Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

15 de julio de 2010

Al mal tiempo buena cara. Veraneo gris.






Me persigue el gris.Conste que el gris es un color que me gusta. Lo elijo con frecuencia para mi ropero o "fondo de armario", como dicen algunas voces de la moda, en sustitución del clásico negro que tanto gusta como recurso cuando uno no sabe que ponerse. El gris resulta elegante sin ser rotundo y a mi me hace juego con las canas.

¿Pero de que va esta página? No es de trapos ni de moda de lo que iba a hablaros sino del color gris de mi veraneo.

En mayo y en junio hubo algunos días buenísimos de sol y de calor, pero  no pude aprovecharlos porque estaba enfrascada haciendo unos cursos de arte y literatura y finalicé la última clase a la vez que arrancaba la hoja del mes de junio en el calendario.

Me instalé en el apartamento de la playa, con deseos de sol y de mar, pues estaba un poco anquilosada y lánguida de pasar las semanas anteriores a la sombra. Desde que llegué, el 5 de este mes de julio, solo me bañé en el mar los dos primeros días y como un acto heroico, dado lo fría que estaba el agua, que pagué con un enfriamiento (quizás por no estar previamente curtida) que me obligó a volver a Coruña para ir al médico.


15 de Julio.


















Estoy  junto a la ventana, acompañada del ordenador mientras contemplo el cielo gris, el mar gris, con mucha espuma blanca formada por el batir de las olas contra las rocas. De de vez en cuando se filtra algo de azul por las nubes desgarradas y el gris se torna rosado, como ayer por ejemplo, al final de la tarde con los reflejos del ocaso solar en un intento de anunciar para hoy un día soleado. Pero no se cumplió el pronóstico, salvo por la mañana que estuvo un poco azul y parecía que iba a ser pródiga en sol para la playa, pero no fue así. Se levantó más viento, volvieron las olas y el mar de fondo, y otra tarde más en casa con el ordenador, viendo pasar los barcos... Salen unos, vienen otros, pero no hay ni una sola embarcación de recreo, ni vestigios de ocio o placer en el mar. La playa estaba desierta, y sigue desierta, como en la canción de "María Isabel".

¡Al mal tiempo buena cara!       

No obstante me agrada poder ver este mar batido, es un espectáculo hermoso y gratuito, sin que me vaya en ello la vida como puede irle, pues se la juegan, a los percebeiros, que hoy eran portada en los diarios locales, ya que por estas fechas se celebra en el pueblo de Corme (célebre por el peñón de "El Roncudo", enclavado en plena "Costa da Morte! y donde se dan los mejores percebes) la Fiesta del Percebe. Debido a ser época de turismo no quieren desperdiciar la oportunidad de obtener, con su extracción y venta, buenas y merecidas ganancias.

Aprovecho también el tiempo, junto a mi ventana, para conectarme con amigos y poner un poco al día las relaciones del ciberespacio, así como preparar la siguiente página que prometí a mis compañeros de la Asociación de Alumnos y Exalumnos de la Universidad Senior de Coruña, y otra más que debo a unos amigos de Malpica.

El resto del tiempo me viene bien para entretenerme en la cocina y hacer alguna comida apetecible, ordenar cosas y leer. Pero a cada rato interrumpo para asomarme a la ventana y hacer fotos. Es lo que tiene el mar, ninguna ola es igual a la anterior, y el color cambia constantemente con el paso de las nubes.

Ya hace tiempo os había puesto un post con un temporal de verano en el mar, más fuerte, que titulé "Mareas Vivas". Estos días grises y de mar de fondo suelen ser más usuales a finales de agosto o primeros de septiembre pero no en julio. ¡Que le vamos a hacer!


Contemplar el espectáculo y esperar que de nuevo salga el sol. ¡Que saldrá!





























Así muere hoy el día

16 de julio.
Día de la Virgen del Carmen. Día de la Patrona de las gentes del mar.


Hoy a la mañana el cielo  es  un poquito azul

Suerte. Hoy salió el sol por la mañana, aunque algo tímidamente. Mis vecinos y yo nos entretuvimos pintando las barandillas de las jardineras de la fachada del edificio. Luego bajamos a la playa y nos dimos un baño. El mar estaba lleno de algas debido a las fuertes mareas de estos dos últimos días. La temperatura, la justa para no tener calor.

Y para más suerte, mis vecinos Fernando y Maribel (los del bajo de mi apartamento y que el año pasado me cogieron anémonas en la playa para que las probara) me regalaron unos percebes, que un percebeiro cogió esta misma mañana. Como hay "mareas vivas" la marea baja deja al descubierto muchas zonas que otros días resultan inaccesibles.

Así que ahora me voy a celebrar el Día del Carmen con unos inesperados percebes.
En la playa grande del pueblo hay en estos momentos una "Sardiñada" como comienzo de las fiestas que empiezan con el Carmen y terminan el Día de Santa Ana.

Efectivamente hay días grises y días con sol. Así es nuestro verano.

Aquí me quedo, aquí os espero. ¡Nos visitamos!



27 comentarios:

Rita dijo...

A mi me gusta ese tipo de verano porque odio el calor, así que yo sería feliz en un lugar así, y si además tienes un ventanal viendo ese mar que cuanto más embravecido más me gusta.......felicidad completa. Disfruta de ese verano que tiene sus muchas cosas buenas, oye, que bonitas fotos
un abrazo

esteban lob dijo...

Qué maravilla, Chela. Tendré que conformarme con esas vistas, compartiendo el paisaje contigo, ya que tu arte culinario no se puede distribuir por internet.

Un abrazo de jubilado...a jubilada.

Genín dijo...

Hola Chela, guapa, hacia tiempo que no nos "veíamos", pero como sucede con tu mar, que siempre sale el sol, aquí estamos, contemplando esas preciosas fotografías, casi se puede olor a Cantábrico viéndolas, esos grises de los que hablas, a mi también me gustan mucho, y la transición del gris al azul del cielo con la luminosidad del sol y vuelta al gris, es una maravilla.
Cuídate mucho.
Besitos y salud

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Chela:

Hasta envidia dan semejantes lugares tan bellos, envidia de la buena, claro está.

Te encontré en el blog de Esteban.

Abrazos.

unjubilado dijo...

Preciosas fotos "Nunca llueve a gusto de todos".
Te quejas del gris del cielo, en Zaragoza nos quejamos del azul del cielo, llevamos una semana con temperaturas superiores a los 35º en ocasiones han superado los 40.
Te propongo un trato, te envío por correo los cielos limpios de Zoza y tu me mandas las nubes de Galicia.
Que disfrutes de tus vacaciones a la orilla de la mar.
Un abrazo

Gaviota dijo...

Hola Chela, aunque esté gris tu veraneo, qué dicha que estés con mar al lado!! en Madrid nos estamos cocinando :P
Quizá sería bueno que compartieras alguna de tus recetas de verano, te lo agradecería infinitamente!!
Un abrazo

Quidquid dijo...

Hola Chela:
Con gusto te enviaría un poco de sol del Mediterráneo...
Aquí nos ocurre lo contrario tenemos, sol en abundancia, con un alto grado de humedad que todavía lo complica más...
El mar en calma y con temperaturas del agua,que superan los 26/27º...
La dificultad es para dormir de noche, pues con humedades superiores al 75 % la sensación es muy bochornosa.
Tus fotografías son muy acertadas , gracias a esos "grises"... y las de las olas, impresionantes.
Que pases un feliz fin se semana, con más sol...
Luis

Nerim dijo...

Chela, me he estado fijando en las maravillosas vistas que tienes desde tu apartamento. Que gozada, que alivio para la vista y que descanso para el alma, poderse quedar ahi sentada, admirando el mar, un gran aliado para escribir y para soñar, vamos, algo así como tu musa particular¡que envidia!.

Un beso de corazón y todo mi cariño

CANTO EN FLOR dijo...

Un buen post en tonos de gris que a ese cielo y esos mares nada le hacen.

Tu vista en la ventana es maravillosa!!!

Disfruta amiga aún en gris, mañana el sol brillará.

Un beso!

vazquez74 dijo...

Ese mar encrespado, esos cielos revueltos, ese aire rebelde... tienen su encanto, sin duda. Qué suerte tenemos quienes vivimos en el lejano Norte y podemos disfrutar este clima.
Abrazos.

thony caro dijo...

HOLA CHELA: LOS DIAS NOS DEPARAN SORPRESAS, NO IMPORTA SI ESTA GRIS O NO, LA NATURALEZA ES MUY BELLA Y TU TIENES EL PRIVILEGIO DE VERLA DE CERCA Y SI ES, DE LA CORUÑA...SOBRAN LAS PALABRAS, COMO SIEMPRE ME DI UN PASEO POR TU DEPARTAMENTO PARA MIRAR ESAS OLAS ENFURECIDAS QUE SIEMPRE CAUTIVARON A LA ENTRADA ENTRE MERA Y CORUÑA.-
UN GRAN ABRAZO Y QUE SE MEJORE EL TIEMPO.-

Dora Ku dijo...

Chela: Esta ignorante, que soy yo, piensa que en toda Europa hace calor, de hecho mi hija, que vive en alemania, me cuenta que prácticamente se están asando. Pero mira que ustedes, estando en el mar, no tienen tanto sol.
De todos modos el paisaje es maravilloso. Me da por pensar que estoy contigo, contemplando el inmenso mar, luego me ivitas un rico café y charlamos, mientras escuchamos contentas el ruido del mar.
Bueno, soñar no cuesta nada, ¡que lo disfrutes!.
Cariñosamente: Doña Ku

Andrés dijo...

Querida Chela:

No sé si te acordarás de mi, pero me ha hecho ilusión que conservaras los premios que te entregué hace tiempo (bajo los nombres de Ulyses y Bender cuando llevaba la página amebasaladeriva.com).

Dejé el asunto de los blogs un tiempo por problemas con las páginas, pero ahora tengo un nuevo blog http://www.blogodisea.com y utilizo mi verdadero nombre, que es Andrés.

Me he acordado de ti porque estaba rescatando los contenidos del blog antiguo y he visto tus comentarios. Me ha entrado enseguida la morriña y he venido a visitarte.

Me alegro enormemente de leerte de nuevo, siempre me encantó el espíritu que imprimías a tus textos y los temas de los que hablabas, siempre con el corazón.

Sobre lo que hablas del mal tiempo, precisamente yo soy un enamorado de esos días grises, pero quizás sea porque siempre he vivido en el Mediterráneo, y aqui en Valencia lo raro es ver un día gris.

Será que anhelamos lo que no tenemos. A mi me encanta la lluvia. Siempre que llueve, me digo: "Hoy hace buen tiempo".

Aun así, es admirable que le hayas sacado el lado positivo de esos días en los que a uno le gusta quedarse en casa.

Bueno querida Chela, siempre ess un placer volver a reecontrarse con una amiga, aquí me tienes como otro de tus fans incondicionales para leer tus escritos.

Un abrazote.

Contrapunto dijo...

Hola Chela, yo que vivo en Donosti durante todo el año, una ciudad en la que es un lujo vivir y me sienta privilegida por ello, el verano me escapo a mi casita de Benidorm, donde el cielo y el mar son azules, y el verano es verano.
Un beso

Chela dijo...

Rita y Genin:
Entiendo que os gusten los cielos grises por contraste.
Aquí nos empieza el verano a mediados de julio (hoy vuelve a estar gris y esta lloviendo menudo (“miudiño”) y se nos acaba a mediados de agosto, con lo que el invierno resulta demasiado largo. Algo intermedio estaría bien, o al menos que cada estación del año se cumpliera íntegramente..

Esteban y Canto en Flor:
Del paisaje nunca me quejo. Es un consuelo, que viviendo en una esquina de Europa, de España, y de Galicia, lejos de todo (nuestros vecinos más próximos están al otro lado del Atlántico (América) por lo menos el espíritu y los sentidos gozan de una naturaleza de verde, ríos y mar que dan sosiego.

Rafael:
Bienvenido a esta “casita cibernética”. Siempre digo “Los amigos de mis amigos, amigos míos son”. Esteban es un excelente amigo común.

Gaviota:
Tu nick ya no me lleva a tu blog sino a tu página de Facebook y no puedo comunicarme contigo sin entigrarme en la red. Por el momento no tengo intención de formar parte de ninguna red social aunque ya todas mis amistades lo están, así que no creo que pueda tardar mucho en hacerlo.

Me pides alguna receta. Te diré. No soy una buena cocinera. Hago todo “a ojo”, sin receta, y de manera muy elemental.

Quidquid:
El verano gallego tiene la ventaja de que deja dormir. No prescindo de una manta y…
¡Nada de sacar los brazos o los pies fuera de las sabanas! Por la noche baja bastante la temperatura. Bueno, en el sur de Galicia tienen con Coruña unos 3 o 4 grados de diferencia, a veces incluso más y allí si hace calor.

Nerim:
Tienes razón de que este sitio es un buen lugar para escribir y para soñar…
Yo por el momento sueño más que escribo. Últimamente me dedico, sobre todo, a “pasmar”.Cuando era joven no podía estar ni cinco minutos sin hacer alg. Este mes sentía necesidad de no hacer nada. Es una sensación nueva pero te diré que me encuentro a gusto y sin remordimientos de conciencia. Es algo como dejar un aparato fuera de actividad para “cargar pilas”. Espero recobrar energía.

Un abrazo para todos.

Umma1 dijo...

Qué fotos tan hermosas, Chela...

Primero, que esa afirmación "a mal tiempo buena cara", me encanta; en todos los órdenes de la vida, no solo en lo que a playa y verano se refiere.

Yo soy una mujer a la que la vida obligó a dejar el mar, que creo, que luego de mi hijo es lo que más quiero. Tengo por él una morriña, que para qué te voy a contar... y aunque lo reencuentre con cierta, siempre me parece poco.

Y mirá, lo que más echo de menos son los días de mar embravecido, los oleajes furiosos, las playas revueltas por las marejadas.
Y las jornadas grises que iban acabándose con las gaviotas graznando sobre el agua.

Me llena el alma esta historia tuya.

Un abrazo

Chela dijo...

Vázquez74:
Me pasa lo que a tí, me gusta esto a pesar de tener poco sol. Tenemos el organismo adaptado. De hechoa a mi el calor me sienta mal.
En contrapartida disfrutamos de un paisaje precioso y de buenos productos. Todos los sitios tienen algo bueno y algo menos bueno.

Thony:
Siempre que estoy en Mera te recuerdo y cuando hago una página con fotos sobre este entorno maravilloso pienso en lo que te gustará verla y “lembrar a terra”,
Casa Pardo, este año ha dejado de ser restaurante. Ahora se mantiene el edificio (arreglado) solo como vivienda familiar.

Dora Ku:
El clima en Europa es muy variado e incluso dentro de España. En medio del continente es más extremado, los países del sur y que dan al Mediterráneo tienen buen clima con calor y sol. Pero Galicia tiene un clima Atlántico, similar al de las islas Británicas y de Irlanda. Brumas, lluvias, temperatura templada y pocos días de sol.
Por supuesto que nos podemos tomar un café juntas, y charlar, charlar…

Andrés:
¡Oh maravilla! ¡Que alegría! Sigues en el ciber, podemos volver a conectar. No sabes cuantas veces te busqué por la red en las URL habituales pero no te localizaba ni había forma de dejar comentario en las últimas páginas. Tampoco te encontraba por los blogs de amigos comunes. Ahora paso a visitarte.
¡Muchos abrazos! Me hace feliz el reencuentro.

Contrapunto:
Aquí no estoy mal, donde yo no aguantaría ahora en esas fechas es en Benidorm. Me conformaría con que al menos cada semana de verano tuviera tres o cuatro días de sol. Pero suele ocurrir lo contrario.

Aldabra dijo...

hay que aprovechar lo que toca, Chela, no puede ser de otra manera.

y tú eres de las que saben vivir y ocupar cada momento para que la vida pase mejor.

preciosas fotos, eres muy afortunada pudiendo disfrutar todos los días de esas maravillosas postarles, reales en tu caso.

biquiños y salud,

CHARO dijo...

VAYA PAISAJE TAN BONITO QUE TIENES DESDE TU VENTANA, ES ENVIDIABLE, A MÍ CON SEMEJANTES VISTAS MARÍTIMAS Y EL ORDENADOR DISPUESTO NO ME PREOCUPARÍA PARA NADA EL CIELO GRIS. LAS FOTOS SON PRECIOSAS

Chela dijo...

Charo y Aldabra:

Si, es una suerte tener estas vistas. De hecho cuando compré el apartamento decía a mis amistades: ¡Compre un paisaje! Y me preguntaban:¿Es un óleo? ¿Es una acuarela?
No, les respondía es una “marina” enmarcada en tres metros de ventana.
El apartamento tiene en total 49 mts.2. pero bien repartidos. A mi me llegan.

Las fotos salen solas. Cada vez que miro, veo una “foto”. Solo tengo que disparar. De hecho tengo la cámara al lado de la ventana y todos los días hago unas cuantas. Se me ha ocurrido que voy a irlas poniendo en el sidebar del blog.

Umma1:

Los que hemos nacido o vivido, o ambas cosas, al lado del mar no podemos vivir sin él. Pienso que con la montaña, el desierto, el río, la nieve, etc. debe de pasar lo mismo. Los paisajes que marcan la infancia y la juventud quedan para siempre en el alma.

luna dijo...

Chela, me han cautivado tus fotografías y las vistas que se ven desde tu apartamento son preciosas aunque sean de color gris como tu pelo,el gris es un coloar que a mi me gusta, y cuando el mar cuando anuncia tormenta y se pone de ese color yo, lo encuentro vivo y bravo y a la vista me transmite paz y emoción ...o sea me gusta.

besitos

luna

Toupeiro dijo...

No me gusta mucho el gris, pero bien combinado con otros colores, sin abusar y en el momento apropiado, sí; una buena niebla también tiene su encanto. La espuma del mar de un blanco grisáceo es un buen ejemplo.

Fabi dijo...

Que maravilla Chela, aun no me gusta mucho el cielo gris, tienes una vistas sin palabras, gracias de verdad por compartirla... yo quiero mucho este lado de tu pais, es de verdad maravilloso.

Un fuerte abrazo veranero

Goathemala dijo...

Unas fotos extraordinarias que acercan el olor a salitre de la mar. Me la hacen cercana, palpable.

No te diré nada del emplazamiento de tu apartamento.

A mí el gris igualmente me gusta. Busco los cielos lluviosos y las ráfagas frescas. Claro está que hay que alternarlo. No todo deben ser cielos borrascosos.

Saludos, Goathe.

Bolena dijo...

Adoro el mar Chela. ¡Qué maravillosas todas las fotos que nos muestras! ¡Qué privilegio poder contemplar todo eso desde tu ventana! A mí el mar me relaja muchísimo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola chela soy una chica de malpica, gracias, me encanta tu blog, un besiño. por cierto te dejo este enlace de un video que hice sobre mi pueblo, espero que te guste.http://www.youtube.com/watch?v=v9ElqgY_kdk&feature=fvst

Chela dijo...

Anónimo:

Gracias por tus palabras y por el vídeo. ¡Es muy bonito! Te pongo un comentario en YouTube.

Un saludo.