Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

18 de noviembre de 2012

Tejados de catedrales. De Milán a Compostela.

 ______________________________________________________________

 Duomo de Milán, foto actual tomada en Internet (Oficina de Turismo de la Ciudad )

 Catedral de Santiago de Compostela


La perspectiva.

 

Enlazando con uno de los posts anteriores en que, a propósito de amaneceres y puestas de sol,  recordaba una canción de la película "El violinista en el tejado", llegué, por asociación, al tema del título, referido a su principal protagonista, quien en los momentos más significativos de su vida, o cuando se sentía abrumado por los problemas o  circunstancias adversas,  subía al tejado de su casa a tocar el violín, para, desde allí, tratar de "tomar distancia" de las cosas, verlas en su justa dimensión  y poder adoptar las decisiones más adecuadas según el caso. No voy a tratar en esta página ni de la película ni de su música pero si del hecho de ver las cosas desde una cierta altura y de mis paseos por los tejados de dos famosas catedrales.

Si desde una plaza  y al pie de un campanario o  torre, miramos hacía su punto más alto, bajo un cielo lleno de nubes,   podríamos sentir sensación de vértigo y la torre parecería  que se nos viene encima. Por el contrario, si subiésemos a lo alto de la misma y contemplásemos la plaza, todo se empequeñecería adquiriendo una dimensión distinta, las casas y edificios del entorno parecerían el decorado de un teatro, y las gentes que transitasen por la plaza y calles adyacentes,  semejarían marionetas que uno pudiese manejar a su antojo sobre un  escenario. Ver las cosas desde abajo o desde arriba, a distintos niveles, nos permite obtener diferentes enfoques y perspectivas.

Cuando se tiene un problema, en el que nos involucramos emocionalmente,   conviene tomar cierta distancia y analizarlo desde una perspectiva que  permita distinguir todos los ángulos posibles y considerar, con objetividad,  el papel que desempeñan el resto de participantes o afectados, así como sus intereses y estrategias. Seria algo parecido a convertirnos en espectador desinteresado de nuestras propias actuaciones,  facilitando la objetividad y posibilidad de ver las cosas en su justa dimensión.


Un paseo por los tejados de catedrales.

* Duomo de Milán (Tejados). 1967

 


La primera ves que subí al tejado de una catedral fue en Milán, hace más de cuarenta años,  y recuerdo que me impactó el poder contemplar tan de cerca sus góticos contrafuertes y pasear bajo las arcadas de los arbotantes, observar las gárgolas y  sobre todo admirar las agujas o pináculos que  remataban con bellas  estatuas,  coronando la catedral y flanqueando ambos lados de la cubierta principal, como si se tratase de una avenida de "cipreses" o de dos filas de apostados y gallardos "soldados", luciendo arrogantes y con gallardía, su majestuosa belleza  ante los visitantes .

Lo que no recuerdo es como  subí hasta el tejado, si lo hice por unas escaleras o en un elevador. Actualmente sé que tienen un ascensor para hacerlo  pero entonces ignoro  si ya existía. Me olvidé de como ascendí pero jamás  se  borraron de mi memoria las bellas imágenes que pude contemplar en el recorrido por el tejado, las numerosas figuras y  filigranas de piedra, recortadas sobre el cielo de la ciudad,  y a la vez  tan cercanas que las bases de algunas de esas maravillas, artísticamente esculpidas y talladas, podrían casi tocarse con las manos, de no ser por el debido respeto que merece cualquier obra de arte, amén del riesgo de caer al vacío.

Durante la comtemplación de las múltiples figuras y ornamentación que  embellecian  aquellas  agujas, hice una foto  de lo que podríamos llamar  "árbol del bien y del mal", reproduciendo las figuras de Adán y Eva  descansando a la sombre de  los frutos prohibidos, que me encantó, y que por mucho que ahora he buscado en páginas y vídeos de Internet no conseguí ubicarla. Lo cierto es que, pasados los años, la fachada del Duomo, que ahora luce  preciosa,  ha sido  remozada a la par que las naves interiores y la mayor parte de la catedral, pero, hasta hace poco, todavía quedaban algunos pináculos y figuras, de las partes altas y tejados,  sometidas a restauración y limpieza, permaneciendo cubiertas e inaccesibles a los ojos de los visitantes y los objetivos de las cámaras.

El "Duomo" (del latin Domus Dei, Casa de Dios) catedral de Milán es una de las más bellas catedrales góticas  y la segunda más grande (algunos dicen que es la de Colonia, en Alemania) del mundo, después de la de Sevilla, que es la que ocupa mayor superficie. Por supuesto, excluida la Basílica de San Pedro, al  no tratarse de una  catedral gótica.

La nave central del Duomo mide 45 metros de altura, pero si incluimos la aguja de "La Madonnina" (figura de la Virgen Asunta, realizada en cobre dorado), obra del escultor Guiuseppe Perego, e instalada en 1774 en el punto más alto de la cubierta de la catedral, la altura total que alcanza el Duomo en este punto es de 108,5 metros. En mi visita a los tejados llegué hasta los pies de La Madonnina y desde allí pude contemplar, a los viandantes que iban desde  la Piazza Vittorio Emanuelle hasta las galerías del mismo nombre, como si fuesen indefensos liliputienses.

Siento no haber visitado la catedral de Milán y su entorno, en fechas más recientes (he visto unos fotografias y vídeos preciosos hechos estos dos últimos años) porque, a pesar de la grata impresión que entonces me causó la experiencia, la actualidad nada tiene que ver con las imágenes en "blanco y negro" que existen en mi memoria. Algo así me pasó  la primera vez que visité Londres cuyos principales edificios y monumentos estaban recubiertos de una patina negra, producto del hollín de las chimeneas, y la contaminación ambiental. Ahora las ciudades, en las que se ha llevado a cabo una adecuada intervención ambiental, monumental y artística,parece que se hayan vuelto "de color".

Estas fotos son una muestra de aquella experiencia  en "blanco y negro"






























Vista del  Doumo de Milán en la actualidad


* Catedral de Santiago de Compostela (Tejados). 2012

 

Las autorizaciones de visitas, a pequeños grupos de turistas y particulares, a los  tejados de la catedral de Santiago son relativamente recientes, aunque siempre existió esa sólida y hermosa cubierta de losas de granito puesto que, en su origen,  el tejado se había edificado de esa manera para poder  ser usado y ocupado con tropas defensivas ante enemigos o invasores de la ciudad y  la catedral.

Esta pasada primavera y haciendo un "extra" para mis rodillas, teniendo en cuenta que en esta catedral  no hay ascensor como en la de Milán ni yo tengo la juventud de 1967, pero sobre todo  porque ya  no me quedan muchas ocasiones de proezas (en algunos lugares con muchas escaleras prohíben el acceso a mayores de 65 años, aunque la medida me parece  una tontería porque la dificultad no radica en la edad sino de salud) no quise perder la oportunidad y me dispuse a visitar los tejados de la Catedral de Santiago, con un principal propósito, ver de cerca la Torre Berenguela, con su famoso reloj y la mucho más famosa campana que acompañaba mis horas nocturnas de estudio, en vísperas de exámenes, dando las horas, las medias y los cuartos, con su tañir solemne y pesado, que en las noches de frío y lluvia semejaba incluso un sonido lúgubre.

Hice la visita  acompañada de un grupo de mayores de la Universidad Senior de Coruña.

La visión de los tejados de la Catedral de Santiago de Compostela nada tiene que ver con la de Milán, pues los estilos arquitectónicos, el color de la piedra y la luz ambiental son muy diferentes pero hay una excepción,  y es la similar emoción que produce el recorrido por las cubiertas entre las torres y la visión del entorno desde una perspectiva distinta de la habitual. Por otro lado, la altura de la nave central de la catedral de Santiago es de 22 metros, inferior a la de Milán,  por lo que, consiguientemente,  está   también a  menor la altura  la cubierta o tejado principal.

   Cimborrio. Torre Berenguela a la derecha.







                                             

Un grupo de universitarios seniors



Plaza de Platerias


Otro aspecto de La Berenguela



















Plaza de la Quintana

















Cruz de los Farrapos (harapos), ante la que los peregrinos
 quemaban sus ropas al finalizar el Camino.














Detrás de la facha del Obradoiro

Catedral de Santiago. Fachada del Obradoiro

Comentario: 

En este post no aporto datos históricos ni artísticos de ambas catedrales porque para ello precisaría de mayor extensión que la de esta página en la cual solo trato de reseñar, escueta y fotográficamente,  mis  experiencias -muy distantes en el tiempo-  de los emocionantes paseos por los tejados de dos hermosas catedrales, Milán y Santiago de Compostela, cada cual con su estilo y peculiar simbolismo.

¡Y no creo que tenga fuerzas para  pasear por ningún tejado más aunque me empeñase! La primera torre que subí fue la de La Giralda, en los años sesenta,  y la última la Torre de Hércules, hace un par de años, y ésta gracias a que fui parando y sentándome en los descansillos. 

!Aprovechad para verlo todo mientras seáis  jóvenes y tengáis buena salud!

*   *   *

Enlaces que pueden interesaros:

http://megaconstrucciones.net/?construccion=catedral-milan 

Esta página tiene un amplio encabezado de datos que puede despistar pero el contenido no tiene desperdicio   pues aparte de muy buenas fotografías e información histórica y artística remite también a otros enlaces interesantes de páginas y vídeos. Os lo recomiendo si queréis ver y conocer bien la catedral de Milán.


Este es sobre la catedral de Santiago de Compostela. Tengo que buscar otros  pero carezco de tiempo y los que acabo de ver no me convencen demasiado.





36 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Como tú, he tenido la suerte de poder ver ambas catedrales, y espero volver a visitar por cuarta vez la de Santiago este verano. Sinceramente no podría decir cual de las dos es mas majestuosa, puede que por proximidad y por el número de visitas, la de Santiago de Compostela me resulte más querida.

Un abrazo.

Marcos dijo...

Pues sí, ahora se sube por un ascensor situado en la parte trasera izquierda. Por trabajo había estado varias veces en la plaza, pero subí solo hace tres años en una escapada, y como dices es preciosa. Tus fotos son un tesoro.

Maluca dijo...

Chela, conozco también estas dos catedrales, no así sus tejados. Tampoco el tejado de la más grande, Sevilla, pero sí el de la segunda (al menos en España) el de la catedral de Toledo.
Haces bien en no meter datos que se pueden encontrar en cualquier sitio para quien esté interesado. Me gustan más las cosas descritas desde la experiencia personal.

Chela dijo...

Emilio Manuel:
Después del lavado de cara de la catedral de Milán, que es bellísima, la catedral de Santiago me parece más oscura y vetusta con tanta pátina de musgos y líquenes debidos a la humedad. Pero para mi, claro está, tiene muchos componentes afectivos al acompañar significativamente mi vida de estudiante y conservar el recuerdo impactante que me produjo, cuando era una niña, en mi primera visita a Santiago durante un año jacobeo.
Si vienes este verano por aquí me encantaría tener ocasión de conocerte y saludarte.
Un abrazo.

Marcos:
Siempre me gusto hacer fotos (registrar todo lo que veo y que me gusta) pero entonces se hacían muy pocas y luego a veces te encontrabas con que algunas se habían velado o que el revelado no te convencía demasiado. Ahora con los programas del ordenador siempre puedes mejorarlas un poco. Me gusta contrastar las fotos antiguas con las que hago ahora. Algunos sitios pueden resultar casi irreconocibles.
Un cariñoso saludo.

Chela dijo...

Maluca:
Opino como tu, que hay suficiente información sobre algunos temas como para no repetir lo que ya está dicho, tan solo a veces sintetizo datos en cuestiones menos tratadas, como por ejemplo cuando me documenté sobre los barcos de la "Tall Ships Races", el Galeón "La Pepa" o cuestiones más locales que resulten desconocidas en otras latitudes.
Gracias por tu visita. Un abrazo.

Genín dijo...

Como siempre Chela, te has vuelto a lucir con esta entrada, la generosidad con las fotos se agradece mucho.
Que lejos estabas de la jubilación en las fotos de blanco y negro, seguro que no pensabas en ella ni mucho menos...jajaja
Besos y salud

Chela dijo...

Genin:
¡Claro que no pensaba en la jubilación! Hacia poco más de un par de años que había empezado mi vida laboral. Esa excursión a Italia estaba incluida en una misión de trabajo en una época que podía visitarse todo sin hacer colas, ¡fue una suerte de oportunidad!

Respecto a lo de las fotos aún me gustaría poner más pero... Este post no puedo ni corregirlo, después de ver que ha quedado con defectos de tipo de letra, espacios y alguna palabra mal, pero constantemente cuando lo estaba redactando me daba errores de publicación o guardar, sin que yo hiciera nada de ello, así que ¡¡NO ME ATREVO A TOCARLE POR TEMOR A QUE SE BORRE DE UN PLUMAZO!! CREO QUE TIENE QUE VER CON LAS FOTOS Y CON GOOGLE...
Un fuerte abrazo.

CHARO dijo...

Conozco las dos catedrales pero solo subí al tejado de la de Milán hace 42 años y creo que lo hice por escalera, también me impresionó mucho.
Esta entrada te la has trabajado muy bien y esas fotos antiguas son una preciosidad.Besotes

Rafaela dijo...

Preciosa entrada con recuerdos de otros tiempos y fotos de entonces.
También me gusta subir a las torres y alturas. La primera vez fue a la Giralda, de ahí tome afición. La Torre de Hércules impresionante como se disfruta del mar y toda Coruña.

Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Dos miradas; dos momentos. Una mirada hacia fuera y otra hacia adentro, a lo inmediato y a lo remoto; esto me ha gustado mucho. Pero también dos momentos con 40 años de distancia y el resultado de imágenes bellísimas.
Me ha encantado, Chela.
Besos

Chela dijo...

Charo:
Veo que por Milán anduvimoa poco más o menos a la par. Yo no recuerdo ascesor pero tampoco me quedó dolor de rodillas, jaja...
Las fotos antiguas son son de mala calidad pero un bonito recuerdo.
Un abrazo.

Rafaela:
Es curioso que nuestra primera ascensión haya sido a La Giralda. En mi cas, era mediodía, hacia calor y yo renuncié a comer con el grupo con el que viajaba para subir hasta el camapanario. Tengo una foto muy bonita alli, un contraluz,de una pareja.
Un abrazo.

Francisco:
No es algo que me haya propuesto, pero ahora casi todo lo que veo o experimento lo comparo con vivencias anteriores y me gusta encontrar los puntos de son la emoción y el asombro ante lo bello.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Preciosa la entrada y las fotos, aunque pudiera subir a los tejados, te aseguro que no lo haría, todo lo que sea ver, más de 10 metros por debajo de donde me encuentro me da horror, cuando no he tenido más remedio, me agarraba de manera convulsa a las barandillas, e incluso en ocasiones no me atrevía a acercarme.
Un saludo.
P.D. Para instruirme un poco más, he visto estos dos vídeos:
http://youtu.be/PgzsrDPOFHA
http://youtu.be/UnCzwpz2mhM

Chela dijo...

Unjubilado:
Yo no tengo vértigo pero subir escaleras es para mi "una cruz", y las primeras de subida a los tejados son altisimas y sin pasamanos. Conté con el apoyo de ms compañeros.
Gracias por los vídeos que me envias, estuve viéndolos completos hasta ahora mismo desde el comentario anterior. Se ve bastante bien la cubierta principal de granito y lo de la Cruz de los Farrapos (harapo). Yo había desistido de incluir los que trataban sobre Santiago en general o sobre el Camino por ser de más duración.
Gracias de nuevo y un abrazo.

Chelo dijo...

Conozco las dos catedrales de las que hablas pero hace tanto que las visité que ya se me han olvidado. Tendremos que volver a verlas.
Preciosas imágenes.

zeltia dijo...

que interesantes las fotos, Chela!
yo no he subido a los tejados de la Catedral de Santiago, y mira que tengo ganas. Tendré que proponérmelo en serio.

Te he descubierto en blanco y negro. Tan linda. Y a pesar de los años transcurridos sigues siendo tú, la misma. Con la misma sonrisa, la misma mirada.

Chela dijo...

Chelo:
Me pasa algo parecido. Hubo una época de mi vida que viajé muchisimo y vi tantos pueblos , ciudades y monumentos que si no fuera por las fotos algunas imágenes las hubiera olvidado.
Los posts y las fotos de los blogs me ayudan a recordar. Hoy mismo, el blog de un compañero me trajo a la memoria, con sus fotos y texto, muchos pueblos y vivencias de mi estancia en Navarra, lo cual me agradó mucho.
Un fuerte abrazo.

Zeltia:
No te imaginas cuanta alegría me proporciona tu visita.¡Te echaba de menos! Menos mal que muchas veces te leo en el blog de nuestra común amiga Aldabra.
Me hizo gracia tu piropo por mi foto en blanco y negro. No vas a opinar lo mismo cuando me veas. Ahora el paso del tiempo es como una tremenda cuesta abajo, jaja...
¡Voy a vandazos y dejando mucho por el camino! Pero voy contenta.
Un cariñosísimo abrazo.

Felipe Tajafuerte dijo...

Amiga Chela, me ha parecido una entrada originalísima pero yo no podría haberla hecho porque sufro de vértigo y solamente conozco la de Santiago. Tampoco suelo dar datos muy técnicos sino más bien mis impresiones de lo que veo. Me alegro mucho de haberte hecho recordar momentos felices de tu estancia en mi Navarra. Un saludo desde mi mejana

Olegario dijo...

Querida Chela: Tus entradas son magníficas y no digamos nada de tus hermosas fotografias. Yo no conozco la Catedral de Il Duomo, peri sí la de Santiago. Ambas son maravillosas y a mi me alegra mucho que matices mucho más sobre lo tuyo. Felicidades y un abrazo.

toupeiro dijo...

Como me gustaría poder volar como una linda palomita

Besos Chela

GUILLE dijo...

Has creado un paralelismo entre dos grandes monumentos, tu meta eran los tejados, pero has ido más lejos, con tu reportaje fotográfico nos has dado una clase virtual de arquitectura.
Sin lugar a dudas me quedo con Santiago, por eso de la añoranza. Parece que fue hace cuatro días y han pasado 4... años.
N o conozco los tejados de Santiago si los de Sevilla y varias veces. Un saludo Guille

Aldabra dijo...

Me quedo con tus fotos de Milán en blanco y negro, Chela, además estás guapísima.

A mí me encaaaaaantan los tejados y cuando era joven siempre decía que iba a vivir en un ático para poder ver los tejados de la ciudad. Ese sueño no se cumplió, vivo en un segundo piso... pero no importa. Los sueños, sueños son.

Santiago también es una hermosura, no cabe duda.

Y no digas, nunca jamás porque igual aún llegas a subir muchas alturas que todavía ni imaginas. Agallas no te faltan, seguro.

y como decimos por aquí: "e eu que o vexa"

biquiños

Anónimo dijo...

Este verano fuimos a MIlan, y tanto el Duomo de Milan como el de Florencia son impresionantes.

Recomendables.

PABLO

Chela dijo...

Felipe Tajafuerte:
Mi estancia en Navarra fue muy grata y he conocido personas maravillosas de las que guardo excelente recuerdo.
¡Sois muy buena gente!Un abrazo.

Olegario:
Opino como tu, y también es opinión de Felipe y de otros amigos blogueros que han dejado comentario, que en las páginas de los blogs buscamos más las vivencias personales, aunque añadamos algún dato que otro.
Un cariñoso saludo.

Guille:
La clase virtual de arquitectura en todo caso está en los vídeos, me parecía necesario, sobre todo en relación con Milán puesto que mis pobres fotos de 1967 no hacen justicia a la catedral, en contraste con las fotos más actuales de Santiago. Un abrazo.

Aldabra:
La verdad es que estoy ya muy limitada pero de vez en cuando me "lanzo" porque me cuesta renunciar a ver cosas que no he visto antes.

Todos los montes de Ferrol-terra, los he pateado, ejemplo: desde el Castillo de la Palma a Chanteiro y de allí a Mugardos, desde el de San Felipe, a San Cristobal, Cariño, Doniños y de allí regreso a Ferrol, desde Cedeira a San Andrés de Teixido (cuando no había carretera en el último tramo y casi se rodaba monte abajo), desde Bertanzos a Chelo, Espenuca, Monfero, Caaveiro y de allí regreso a Pontedeume. Al Monte de Campelo, a Punta Candelaria y a todos los faros y cabos de nuestra preciosa costa. Para mi ahora es un sacrificio quedar descansando mientras el grupo corona las cimas con las mejores panorámicas. Pero bueno, ¡que me quiten lo bailado, que fue bastante!
Biquiños tamén pra ti.

Anónimo:
Aunque no te conozco, se bien venido a mi blog.

Glo dijo...

muy buena comparativa y muy exhaustiva.

Mª Teresa Alejandra dijo...

Una entrada muy trabajada he disfrutado mucho con ella. Felicidades!

un abrazo

maite

PEPE LASALA dijo...

Amiga Chela, me ha parecido una entrada riquísima en contenido, tanto gráfico como escrito. Conozco la de Santiago, y la verdad, el ponerte frente a la Catedral en la Plaza del Obradoiro, resulta espectacular. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Rosa María dijo...

Isabeliña, ya te he comentado en otras ocasiones que eres una gran historiadora. Me encanta como enriqueces el blog.
Mi cariño y admiración.
Rosa María Milleiro
http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

DARÍO GÓMEZ (EL PEATÓN) dijo...

Querida Chela: Tal y como nos tienes acostumbrados, las fotos no podían ser mejores; y ni que decir tengo de la belleza de una modelo que ví en una de ellas.

Con tus perspectivas de los tejados (que me he subido en varios de ellos acá en América), me hiciste pensar en la plaza. Nuestros ancestros de la madre patria nos trajeron muchas cosas de Europa, pero, a mi juicio, la más hermosa es la plaza. Los latinoamericanos vivimos en un aparente caos geográfico, impermeable al orden cartesiano del europeo, salvo por la plaza: es el ágora, nuestro punto de encuentro y de fuga... Algún día escribiré algo al respecto. Un beso muy grande, querida amiga.

Chela dijo...

Glo:
¡Hola! Agradezco mucho tu visita y el comentario.
Un abrazo.

Mª. Teresa Alejandra:
Más que trabajada se trata de aportar fotos y recuerdos. Tu si que trabajas haciendo hermosos poemas.
Un abrazo.

PEPE LASALA:
La fachada del Obradoiro tiene la virtud de ser de un estilo poco corriente en el ámbito de las catedrales, la mayoría de estilo gótico, etc. Este barroco gallego, lleno de musgos y líquenes, se muestra imponente, extraño y majestuoso ante la Plaza del Obradoiro, sobre todo para la mirada emocionada de los peregrinos que la consideran el culmen de los anhelos de su viaje.
Un afectuoso saludo.

Rosa María:
¡Me aprecias demasiado! ¡No es para tanto! Pero se agradece el afecto, que te correspondo. Un abrazo.

Darío Gómez (El Peatón)
¡Pues no se me había ocurrido a mí antes lo de la plaza! Te animo a que lo hagas. Ciertamente todas las grandes y hasta pequeñas, ciudades españolas tienen como eje de la vida urbana las preciosas plazas donde se suelen ubicar las catedrales, los ayuntamientos y otros edificios nobles. Han sido siempre lugar de celebraciones, encuentros, mercados, e incluso ajusticiamientos...Da para mucho. Escribe algo sobre esto, por favor.
Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Yo también creo que es una entrada rica en información sobre grandes monumentos que a nadie dejan indiferente. He repasado de nuevo tus últimas entradas. El mimo no me parece la misma persona pero tus preguntas dan qué pensar. Todo queremos vivir, pero la vida es dura a veces, y llena de misterios. Un beso grandote.

José Antonio del Pozo dijo...

estupendo post,Chela. Es verdad, esa perspectiva q solo dan la distancia y la soledad. También sigo yo ya tu estupendo blog.
saludos blogueros

Lola García Blaya dijo...

Me encantan tus fotos y los sitios que has elegido. Me encanta el arte en general, y me encanta Santiago en particular, como no!!!!
Vengo a darte un regalito que estará listo mañana, pasate por mi blog a recogerlo!!!
UN besito!!!

Lola García Blaya dijo...

Hola Chela!!!! Te voy a hacer una confesión, llevo mes y medio de blog y ya estoy algo harta de premios!!!!!
El primero lo celebré enormemente y hasta me lo creí, pero ya me he dado cuenta de que conseguir premios es más bien cuestión de estar bien relacionada y te ocasiona una perdida de tiempo increible.
Te prometo que desde anoche llevo pensando en , como hace mucha gente, negarme a seguir las cadenas. Lo que pasa es que me sabe mal hacerle un feo a alguien que ha dedicado aunque sea un minuto de su tiempo en pensar en mi blog o en mí.
Así que no te preocupes que estás cumplida conmigo.
Un besito!!!!

Meme dijo...

es maravilloso viajar contigo, Chela.

Abrazos

Chela dijo...

Francisca Quintana Vega:
Gtracias por visitarme y dejar un comentario.
Lo de si el mimo es la misma persona es un interrogante que no tiene una respuesta concluyente. Un abrazo.

José Antonio del Pozo:
Me alegra tu visita y que comentes en mi blog, es un honor. A mi me gusta mucho el estilo de escritura de tus págnas.
Un cordial saludo.

Lola Garcia Blaya:
El arte, en todas sus manifestaciones, es un elemento capaz de producir gratas emociones.

El premio te lo agradezco mucho, como comenté en tu blog. En los comienzos resultan un estímulo, pero son complicados de cumplir por lo que tu dices a la hora de hacer selección de otros blogs y, también, de tener que escribir una página que no encaja en el contenido habitual del blog ni en su estilo.

El mejor premio es siempre la fidelidad de los seguidores, pero eso hay también que cultivarlo, mediante la reprocidad.
Un abrazo muy fuerte.

Meme:
Estaria feliz de coincidir contigo, algún día, en tu preciosa isla.
Un cariñoso abrazo.

Olegario dijo...

Con mis mejores deseos de felicidad y Año Nuevo.


FELIZ NAVIDAD 2012

El mundo vuelve a soñar,
por la senda de la vida,
y en su alegre caminar.
una fecha nunca olvida,
como si fuera un cantar,
que escuche de amanecida.

Esta es una gran verdad,
escrita con letras de oro,
en nuestra vida, observad,
con cuanto amor y decoro
nos llega la Navidad,
como si fuera un tesoro.

Os mando con alegría,
un abrazo verdadero,
que la vida os sonría,
y llene vuestro granero,
de paz y de fantasía.
Y hasta el año venidero.


O.Z.M.