Coruña

Coruña

Ría de Coruña

Ría de Coruña

Seguidores de este blog

6 de mayo de 2012

Carta a una madre ausente


______________________________________________________





Queridísima mamá:

Te preguntarás por qué te escribo si hablamos todos los días, incluso varias veces, por la mañana, por la tarde, por la noche... ¡En cualquier momento!

Hoy,  Día de la Madre, se me ocurre decirte que te quiero  por escrito, en mi blog (como lo hice el año que estrené estas páginas),  para que mis palabras queden grabadas en el "espacio" y puedas leerlas siempre que quieras, recordándote el amor y la ternura que sigo sintiendo por ti.

Mamá, desde que decidiste cambiar el lecho de dolor en el que te encontrabas, por esa morada  en el infinito, no hago más que recordarte. Con frecuencia, y  como si fuera entonces, a pesar de que ya han pasado cuatro años, te "veo" en el momento de nuestra despedida, cuando cerré tus ojos con mis labios, que se humedecieron con tus dos últimas lágrimas mezcladas con las mías, cuando te bendije y te encomendé a Dios, en el que siempre creíste y cuyos mandamientos fueron pauta de tu vida. ¡Que buena eras mamá!

Tengo tu foto en mi mesilla de noche (tu mesilla, que antes fue de la abuela). Ahora me gusta descansar en tu cama, conversar contigo antes de quedarme dormida, contarte las peripecias del día, mis preocupaciones y miedos, pedirte que me prodigues sueños tranquilos y que en ellos me reencuentre contigo, que disfrutemos juntas por aquellas playas que tanto nos gustaban, compartir la rica compota de manzanas y aquel bizcocho de nata que nos hacías con tanta frecuencia, divertirme con alguno de tus improvisados disfraces para sorprendernos y hacernos reír... Y al levantarme, mamá, pedirte que me acompañes anímicamente, que me des fuerzas para hacer frente a los pequeños problemas de cada día, que me aconsejes, y que los buenos ejemplos que me dejaste me sirvan de guía. 

 Mamá, haz que no me olvide de dos cosas:  de tu sonrisa, que consuela mi soledad, y de la dulzura de tu mirada, brillante, limpia, hermosa, que tranquiliza y calma mi ansiedad e inquietudes. Mamá permanece en mi corazón y acompaña siempre sus latidos. Espérame y guárdame un sitio a tu lado. ¡Cuanto me quisiste, cuanto te quise! Solo siento que mi amor y mi ternura hacía ti, no tuvieran la misma medida de tus sentimientos. ¡Cuantos besos me quedaron por darte!  Ahora, beso muchas veces tu foto, y aunque no es lo mismo, me consuela.

Las madres nos amáis antes de que nazcamos, nos amáis durante toda la vida. Vivís amando, y cuando os marcháis de este mundo, seguimos sintiendo el calor de vuestro amor y  protección. Gracias mamá por todo lo que me has dado y  lo que, al marcharte, me has dejado como la mejor herencia: tu ejemplo. Desearía ser como tu. Intento parecerme a ti. ¡Ayúdame a conseguirlo!

_______________________________________________________
Dedicado  especialmente a las madres ausentes.
(Grieg.  Solveig´s song. Peer Gynt.)




 


24 comentarios:

Genín dijo...

Vaya mujer, has conseguido emocionarme con tu sentimiento...
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Aunque tu carta es muy sentida y podemos considerar que casi todas las madres son así,desgraciadamente no todas son así, existe otro mundo desconocido para muchos donde la madres renuncian a sus hijos, son abandonados o simplemente se les deja a su libre albedrío.
Las madres que tenemos idealizadas han sido las nuestras viviendo en un mundo donde las familias podían hacerlo con cierta holgura, algo que no ocurre en otros lugares de la tierra, y donde cada uno de forma individual ha de buscar sus propia supervivencia.

Un saludo y feliz día.

luzysolyluna dijo...

Hola. Precioso..... Siento que ya no esté contigo, pero es Ley de Vida.
un fuerte abrazo.

Rita dijo...

Bellisimo tu escrito, un sentido homenaje que tu madre te agradecerá allí donde esté. Hoy se dedica el día a todas las madres y aunque sabemos que no todas las madres son así, hoy las felicitamos a casi todas y las que no se lo merecen es que sencillamente no son madres, no se es madre por parir, se es porque se cria, se quiere, se educa y se renuncia a tantas cosas por ellos, esas son las madres que yo hoy felicito aunque sea un día creado por los comerciantes.
Un recuerdo también para tu madre y la mia, ellas están allí esperandonos, haciendonos un huequecito a su lado como siempre lo hicieron
un abrazo

Francisco Espada dijo...

Me pregunto, Chela, ¡por qué no le he hecho un homenaje a mi madre en el día de hoy. Ell a vive en mi memoria diaria y hoy todas las madres del mundo, el mayor título que una persona pueda alcanzar nunca, el de dar la vida. Un beso a todas las madres.

José dijo...

Bellísima carta, dedicada a las madres ausentes, pero valida para las presentes al pedirles que “al levantarme, mamá, pedirte que me acompañes anímicamente, que me des fuerzas para hacer frente a los pequeños problemas de cada día, que me aconsejes, y que los buenos ejemplos que me dejaste me sirvan de guía” amen.
Un abrazo

Chelo dijo...

Me has emocionado, solo eso. Un abrazo

MA dijo...

Hola Chela bellisima y emotiva carta escrita a tu madre del alma.
Feliz día de la madre ,en tu recuerdo del corazón vive siempre tu madre.

Un abrazo de MA.
El blog de MA.

Rafaela dijo...

Chela que preciosidad de carta, no pude remediarlo, me salio alguna lagrima al leerla.
Que feliz te debes sentir de haberla tenido tanto tiempo.

Un fuerte abrazo.

CHARO dijo...

Chela que bello homenaje a tu madre has hecho que me emocionara ¡¡¡hay tanto amor de hija en este escrito!!!Besotes

Airblue dijo...

Querida amiga:

Cómo te entiendo!, este verano comentábamos que las dos solíamos hablar con ellas. Me he visto reflejada en tus hermosas palabras, has escrito como yo lo hubiera hecho, tántas cosas nos enseñaron... a mí, querida Chela, algo se me fue con ella, es más, estoy segura que se lo llevó para seguir en contacto, para protegerme y como tú dices en esa carta, ojalá nunca se nos olvide su sonrisa.

Un fuerte abrazo.

Aldabra dijo...

Me has emocionado Chela, de verdad porque se nota que tus palabras salen de lo más pronfundo de tu corazón.

Para nuestras madres todo es poco.

Tengo la suerte de que tengo a mi madre y a mi padre conmigo e intento disfrutar de ellos todo lo que puedo para que no me queden después (si es que llega), cosas por decir o hacer.
Admiro a mi madre por muchos motivos y sé que por mí daría su vida si fuese necesario. Pero son así casi todas las madres.
También entiendo tus conversaciones con ella, es la forma que tenemos de seguir cerca de los que se han ido y eso nos conforta.

biquiños,

Franziska dijo...

Me has emocionado. En este momento de mis ojos está brotando el llanto. ¿Por qué tardamos tanto tiempo en ver las cosas? La verdad es que ese despego que luego lamentamos, es lo que nos permite tener nuestra propia vida. Y todo pasó como tenía que pasar. Estoy segura de que has sido siempre una buena hija, lo sigues siendo. Te comprendo muy bien. También yo la valoro cada día más.
Un abrazo. Franziska

Olegario dijo...

Magnífica esa carta de amor y recuerdo hacia tú madre.Todos nos vemos en ella retratados, porque fué ella, especialmente, quién hizo de nosotros lo que actualmente somos, con la ayuda de su esposo. Un abrazo

Meme dijo...

Emocionada me has dejado.

Abrazos

luna dijo...

Hola Chela ha sido maravilloso poderte leer y ver tu lado más íntimo y sensible que es tu madre,un recordatorio que jamás se olvidará ya que está compartido por miles de bloggeros que a la misma vez se siente igual que tu y sus pensamientos son tan grandes como el cariño que has sentido escribiendo estas cuatro letra, has dado en el clavo cada uno de nosostros sentimos lo mismo hacia nuestras madres ya esten en la tierra o en el cielo.

besitos

luna

Nerim dijo...

Esta carta me ha hecho llorar. Mi amatxu murió hace ya muchos años, sin embargo, me acuerdo de ella todos los dias, incluso, varias veces al dia, pues hay muchas cosas que me la recuerdan constantemente, pero sobre todo, el gran amor que he sentido por ella es lo que
hace que ella viva por siempre en mi corazón.

Un beso y un fuerte y calido abrazo, mi querida Chela.

Úrsula dijo...

Abuela, Chela es el claro ejemplo de lo bien que lo has hecho, como madre y como persona. Perteneces al Reino de los cielos donde ya tienes tu altar en esa mesilla con tu más fiel devota que custodia tu esencia...que nunca morirá porque siguirá viva en nosotras, tus nietas y tu bisnieta.

DARÍO GÓMEZ (EL PEATÓN) dijo...

¡Ay, Clela!, esa carta tuya me ha llegado al alma. Mi madre murió cuando yo tenía nueve años, sin que hubiera alcanzado a escribirle ni siquiera una esquela. ¡Cuantas cosas tengo por decirle después de 41 años! Le debo muchas cartas.

El género epistolar es, además de precioso, una verdadera catársis, un enjuague del alma. Y tu lo cultivas con primor. Gracias, Chela, por esa carta que, con tu permiso, le enviaré a mi mamá.

Mª Teresa Alejandra dijo...

Chela, siempre la vas a llevar dentro de tu alma...

un abrazo inmenso

maite

Thony Caro dijo...

HOLA CHELA: LA MADRE, COMO NOSOTROS QUE NO LA TENEMOS, LA MÍA SE FUE EL AÑO PASADO Y DESDE ENTONCES ESTOY COMO TU, CONVERSANDO CADA VEZ QUE VIENE A MIS PENSAMIENTOS.-
QUE TENGAS UN FELIZ DÍA.
BESOS

zeltia dijo...

Caramba, chela, me has emocionado.
siento tus palabras sinceras y llenas de sentimiento, como si fueran mías.
Es veerdad que yo me acuerdo de mi mamá casi todos los días, desde que murió. Si no es por una cosa, es por otra.
Sonrío cuando repito frases que ella me decía machaconamente, y ahora me encanta decir a mi.
Y yo no le pido nada, solamente cuando me encuentro muy triste, lloro y le digo cuanto me gustaría tenerla conmigo.
Otras veces siento de pronto una ternura tan grande hacia ella, y me pesa el no habérsela demostrado cuando ella la necesitaba.
Alguna vez , muchas, me reconozco en ella. Me veo en ella, o a ella en mi. Trato de imaginar que sentía ella cuando tenía mis años,
y ahora la comprendo mejor.
he sido poco comprensiva y egoísta con ella.
Se me encogió el corazón con tu lectura.

Anónimo dijo...

Querida Chela,
Preciosa carta y preciosa foto. De las buenas personas, como tus padres, sólo pueden salir "buena gente". Un abrazo.

"Sula"

Juan de fe nores dijo...

Solo puedo enviarte un beso enorme, pues como el resto de la familia, tienes un gran e inolvidable corazón.
Tus palabras de cariño y amor hacia tu madre, son también un aliciente para nosotros.
Un beso.