Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

7 de diciembre de 2009

Mis vicios confesables. ¡"Larpeiradas"!





*Higos,
¡en almíbar! 

*Cortezas de naranja,

¡en almíbar!


¿Se heredan los "vicios"?




Es increíble la cantidad de cosas que llevamos en los genes, ¿o es una disculpa? No lo sé, pero lo cierto es que la casi totalidad de mi familia materna somos una pandilla de "larpeiros", incluidos los miembros del género masculino. Aclaro, para los que no sois de Galicia, el significado de "larpeiros". La persona "larpeira" es aquella que disfruta comiendo exquisiteces, sobre todo de sabor dulce. No es sinónimo de goloso o de persona que se da "atracones", porque no es cuestión de cantidad sino de calidad, de sabor, de elaboración mimada... Y por "larpeirada" se entiende "manjar exquisito para agrado y recreo del paladar". ¡Hum, que rico!

En la época en que no había televisión, ni vídeos, ni ordenador, los niños de mi familia materna, que éramos muchos, nos reuníamos todos los domingos, en casa de mis abuelos a merendar, y cada tía aportaba algo: pan de nueces y pasas, rosquillas de aceite, galletas de nata, budines de pan con frutas confitadas, bizcochos, etc., amén del chocolate. ¡Todo hecho en casa!


Mi tía Rosa

En la actualidad la que conserva la tradición, de las tres tías maternas que me quedan, es mi tía Rosa, y ella también es la que hacia, en exclusiva, los higos en almíbar que tanto nos gustaban y gustan. Ella pasa los veranos en una casa de campo con una finca muy grande que tiene muchos frutales, lo que le motiva para prolongar los veraneos hasta muy avanzado el otoño, entreteniéndose en hacer toda clase de conservas y licores. Luego nos va obsequiando con tarros y tarrinas de confites y mermeladas, membrillo, pan de nueces y pasas...A la vez que nos invita, cuando la visitamos a unos "chupitos" de licor de guindas, o de café, de limón... ¡todos buenísimos!
Aunque siempre me gustó tener libros de cocina, en realidad me remito siempre a las recetas caseras con sabores y recuerdos de infancia, y cuando quiero hacer algo clásico recurro a lo que vi hacer a mi madre, a mis tías, o busco en mis dos libros básicos: el "Picadillo", para las recetas gallegas (aunque adaptándolas a la actualidad, en cantidades y otros pormenores) y, el celebre Manual de Cocina, editado por la Sección Femenina de entonces, y que recoge prácticamente todas las recetas de la cocina española que hacían las mujeres de la época.

Tengo también otros libros más específicos y cantidad de libretas con recetas manuscritas. Pero no engañaros, rara vez cocino algo especial, casi siempre tiro por lo fácil y sencillo porque al vivir sola me falta motivación. No obstante me gusta consultar los libros cuando se me antoja algo determinado que no se hacer o cuando me interesa dar con algo de lo que tengo alguna referencia, como cuando probé un pulpo buenísimo en Foz, (costa lucense), y que luego encontré en el libro de "Picadillo" y en otro de Álvaro Cunqueiro sobre Cocina Gallega: el riquísimo "Pulpo a lo Sochantre", que ya os recomendé en una ocasión.

Cuando tenía a mi madre conmigo en casa, en los otoños, me daba por hacer cosas que le gustaban (y a mi también, por supuesto), tales como compotas y confituras. Y fue así que le pedí a mi tía Rosa que me diera la receta de los higos en almíbar.


   

 *Higos en almíbar. 


La  tía Rosa me "contó" como hacia ella los higos en almibar (¡riquísimos) pero  me la dio sin cantidades exactas. Todo  aproximado y "a ojo" por lo que incluyo aquí, por si alguien tiene interés, la que viene en el célebre libro de "Picadillo". Para el remojo previo, en  vez de con una aguja gruesa, yo los pincho con un tenedor, que lo tengo más a mano y acabo antes.

Lo  importante es que los higos no deben estar maduros sino verdes, aunque a punto de madurar. Han de tener algo de color pero deben estar prietos, de lo contrario se desharán antes de estar en su punto y esparcirán todas las semillas por el almíbar, enturbiándolo. En cuanto a la cantidad de azúcar depende un poco de que el almíbar os guste más o menos espeso y dulce. Como en todas las recetas es cuestión de irle cogiendo "el punto" según las preferencias.

















Estas fotos os pueden orientar, por el color. Recién cogidos del árbol (estos se los compré al señor Manuel, un encantador abuelo que vende los productos de su huerta a la puerta de su casa, y que me queda en el camino de la playa), puestos a remojo en agua y cociendo, casi a punto de finalizar la cocción en el almíbar. Si os rompiera alguno al cocer (mejor retirarlo a tiempo antes de que suceda), como me pasó a mi, podéis filtrar las semillas colando el almíbar, al final después de sacar los higos. Al acabar la cocción, dejar enfriar y luego guardar en frascos esterilizados. Si hacéis bastante cantidad también podéis guardar algún frasco en el congelador, justo para estas fechas previas a la Navidad y para obsequiar.

* * *

Y ya metida en la danza de hacer frutas en almíbar, la última se me ocurrió al leer un libro de cocina que compré hace un par de años y que se titula "Sabores de la Toscana", de Stephanie Alexander y Maggie Beer, dos australianas que escribieron una obra fantástica recogiendo la experiencia, las recetas y las anécdotas de la escuela de cocina italiana, que realizaron en la región de Toscana, alojadas con su alumnado en una preciosa y suntuosa villa, oculta entre viñedos, rezumando arte por los cuatro costados. Es un libro que puede recomendarse a los que amen la Toscana, la cocina italiana y el costumbrismo.

La receta en la que me fije, fue una sobre el aprovechamiento de las pieles de los cítricos para confitarlas. Yo que me tomo una buena naranja cada mañana al desayuno, encontré en la receta una utilidad a las pieles y de paso, ¡como no! darme el gusto de otra "larpeirada", que ha resultado todo un éxito para mis sobrinas y amigas. En la receta se trata de las pieles que quedan después de exprimir el cítrico y que supongo estarán mucho más buenas pues les queda adherida parte de la pulpa. Las pieles que yo confito están cortadas directamente de la naranja sin exprimir (pues la tomo en gajos), tal como se puede apreciar en las fotos. Las de cada día las guardo en un recipiente y en la nevera, si voy a tardar en hacerlas más de diez o doce días, las meto en el congelador.







*Cortezas de naranja, en almíbar.








(podéis hacer clic en la receta para verla en tamaño mayor)









Como en la anterior receta, podéis ver como son las pieles que utilizo de mis naranjas, y el tono que van cogiendo con el almíbar. Han de quedar casi transparentes. 

La última parte de la receta (secado en rejilla), yo no la hago, eso sería para conseguir una especie de escarchado.

Si después de enfriar y envasar el confitado, guardáis los tarros en el congelador, os informo que una vez sacados del mismo y dejados un día en el frigorífico, volverán a su punto. 

En el frigorífico pueden conservarse varios días, una vez empezados.


*Merendar en invierno


El té es otro de mis "vicios", que por cierto tenía abandonado desde que me quedé sola pero que estos días lo he retomado con motivo de la visita de una de mis sobrinas. Todo sabe mucho mejor en compañía, compartiendo, conversando...

Ayer estaba un día de perros: frío, lluvia, viento... ¿Y que mejor, para una tarde casera, que entregarse al placer de un rico y aromático té de Ceilán, con unos higos y cortezas de naranjas en almíbar, acompañado de queso fresco?


Hoy me he entretenido contándoos estas recetas, y si os tuviera cerca estaría encantada de invitaros. ¡De verdad!




*¿Y la Compota de Navidad?

Si algún "larpeiro" o "larpeira" quiere hacerla y probarla le remito a la receta que publiqué en mi blog hace dos años.



http://www.jubiladajubilosa.com/2007/12/navidad-dulce-navidad.html

Anexo en 2011: Pan de nueces y pasas.
http://www.jubiladajubilosa.com/2011/10/pan-de-nueces-de-toda-la-vida.html



36 comentarios:

Chela dijo...

Tenía un par de páginas más sobre Soria para publicar pero he decidido aplazarlas para más adelante y optar por daros cuenta de alguno de mis vicios confesables: mi afición a las confituras caseras. ¡Soy una larpeira!

Hay que alternarlo todo. Espero que os guste.

Quidquid dijo...

Hola Chela:
Me acabo de apuntar en una agenda que tengo que ir a Galicia a comer "Higos" y "Naranjas".
No sé si podré realizar el viaje, pero después de leerte, considero imprescindible esta visita.
No conocía la palabra "Lampeiradas", pero a partir de ahora me considero un adicto a ella. Tu exposición nos muestra la gran variedad de postres que tenemos en este país y sobretodo los que se elaboran desde antaño por nuestros abuelos.
Un "lampeirado" saludo,
Luis

Genín dijo...

Hola Chela, guapa, no te creas que yo soy mucho de compotas ni del dulce que resulta el almíbar, pero esas cortezas de naranja deben de estar deliciosas, de todas maneras, como me pasa con bastante frecuencia en tu blog, tendré que volver para disfrutarlo con mas calma, tengo que salir a caminar y lo he leido mas deprisa de lo conveniente, hasta entonces te dejo
Besitos Decembrinos y salud.

SAFIRO dijo...

Chela,
¡Cómo quisiera estar cerca de tu casa!...más que cerca, quisiera estar dentro de tu casa y saborear de esos higos y demás confituras y declararme viciosa y sumarme a la pandilla de"larpeiros".
¡Qué rico!



Un abrazo grande!

alejandrapiam dijo...

ahhh, te voy a copiar la receta!!! tú sabes que yo tengo una pastelería, así es que si tienes otra receta suprema, la mandas!!!
jajj
un beso

Chela dijo...

Alejandra, si tienes una pastelería se me ocurre que puedes hacer pequeñas tartaletas individuales con crema de queso y adornar con un higo o mitad, en almibar, o bien con un trocito o varios de naranja confitada. Valdría igual para adornar las tartas de queso con higos o naranja confitada, cortando las frutas y presentándolas al gusto. ¡Me las imagino! ¡Una ruina para la silueta! Menos mal que yo estos caprichos me los doy de tarde en tarde.

un abrazo.

Elena dijo...

Hola Chela, al leer esto saboreo todo los postres que mencionas de mi madre,los higos están buenísimos y en estas fechas no se cansa de hacernos el pan de nuez y pasas. También tengo un especial recuerdo de la mermelada de moras de la tía Uquilla; cuando mis hijos eran pequeños se entrenían cogiéndolas y por la noche mi madre y yo la hacíamos, es deliciosa. Me encantan tus vicios confesables...somos genéticamente larpeiras...besiños.

Silvia dijo...

hola!genial tus ricas recetas...muybuen relato...
las fotos invitan acomer ..juajua..ya....
somos muchas las larpeiras...
gracias por compartir.besos ,
silvia cloud

Aldabra dijo...

¡Que buena pinta tiene todo, Chela!
Yo también soy una larpeira de cuidado, de hecho llevo un buen rato peleándome con las ganas de ir a la cocina a por un trozo de tarta de queso que me trajo esta mañana mi madre.

las cortezas de la naranja seguro que me encantarían porque ya mermelada de naranja amarga es una de mis favoritas... con tiempo pasaré a buscar la receta.

también comparto contigo el gusto por el té, después de comer siempre me tomo uno, voy alternando rojo y verde... en realidad soy mucho de infusiones, por las noches suelo tomar menta poleo.

¡que hambre! creo que al final no voy a poder resistir la tentación de la tarta...

eso, mañana ya empezaré la dieta.

biquiños.

Abuela Ciber dijo...

Lo primero agradecerte tus palabras solicitando tus disculpas por no venir antes.
Contrario a lo que piensas no dispongo de tanto tiempo en el pc, trato de disfrutar el día variadamente y en especial con seres queridos.

Te dire que ver las fotos y leerte me llevo a tiempos de niñez.
Mi abuela paterna era una cocinera fenomenal.
Y ese dulcero de cristal que tienes era como el de ella, tambien tenia otro redondo mas chato donde colocaba las manzanas almibaradas.
Coleccioné cantidad de recetas a traves de mis días pensando que cuando me jubilara tendría tiempo, ja ja bueno en realidad termine repartiendolas entre mis nueras!!!!
Yo quede con mi libro tradicional y algunas pocas muy especiales.
Las que compartes las guardaré porque tanto los higos como la cascara de naranja o mermelada me encantan!!!

Recibe mi afecto con la certeza de que es un placer venirte a visitar.

Pilar - Lechuza dijo...

Pues sí que estás hecha toda una larpeira!!ja,ja.
Aunque tomo cosas dulces de vez en cuando, me gusta más lo salado. No tengo muchos postres en el blog porque en casa somos poco larpeiros. Yo los hacía antes para mi suegro, pero desde que nos dejó....hago muchos menos.
bueno, me ha encantado verte de nuevo y me alegro de que te vaya todo fenomenal.
un biquiño muy grande

luna dijo...

Hola Chela, te diré que yo no noy amiga de las confituras, pero la verdad es que me has abierto el apetitoooooooooooo, con esos manjares que nos has puesto sobre la pantalla.Mi especialidad son las mermeladas de todas las clases,bueno, bueno ,bueno...es decir las hace mi marido jajajaja, tiene un arte para cocinar y hacer repostería y todo lo que le caen en las manos está echo todo un artísta jajajaja.cuando le enseñe las confituras y tus receta le vá a faltar tiempo para ponerlas en práctica jajajaja.

Gracias Chela por las recetas y las buenas fotografías que le acompaña que te hacen imaginar lo rico que está.

besitos

luna

Nerim dijo...

Querida Chela, las dos cosas me encantan y yo también soy adicta a las confituras caseras, las mejores, las sin par, las inigualables y las que siempre sientan bien mientras se coma con mesura.

Muchas gracias por tu cariñoso comentario y te deseo que pases unas felices fiestas, aunque ya te enviaré un correo más extenso y personal.

Un beso y un fuerte y calido abrazo

Goathemala dijo...

Larpeira perdida! Tus entradas son una maravilla, bien lo sabes. Entradas almibaradas que se saborean y palpan.

Aunque estoy de momento alejado un poco de este mundo no voy a dejar de pasarme por aquí.

Un abrazo.

Goathemala dijo...

Larpeira perdida! Tus entradas son una maravilla, bien lo sabes. Entradas almibaradas que se saborean y palpan.

Aunque estoy de momento alejado un poco de este mundo no voy a dejar de pasarme por aquí.

Un abrazo.

toupeiro dijo...

No comprendo como es que estas soltera.


Dulces sueños!!

thony caro dijo...

CHELA:QUE EXQUISITECES ESOS HIGOS EN COMPOTA, ME HICISTE ACORDADR CUANDO ERA UN NIÑO Y SUBIA A LAS HIGUERAS DE MI ABUELO ALLA POR BETANZOS Y LOS RECOGIA EN UNA CESTA PARA QUE MI MADRINA LOS HICIERA ASI COMO TU.-
MARAVILLOSA LA PARTE PERIODISTICA QUE PUSISTE A CADA TEMA.-
UN ABRAZO.-

Mariaisabel dijo...

Mi querida Chela,
Pero que rico debe estar!
Además nos lo explicas tan bien, con imágenes, mesa y mantel...a una le dan ganas de ir para Galicia, que por cierto me encanta!
Un feliz fin de semana.
Un abrazo

PROSERPINA dijo...

Me has hecho la boca agua,¡con lo que me gusta el dulce!.Copio la receta con tu permiso y cuando estemos en la temporada los haré.

Por aquí lo que más abunda es el pan de higo, que como es lógico ya lo compré y va medio.

Lo que voy a hacer es la naranja, porque de eso tenemos y muy buenas.

Ya te diré como ha salido.

Un saludo Proserpina

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

chela, que solo con leerte, mi azucarrrrrr.
Ya te daré alguna receta para una guarnicion de carnes com ocordero, o lacon asado. Es una larpeirada total.
Y cuida todos esas recetas.
Bicos.

Anónimo dijo...

Este fin de semana hemos tenido la suerte de probar una de tus "larpeiras" (pieles de naranja en almíbar) y nos has dejado impresionados... con algo tan simple has elaborado un postre exquisito y sorprendente!
Un beso enorme
Marisa y Diego

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...DESDE MIS HORAS ROTAS
TE OFREZCO MI ALMA EN VERSOS
Y EL CORAZON COMO UN BELLO
ALMANAQUE PARA DISFRUTAR EL
ANO 2010...


TE SIGO , CON AFECTO .
jubilada jubilosa


jose ramon.---

celebrador dijo...

¡Qué post más guapo!, por el Ebro diríamos de "morrico fino"

thony caro dijo...

HOLA CHELA: SOLO DESEARTE LO MEJOR PARA ESTAS FIESTAS Y QUE EN ESA CORUÑA QUE DEBE ESTAR MAS HERMOSA QUE NUNCA, TE LLEGUE TODO LO QUE TU CORAZON TE PIDA.-
UN ABRAZO.

Situco dijo...

Acabo de darme cuenta que soy un LAPEIRO ajajajajajajaj y me encanta jajaja

Felices Fiestas amiga

Un beso

MentesSueltas dijo...

En estos días, siempre pedimos y prometemos... pues entonces que cada deseo sea una flor, cada dolor una estrella y cada lágrima una sonrisa.

Mis mejores deseos de armonía y paz interior.

MentesSueltas

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Chela: A un cuando en mi blog he dejado una felicitación general para todo el que entre en él, con los amigos quiero de forma individualizada expresarles mi deseo de que el espíritu de Amor que nos nace en Navidad sea una constante en vuestras vidas y en la de aquellos a quienes améis.
engo la boca hecha agua es una fuente
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Estimada Chela:

Mi mas afetuoso abrazo llegue a ti con el deseo...

Que en estos días y....siempre, vivas la paz y regocijo de la vida, el amor, la bondad y el don de dar..
.
Que disfrutes la compañía de seres que aprecias y/o el recuerdo de idos.
.
Y soñando con que colaborando cada uno un poquito, en estos sentires expresados, podemos ir cambiando el mundo.....
.
Martha
.

Aldabra dijo...

Felices Fiestas, Chela.

biquiños,

Airblue dijo...

Estaba todo buenísimo, no me extraña que tengas esos vicios tan sanos, a mi me encanta todo lo confitado. Eres un libro abierto, mi buena amiga.

Felices Fiestas, Chela y un estupendo año. Lo mereces.

SAFIRO dijo...

Veo que todavía no se lo llevaron todo...¡Qué rico!

Chela, paso a dejarte un gran abrazo y desearte una hermosa Navidad y que el año que se inicia sea portador de muy buenas cosas para vos.

¡FELICES FIESTAS!

BESOS

alejandrapiam dijo...

feliz navidad querida Chelita!

PROSERPINA dijo...

Feliz Navidad y que el año 2010 te sea propicio en amitad y AMOR verdadero, dos palabras con un mismo significado y no te olvides de alguna recetilla de esas tan ricas, con las que nos deleitas.

Paz y felicidad.Proserpina

Dgato dijo...

Chela tu página es bellísima, me hace experimentar un gran placer su lectura, es fresca original y ..llena de encanto.
Mi abuelo hacía dulce de naranja y se perdió en la familia la receta.
En todas nuestras casas se preparan higos verdes como dulces en forma similar a la que describes y me encantan y ahora se de donde llegó a Costa Rica la receta pues cuando la menciono en otras latitudes siempre me responden: como ..ha de ser tóxico usar higos verdes
Veo que la receta la trajeron de España los abuelos..
Gracias por tu labor que sigo desde que iniciaste el blog. Como periodista eres genial.
Feliz año nuevo
Eduardo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Chela dijo...

Se ha eliminado el comentario anterior por tratarse de un spam.
Voy a cerrar los comentarios a este post.¡Lo siento!Lo han dejado ya cuatro veces!Lo borro y lo vuelven a pone.Deben tener un enlace a esta página para intereses ajenos a su contenido.