basilea"



Cinco meses después, en mayo de 2013, volví a Burgos, de regreso a Galicia y después de unos días en el País Vasco. El poco tiempo que tuve libre lo dedique a ver cosas pendientes, entre ellas el Museo del Libro, situado en el centro de la Ciudad, a pocos pasos de la Plaza Mayor, en la Travesía del Mercado, 3, El Hornillo. 

Se trata de un antiguo edificio de cuatro plantas de viviendas, convertido en un singular museo privado, a caballo entre lo que podría denominarse bien "showroom" o bien centro de interpretación. Tiene en común con los "showrooms" el servir de espacio-escaparate para la exhibición y promoción de los productos y novedades de la empresa de la que depende, en este caso la Editorial " Siloé, arte y bibliofilia", que, como su nombre indica y desde su fundación en 1997, se dedica a la producción de arte y alta bibliografía, que goza de gran prestigio y que ha sido reiteradamente galardonada con numerosos Premios Nacionales del Ministerio de Cultura y por otras entidades nacionales de prestigio, en reconocimiento a la alta y cuidada calidad de sus ediciones facsímiles. A los centros de interpretación se asemeja en la participación, mediante su original faceta museística, en la divulgación pedagógica de la cultura sobre los orígenes de la escritura y del libro, de una manera asequible y sencilla, apta para todos los públicos,  organizando visitas guiadas, eventos y actividades didácticas que permiten disponer de información y  aprendizaje a la vez que motivan para ampliar  conocimientos. 


¿Qué es un museo?


Cuando visité el Museo del Libro Fadrique de Basilea, del que no tenia referencias más que casuales a través de Internet, en mi rastreo sobre los códices vistos en la Catedral de Burgos  (de los que no tuve información alguna "in situ"), he de confesar que me dejó un poco perpleja por su ubicación y aspecto. Esperaba un museo al uso, tradicional, imponente, lleno de libros originales, etc. etc. pero aquello era distinto. Estaba allí y me dispuse a visitarlo pese a mi desilusión inicial.

En la entrada se encontraba el director y me atendió. No era ni día ni hora de visitas (no recuerdo el motivo). Después de charlar un rato con él, de comentarle que estaba en tránsito, de mi amor por los libros y de admiración que despertaron en mí los códices vistos en la Catedral, amablemente me  ofreció poder visitar el Museo. Lo hice sola, siguiendo sus instrucciones sobre el orden  más convenientes sobre lo expuesto en cada planta del edificio. Los paneles explicativos, son claros y sencillos. Los piezas que se muestran, son casi en su totalidad, reproducciones y facsímiles, pero merece la pena si de la visita se quiere hacer un sencillo y ágil repaso (para quien lo sabe) y un interesante y curioso aprendizaje (para quien desconoce o tiene lagunas en el tema) sobre la historia y evolución del libro, con los diferentes alfabetos, soportes, útiles y tipos de escritura, desde la tablas de arcilla empleadas por los sumerios en Mesopotamia, hasta el libro digital de nuestros días. Comienzan con la escritura cuneiforme, sigue el uso del papiro en la cultura del Antiguo Egipto con sus jeroglíficos y las grafías hierática y demótica, la irrupción del importante alfabeto griego, que desligándose de sus raíces fenicias, constituye la  base del alfabeto latino-romano, base de nuestra cultura occidental y el más utilizado en la actualidad...



¿Qué es un museo o qué tiene que aportarnos su visita? Me pregunto y me respondo de propia cosecha.

Un museo es un "contenedor"  de historia, que mediante objetos o documentos, refererenciados, reflejo de una realidad pasada (incluso presente en algunas materias) sobre muy diversos temas, tanto artísticos como etnográficos, científicos, tecnológicos, etc. etc.,  nos permite conocer las experiencias vividas por la humanidad a lo largo de los años, y su evolución. Todas las obras contenidas en los museos no son siempre originales (estas tienen más capacidad de emocionar) sino que contienen también replicas lo más exactas posibles para transmitir la información deseada. Es por lo tanto el objetivo de mostrar, informar, enseñar, motivar y generar compromiso, lo que define a un museo, a mi modo de ver. 

En este sentido el Museo del Libro Fadrique de Basilea, cumple las expectativas formadoras y motivadoras de un museo.

La visita al Museo del Libro me motivó lo suficiente para que después me dedicara durante varios días a leer e informarme sobre la evolución del libro y la escritura, temas que siempre me gustaron. Repase cosas que sabía y aprendí otras totalmente desconocidas  para mi. 

Pude ver en la tercera planta, expuestos los facsímiles de los libros que tanto me habían maravillado de la Catedral de Burgos y que fueron premiados:

*El Libro de los Caballeros de la Cofradía del Santísimo y  Santiago. "El armorial ecuestre más antiguo de Europa y gran joya de la heráldica mundial". 

















* Premio Nacional del Ministerio de Cultura 2001 al Libro Mejor Editado en el año 2000. Modalidad: Libros Facsímiles.
* Premio Nacional 2002 a la Mejor Publicación de Genealogía y Heráldica. Federación Española de Genealogía y Heráldica y Ciencias Históricas.

*El códice "La Regla de Ntra. Sra. de la Creaçón". "El códice más importante de la Catedral de Burgos".


* Premio Nacional del Ministerio de Cultura 2002 al Libro Mejor Editado en el año 2001. Modalidad: Libros Facsímiles.


Pude ver también  otros estupendos facsímiles, igualmente premiados.

*"El Bestiario de D. Juan de Austria".



*Premio Premio Fray Luis de León 1999 a la Mejor Labor Editorial. Ediciones Especiales y Facsímiles.



*"Atlas de Pedro Texeira"


* Premio Nacional del Ministerio de Cultura 2005 al Libro Mejor Editado en el año 2004. Modalidad: Libros Facsímiles.
* Premio Fray Luis de León 2005 a la Mejor Labor Editorial. Ediciones Especiales y Facsímiles.

"Considerado unánimemente como el proyecto cartográfico español más importante del siglo XVII.
Original de 1634 conservado en la Biblioteca Nacional de Austria. Encargado por Felipe IV al cosmógrafo portugués Pedro Texeira".

Un descubrimiento particular fue encontrar unas hojas facsímil de esta maravilla:



*La Biblia Románica de Burgos".
De esta visita al Museo tomé foto de la página expuesta (incluyo un fragmento)  y luego recordé que esa imagen ya la había visto antes en un mural, ¿donde? Busqué en mis archivos fotográficos y en Internet... ¡Lo encontré!
El mural lo vi en la  visita anterior a la provincia de Burgos, concretamente en el Monasterio de San Pedro de Cardeña, de cuyo "Scriptorium" procede este códice, datado  entre 1170-1180, escrito en latín, sobre pergamino y con letra gótica. Esta miniatura pertenece al Folio 12 del Volumen  Primero (de los tres que se componía la Biblia). La iconografía esta basada en el Génesis. El original pertenece actualmente a la Biblioteca Pública del Estado,  en Burgos.



Del mural nadie nos dijo nada cuando pasamos delante de él, yo me quedé atrás para fotografiarlo. Supongo se trata de una reproducción como recuerdo de la Biblia procedente de este monasterio. Normalmente fotografío lo que me gusta y luego indago sobre ello. 

En el Museo vi también un facsímil del *"Codex Calistinus" que custodia la Universidad de Salamanca, que a su vez es copia del existente en la Catedral de 
Santiago de Compostela y que estuvo tan aireado en la prensa desde su desaparición (julio 2011) hasta que fue recuperado un año después (julio 2012).




 Otro libro facsímil que me maravilló:
 *"El Libro de las Maravillas  de Marco Polo"








Libro del Siglo XIII.
Biblioteca Nacional de Francia. París.


Suma y sigue... 

Guardo más fotos de libros que son joyas, tesoros, pero tengo que terminar esta página porque el tiempo me apremia y esta página resulta ya larga. Este  tema es rico en datos, historia, cultura, arte y ...¡da para un libro.

Tenía esta página pendiente desde hace un par de años. La había iniciado diciendo..."Acabo de estar en Burgos, en mayo y con sol..." ¡Y así quedó!¡Soy una calamidad!

Hoy Día del Libro,  me  pareció apropiado recordar mi vivista al Museo del Libro Fadrique de Basilea. Con un recuerdo para el director de entonces, Rodrigo Burgos Ortega, que me recibió tan amablemente. 

Aplaudo todas las iniciativas empresariales en pro del arte y de la cultura, didácticas, asequibles y abiertas a toda clase de públicos.


__________________________________________________
Enlace: Un paseo por la ciudad de Burgos.
http://www.jubiladajubilosa.com/2013/03/burgos-un-dia-de-paseo-por-la-ciudad.html


17 comentarios:

manolo dijo...

Ya me hubiese gustado leerte.
Tengo el mismo problema.

manolo

Marcos dijo...

Que maravilla nos traes en el mejor dia posible. Cuando tenemos posibilidad de ver alguno de esos códices, suele ser por la página vistosa que han querido, y siempre te quedas con ganas de haberlo repasado hoja por hoja con la debida atención, pero llegado el caso necesitaríamos meses solo para admirar el trabajo y mensaje de cada imagen. Creo lo has disfrutado intensamente.

trimbolera dijo...

Los libros ya son un arte en sí mismos, si además nos enseñas estas joyas ya me quedo sin palabras. Besicos.

Emilio Manuel dijo...

Son libros para coleccionista y ahí me entra la duda, ¿es lo mismo coleccionista de libros, que lector de libros?, par mi, no.

Saludos

Genín dijo...

Yo creo que de esos maravillosos libros y sus ilustraciones,viene que, de niños solíamos decir cuando nos hacíamos con un libro ilustrado, una revista o incluso un tebeo, "vamos a ver los santos"...jajaja
Besos y salud

Charles de Batz dijo...

Solo hace falta un poco de interés y amor por esas joyas que son los libros para empezar con una iniciativa tan hermosa como esta.

Una verdadera maravilla de libros...

Jara dijo...

Estos libros son auténticas joyas, una maravilla digna de contemplarse. Tengo pendiente una visita a Burgos y no pienso perderme el museo.
Tema perfecto para el día de hoy.

Besos

CHARO dijo...

Magnífica entrada en un día especial, no se le puede dar mejor homenaje al libro.Besicos

Rosa María dijo...

Gracias Chela por tus calificativos a mi persona y por el cariño que me aportas.
Tengo que destacar en ti la faceta de seguir los pasos de la cultura con la misma intensidad de los que siempren necesitan crecer más y más. A eso se le llama : vivir en la predisposición de tanto...
Un abrazo cariñoso y gracias por tu amistad.
Rosa María Milleiro

Chela dijo...

Manolo:
Te aseguro que al hacer el borrador del post antes de publicarlo, he revisado todo el texto y le he puesto letra NORMAL. Al escribirlo yo lo veo grande en mi ordenador pero luego al publicar aparece pequeño. No creo que sea por extensión que Blogger lo reduzca. ¿...? Algo falla pero no sé que es. Intentaré cambiar de letra o formato en "Configuración" del blog. Lo siento.
Un abrazo.

Marcos:
Al final de la visita tuve ocasión de contemplar (fuera de vitrina) un facsímile del Libro de La Orden de los Caballeros de Santiago y es una maravilla. Abarca dos siglos y puede apreciarse como evolucionaban los ropajes y equipamientos de los caballeros y sus caballos. Es un tesoro de libro. En la edición facsímil es increíble como cuidan la imitación del más mínimo detalle, tanto de materiales empleados como en las miniaturas, colorido, desgaste por uso, etc. Es un proceso muy laborioso.
Un abrazo.

Trimbolera:
Como bien dices los libros son arte y riqueza por su contenido, por lo que nos cuentan, y además, en muchos casos, por el arte con que están elaborados.
Biquiños también para ti.

Airblue dijo...

Mira que paso veces por el Hondillo y no me había fijado en el museo... Parece interesante y teniendo en cuenta que a José le encantan los libros y códices antiguos, lo visitaremos.
En Oña, cuando fuimos a la exposición de Monacatus(las edades del hombre) había una sala dedicada a los libros y alguno de la catedral. Te hubiera gustado, fue en 2012.
Como siempre una trabajada entrada.
Abrazos Chela.Y cuídate.

Chela dijo...

Emilio Manuel:
Por supuesto que no es lo mismo ser coleccionista de libros que lector. Igual que distinguir a un pintor de un coleccionista de pinturas. Pero puede darse el caso, y entre pintores clásicos ha sido muy frecuente, que muchos pintores sean también grandes coleccionistas de obras pictóricas. Es normal también que a quien le guste leer valore determinados textos antiguos, por su contenido, y disfrute adquiriéndolos.
Un abrazo.

Genín:
Las ilustraciones de los libros son , en muchos casos, complemento de la lectura, y como tú dices de niños las imágenes nos ayudaban a comprender mejor los textos, ya fuesen cuentos o los libros de ciencias, historia, etc.
Aquello de "ver los santos" también lo recuerdo yo de mi infancia. Hoy en día, las editoriales de cuentos infantiles cuidan muchísimo la ilustración de los mismos.
Un abrazo.

Meme dijo...

Chela, como siempre es un placer leer tus entradas por lo que enseñan y por tus comentarios.

Muchas gracias, abrazos

Chela dijo...

Charles de Batz:
Mucho me alegra que de nuevo visites mis páginas y dejes un comentario.
Cuando el contenido del libro, que es lo primordial, se acompaña de una exquisita y rica presentación se convierte en una auténtica joya. Yo porque estoy en fase de desprenderme de los que poseo, junto con otras cosas, que si no me hubiese comprado el facsímil del Libro de los Caballeros de Santiago que no te puedes imaginar lo precioso que es, además de su interesante contenido.
Un abrazo.

Jara:
Si vas a Burgos y visitas la Catedral, fíjate en los libros que tienen expuestos y también el documento de los esponsales del Cid y Dña. Jimena. Ahora creo que la entrada al Museo de la Catedral da derecho a visitar también luego el Museo del Libro, debido a un convenio que han celebrado.
Burgos es una ciudad a la que no me canso de ir.
Un abrazo.

Charo:
Durante dos años tuve pendiente este post que reservaba para el Día del Libro. El primer año se me pasó y este si me descuido tampoco llego, ja, ja, ja... ¡Lo que no se hace a su debido tiempo, ya se sabe!
Biquiños para ti.

Rosa María:
No solo por las raíces comunes de nuestra ciudad natal sino por personalidad y trato, sabes que el afecto es reciproco.
Tus visitas y comentarios me causan siempre alegría.
Un abrazo, querida ferrolana.

esteban lob dijo...

Vale la pena el recuerdo, Chela.
La lectura y sus diferentes formas se lo merecen.
Saludos australes.

Chela dijo...

Airblue:
Suele pasar que a veces no nos fijamos en lo que tenemos en nuestra Ciudad, sobre todo cuando se trata de algo creado recientemente. En realidad el Museo es más, como digo en el post, un “showroom” o centro de interpretación, con función didáctica (ideal para escolares) y también comercial, dirigida a personas interesadas en la adquisición de facsímiles, para lo cual la Editorial Siloé, promotora del Museo, está en la vanguardia. El mérito, bajo mi punto de vista, es que no se interesan sólo por las ventas sino también por difundir la cultura del libro. El que espere otra cosa se puede desilusionar como me pasó a mí inicialmente, aunque luego me compensó la visita. Ahora les han copiado la idea en muchos sitios.
Un cariñoso abrazo.

Chela dijo...

Meme:
Gracias por tu visita y comentario.
Me paso por tu isla:
Un abrazo

Esteban Lob:
La lectura es un placer y los libros un tesoro que permanecen en el tiempo. Internet, aunque ofrece ventajas de rapidez y difusión, es todo más efímero.
Un abrazo