Coruña

Coruña

Ría de Coruña

Ría de Coruña

Seguidores de este blog

25 de julio de 2010

Día de Santiago.











Hoxe é 25 de xulio.
Hoxe é o Día da Patria Galega. Hoxe é o Día do Apóstolo Santiago. Hoxe é domingo. Fai bo tempo. Luce o sol.


Parabéns e unha aperta para os galegos espallados polo mundo.




           Enlace recomendado:

http://www.jubiladajubilosa.com/2007/07/declaracin-de-amor.html


15 de julio de 2010

Al mal tiempo buena cara. Veraneo gris.


Me persigue el gris.


Conste que el gris es un color que me gusta. Lo elijo con frecuencia para mi ropero o "fondo de armario", como dicen algunas voces de la moda, en sustitución del clásico negro que tanto gusta como recurso cuando uno no sabe que ponerse. El gris resulta elegante sin ser rotundo y a mi me hace juego con las canas.


¿Pero de que va esta página? No es de trapos ni de moda de lo que iba a hablaros sino del color gris de mi veraneo.

En mayo y en junio hubo algunos días buenísimos de sol y de calor, pero yo no pude aprovecharlos porque estaba enfrascada haciendo unos cursos de arte y literatura y finalicé la última clase a la vez que arrancaba la hoja del mes de junio en el calendario.

Me vine al apartamento de la playa, con deseos de sol y de mar, pues estaba un poco anquilosada y lánguida de pasar las semanas anteriores a la sombra. Desde que llegué, el 5 de este mes, solo me bañé los dos primeros días y como un acto heroico, dado lo fría que estaba el agua, que pagué con un enfriamiento (quizás por no estar previamente curtida) que me obligó a volver a Coruña para ir al médico.


















Ahora sigo aquí, junto a mi ventana, acompañada del ordenador mientras contemplo el cielo gris, el mar gris, con mucho blanco de espuma formada por el batir de las olas contra las rocas. De de vez en cuando se filtra algo de azul por las nubes desgarradas o el gris se torna rosado, como ayer por ejemplo, al final de la tarde con los reflejos del ocaso solar en un intento de anunciar para hoy un día soleado. Pero no se cumplió el pronóstico, salvo por la mañana que estuvo un poco azul y parecía que iba a ser pródiga en sol para la playa, pero no fue así. Se levantó más viento, volvieron las olas y el mar de fondo, y otra tarde más en casa con el ordenador, viendo pasar los barcos... Salen unos, entran otros, pero no hay ni una sola embarcación de recreo, ni vestigios de ocio o placer en el agua. La playa estaba desierta, y sigue desierta, como en la canción de María Isabel.


Al mal tiempo buena cara.


Lo bueno para mi es poder ver este mar batido como un espectáculo hermoso y gratuito, sin que me vaya en ello la vida como puede irle, pues se la juegan, a los percebeiros, que hoy eran portada en los diarios locales, ya que por estas fechas se celebra en el pueblo de Corme (celebre por El Roncudo, enclavado en plena Costa de Morte y donde se dan los mejores percebes) la Fiesta del Percebe. Debido a ser época de turismo no quieren desperdiciar la oportunidad de obtener, con su extracción y venta, buena y merecida ganancia.

Aprovecho también el tiempo, junto a mi ventana, para conectarme con amigos y poner un poco al día las relaciones del ciber-espacio, así como preparar la siguiente página que les prometí a mis amigos de la Asociación de Alumnos y Ex-alumnos de la Universidad Senior de Coruña, y otra más que debo a unos amigos de Malpica.

El resto del tiempo me viene bien para entretenerme en la cocina y hacer alguna comida de las que me gustan, ordenar cosas y leer. Pero a cada rato interrumpo para asomarme a la ventana y hacer fotos. Es lo que tiene el mar, ninguna ola es igual a la anterior, y el color cambia constantemente con el paso de las nubes.

Ya hace tiempo os había puesto un post con un temporal de verano en el mar, áquel más fuerte, que titulé "Mareas Vivas". Estos días grises y de mar de fondo suelen ser más usuales a finales de agosto o primeros de septiembre pero no en julio. ¡Que le vamos a hacer!

Contemplar el espectáculo y esperar que de nuevo salga el sol. ¡Que saldrá!






















































Así moría ayer el día



Así apareció hoy la mañana, azul. Pero ahora por la tarde está igual que ayer, gris, con viento y mar de fondo, así que las fotos se repiten.



Aquí estoy, esperando el sol y que el mar se calme.
Aquí me encontraréis.
Nos visitamos.



Anexo. Viernes 16 de julio.

Día de la Virgen del Carmen. Día de la Patrona de las gentes del mar.


Suerte. Hoy salió por la mañana, aunque algo tímidamente.

Mis vecinos y yo nos entretuvimos pintando las barandillas de las jardineras de la fachada del edificio. Luego bajamos a la playa y nos dimos un baño. El mar estaba lleno de algas debido a las fuertes mareas de estos dos últimos días. La temperatura, la justa para no tener calor.

Y para más suerte, mis vecinos Fernando y Maribel (los del bajo de mi apartamento y que el año pasado me cogieron anémonas en la playa para que probara) me regalaron unos percebes, que un percebeiro cogió esta misma mañana. Como hay "mareas vivas" la marea baja deja al descubierto muchas zonas que otros días resultan inaccesibles.

Así que ahora me voy a celebrar el día del Carmen con unos inesperados percebes.
En la playa grande del pueblo hay en estos momentos una "Sardiñada" pública como comienzo de las fiestas que empiezan con el Carmen y terminan el Día de Santa Ana.

Efectivamente hay días grises y días con sol. Seguimos en verano.




5 de julio de 2010

Cartas desde la cárcel. Prisión Provincial de Coruña.




 Palabras e imagenes de:
John Berger e Isabel Coixet


Homenaje a los hombres y mujeres que, encarcelados por sus ideas, ocuparon celdas en la Prisión.








Conmemoración y recuerdo en la ex- Prisión Pro
vincial de Coruña




Vista, desde la parte posterior de la cárcel, de Torre de Hércules. 1936


*.- El cielo no está siempre azul.



Escribí la última página de junio, en un día soleado de San Juan. Hoy hace sol pero el sábado, estuvo gris. Todo era color gris, el cielo, el mar, la ciudad... Mi alma, finalmente, se puso también gris de tristeza.

Parecía que el clima se hubiese confabulado para ambientar en gris, en melancolía, la visita guiada que ese día realicé a la prisión provincial de Coruña. Prisión que se inauguró en 1927, como una cárcel moderna, amplia y soleada, donde los presos pudieran vivir con más dignidad, siguiendo las pautas defendidas por Concepción Arenal. En 1998 fue clausurada de forma oficial, aunque de hecho, y parcialmente, prorrogó un poco más la actividad en función de la atención requerida por un grupo de reclusos que trabajaban en el exterior y pernoctaban en la cárcel.

Estaba interesada en conocer estas dependencias, antes de que se decida el futuro del edificio y lo remodelen.

En sus viejas y húmedas paredes, en sus goznes oxidados, en los musgos y en las hierbas que han iniciado el camino de la invasión por patios y tejados, en las celdas, en los pasillos y galerías, en todos los servicios e instalaciones, en medio del silencio, solo cortado por una estremecedora música ambiental, aun parece oírse la respiración de los hombres y mujeres que la habitaron, que soñarían cada noche con la libertad, con sus familias, con sus amigos... Que oirían cada día, como yo pude escuchar, el graznido, impertinente y chillón, de las gaviotas, alborotando sobre los tejados y cornisas del edifico, sobrevolando los patios. Su graznido podrían haberles parecido como una burla, al comparar su vida entre rejas con la capacidad de las aves para volar y cruzar los mares.

Actualmente, en la Prisión no se está realizando ningún tipo de mantenimiento y los últimos temporales han destrozado bastante los tejados, filtrando mucha agua. El edificio ha sido muy aceptable en sus origenes y es casi seguro que tendrá un destino cultural y social, pero la crisis actual quizás retrase la viabilidad inmediata de cualquier proyecto en este sentido.

El sábado pasado, el día no solo estaba gris sino que hacía frío, y los que llegamos un poco antes de la hora prevista, al no tener una sala donde esperar, nos resguardamos en el porche de la entrada, contemplando desde allí la Torre de Hércules y las idas y venidas de los tranvías. Precisamente utilicé el tranvía número 100 - igual que el día de San Juan- para hacer el trayecto hasta la Prisión, desde la playa de Riazor.



Trayecto en tranvia hsta la Prisión. Espera en el porche de la entrada principal.

* - "From I to J"


En estas fechas se está celebrando en la Prisión un proyecto realizado por Isabel Coixet e inspirado en la obra "From A to X" de de John Berger, al que se homenajea en esta ocasión, como a todas las personas que estuvieron en la cárcel víctimas de la represión, durante la Guerra Civil y los años siguientes.



En el acto público, "From I to J", tuvo lugar la lectura de una serie de cartas, seleccionadas, de la obra de Berger, a las que actrices famosas, prestaron su voz. Sonaron en el espacio de las celdas, de los pasillos. E hicieron eco en las galerías. Dichas cartas fueron luego repartidas a los asistentes. Las letras y las voces se tradujeron a sentimientos en los corazones sensibles.


Yo no estuve en esa lectura, pero las encontré en los expositores instalados para la ocasión. Dos cartas y fotos lograron emocionarme sobremanera, eran las de un encarcelado en la prisión de Coruña, de nombre José Miñones, abuelo de Isabel Miñones, una compañera de mi vida laboral, y además amiga. Isabel no llegó a conocerle como es natural pues el que sería su padre era entonces solo un niño pequeño, un niño que, como sus hermanos, quedó huérfano, porque su padre había cometido el "delito" de ser republicano. Una de las muchas víctimas que se cobró injustamente la Guerra Civil. La lectura de esas dos cartas, una antes de morir, dirigida a su esposa, y otra, unos meses antes a sus hijos, enviándoles una foto, son de las que llegan al alma, dejándola triste, tan gris y melancólica como la atmósfera que envolvía la prisión y su entorno.

Con éstas y otras cartas, la presencia en el escenario real, donde tantos seres humanos sufrieron, simplemente por tener ideas diferentes y luchar por ellas, el tipo de música que acompañaba el evento, la visión de las celdas. las rejas, todo se convierte en sensaciones. Retrocedí con el pensamiento y sensación de angustia hasta aquellos años, aunque yo no hubiese nacido aún, que marcaron a nuestros padres, a nuestros abuelos. ¡Es de justicia recordarles! ¡A todos! Pero sobre todo a los que más sufrieron por tener que dejar a sus descendientes una herencia de dolor y muerte que ni siquiera fue reconocida.

Aunque sea triste, me siento en la obligación de rendirles mi propio homenaje. Lo hago con sincero y profundo afecto.

*.- Visita al interior de la Prisión Provincial de Coruña


Acceso al interior de la prisión.


Galerías y pasillos

 



Decora la exposición la escultura "Madre naturaleza" de Tono. 2009








Celdas









Patios. Las gaviotas planean y lanzan graznidos constantemente.






Local de la escuela, con acceso desde uno de los patios.














Patio de la zona de mujeres. Ellas habían construido un pequeño jardín.

Sala de cine y vídeos. Sobre la rota pantalla, John Berger reflexiona en voz alta.




Locutorio y habitación para el vis a vis.





(Disculpad si se inicia con una frase publicitaria. La música merece la pena)


*.- Cartas del prisionero José Miñones a su esposa y a sus hijos antes de morir.




(Pinchar las fotos para ampliar tamaño)





















 



Después de leer estas cartas, salimos de la prisión con el alma y el corazón entristecido.
  



Foto hecha en el exterior. Parte posterior de uno de los patios de la prisión.


Atardeceres oscuros, presagiaron muchos amaneceres sin vida.

¡No habéis muerto en vano! Vuestra sangre la llevan vuestros descendientes.