Coruña

Coruña

Punta Bufadoiro. Mera (Oleiros)

Punta Bufadoiro. Mera (Oleiros)
Coruña, al fondo entre cortinas de espuma

Seguidores de este blog

30 de abril de 2008

POR TIERRAS DE FOZ (LUGO)



EXCURSIONES DE DOMINGO (II)







Retomando la ruta.                    








Como contaba en el penúltimo post, el día 13 de este mes hice una excursión con la Asociación de Amigos de los Museos de Galicia, por Mondoñedo y la costa lucense y dejé parte de la misma pendiente de contar para seguir ahora. Esta zona de Galicia es de gran belleza pues reune estupendas playas en su costa y un agradable paisaje en las tierras del interior.

El recorrido que hicimos forma parte de la conocida ruta de Pardo de Cela, del Mariscal Don Pedro, aquel famoso señor feudal que fue decapitado en la plaza principal de Mondoñedo, por resistirse a que Galicia, entonces Reino, perdiera su autonomía ante la intención de los Reyes Católicos de anexionarlo a su Corona.
En el post sobre Mondoñedo ya mencioné este personaje con un enlace a información más precisa.


Sigamos ahora con otro tramo de la ruta de esa excursión de domingo, por el municipio de Foz.


El Castro de Fazouro.

Cuando dejamos Mondoñedo nos fuimos hacia la costa de La Mariña lucense, concretamente, la parte central y que se corresponde con el municipio de Foz, de largas playas y limpias aguas, pero también frías. Es una zona muy bella, y aunque el día era lluvioso, siempre es un regalo para la vista. Espero que las construcciones nuevas, siempre amenazantes y actualmente abundantes en la zona, no invadan el paisaje y respeten las vistas del mar desde la carretera.




Nos aproximamos hasta la orilla del mar, cerca de la playa de Arealonga, para visitar el Castro de Fazouro, en la parroquia del mismo nombre. y situado en la llamada Punta do Castro, especie de pequeña península de acantilados bajos.


Haciendo clic en la foto quizá podáis leer el contenido













La lluvia no quería darnos tregua para las fotos.


El Castro de Fazouro, tiene más de 2.400 años de antigüedad pues consta que fue ocupado entre los siglos I y III a.C. Es del tipo de los llamados castros marítimos , de los que hay varios en nuestras costas, entre ellos el muy conocido Castro de Baroña, en la costa coruñesa, del que  hablaremos en otra ocasión por tratarse de un lugar auténticamente mágico, al menos a mi me lo parece.

La planta del castro tiene forma pentagonal y la superficie que se supone ocupó es de unos 7.000 m2., siendo el más importante de los situados en la costa lucense. En el istmo de la península quedan los vestigios de un foso construido para su defensa, impidiendo el acceso a los terrenos ocupados por el castro .

Debido a la erosión del mar, labores de labranza y abandono, quedan pocos vestigios de lo que pudo ser su pasado. No fue hasta 1988 que la Administración se interesó por su recuperación y conservación, aunque se hicieron excavaciones desde 1963, encontrándose monedas, cerámicas... Actualmente los yacimientos descubiertos, que son escasos, muestran unas estructuras rectangulares y una circular, hechas con trozos de pizarra.

Comida en Foz

Desde  Castro  Fazouro volvemos, por la costa, hasta Foz para ir a comer.


La comida tuvo lugar en el restaurante del Hotel Leyton, del cual no tenía referencia alguna hasta hoy mismo que lo miré en Internet y del que tomo el croquis que adjunto por si queréis parar allí a comer si pasáis por la zona. Curiosamente, entre las especialidades gastronómicas que citan en su pagina web, no hacen mención del primer plato que nos sirvieron: "pulpo guisado" y que para mi, y para el resto de comensales, estaba estupendo (repetimos todos). De segundo, tomamos una carne asada con patatas que estaba muy buena, pero que en Galicia es un plato muy común, y no lo es tanto el pulpo guisado, salvo en Mugardos, villa marinera de la ría de Ferrol.

Como estaba tan bueno el pulpo así elaborado, al llegar a casa me puse a consultar en mis libros de la "Cocina gallega" de Alvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira, y en el famoso  "La cocina práctica" de "Picadillo".


En ambos libros aparece la receta, que yo identifico como la del pulpo que comí en Foz, bajo el nombre de "pulpo a la sochantre", en el primero, y "pulpo a lo Sochantre", en el segundo. "Picadillo" nos relata al inicio de la receta, la anécdota de un tal señor Sochantre, de la Real e Insigne Colegiata de La Coruña, del que dice que "quitándole los hábitos y dejándole crecer el pelo de la corona, es un barbián". Del tal Señor Sochantre toma Picadillo la receta.  (Nota: Sochantre, según la R.A.E. es el nombre que se da al "director del coro en los oficios divinos")




Libros de cocina gallega


Del libro de Picadillo.
(haciendo clic en la foto podéis leerla).





Foto del pulpo guisado
que tomé en el Leyton



Nota:
El pulpo que hay que mazar antes de cocinar es el fresco, pero el congelado no lo precisa.

Después de bien comidos, dejamos la villa de Foz y la costa para seguir ruta por el interior y hacer la siguiente visita.



San Martiño de Mondoñedo.

Al llegar a la que fue antiquísima catedral de San Martiño de Mondoñedo, hoy basílica menor, por Decreto papal de febrero de 2007, uno cree encontrarse más ante una especie de fortaleza, pertrechada por dos muros exteriores, a corta distancia uno del otro, que de un monumento de culto religioso.

























Felipe Senén, historiador, presidente de la Asociación de Amigos de los Museos de Galicia, nos explica, antes de entrar en el templo, pormenores del monumento..

La historia de la impresionante edificación que alberga la iglesia parroquial de San Martiño de Mondoñedo, declarada monumento nacional, se remonta siglos antes al de la construcción, de estilo románico, que hoy podemos contemplar, llegando hasta la más temprana Edad Media. Ya el Rey Alfonso III (siglo IX) instauró en San Martíño de Mondoñedo la que fue antigua sede episcopal de la provincia de Bretoña, parte integrante del antiguo Reino de Galicia. De esa época y quizá anteriores son las piezas prerrománicas que se conservan en la construcción actual. En el interior del templo, y en este sentido, destaca el frontal del altar mayor.

Sobre las primitivas construcciones, el obispo Gonzalo, o el Obispo Santo , como se le conoce, inició,
en el siglo XI, la iglesia románica que sustituyó a la anterior, del pre-románico gallego del siglo VI. Se dice del estilo románico de este templo que asemeja al prerrománico asturiano y al románico del Pirineo catalán. Posteriormente se le fueron incorporando otros elementos, como los contrafuertes exteriores, en el siglo XVIII, con objeto de sostener lo ya edificado. De San Martiño de Mondoñedo se dice que fue la primera catedral construida en el sur de Europa. El rango de catedral lo perdió cuando la sede episcopal, se traslado a Mondoñedo.

En cuanto al interior del templo, no hice ninguna foto por no estar permitido, y lo siento por no poder aportar fotos propias de la iconografía de sus capiteles, pinturas murales del XV-XVI ( en proceso de restauración), la tumba de San Gonzalo, e interesantes piezas del museo. Existe también en el interior del templo un retablo en piedra, de estilo románico, con un Cristo-majestad, único en el arte europeo.

Para que podais visitar el interior de San Martiño os pongo un enlace que os permitirá ver unas fotos en panorámica circular. La 1 es del exterior, y la 2 os mostrará el interior del templo.


En el exterior, y antes de partir, tomé estas fotos.











Remate de crucero, en el jardín exterior. 

Los bellos cruceros de granito, que adornan los atrios de las iglesias y los cruces de caminos, son una constante en Galicia, aunque muchos, desgraciadamente, han sido expoliados...


Pienso que los canteros no labraban la piedra sino que oraban sobre ella con sus manos de artistas.

Despedida

La excursión siguió hasta Cervo, para visitar la fábrica de Sargadelos, famosa por su cerámica, y luego paramos también en la villa de Vivero, pero resultaría demasiado largo el post si lo relato aquí, así que termino por hoy. Quizás otro día...

Lo que no sé es si  gusta que  cuente estas pequeñas excursiones de domingo que hago por mi tierra. De hecho suscitan menos comentarios que otros posts. ¿Preferís mejor otros temas? Agradezco vuestra sincera opinión.


De regreso, el sol se esfuerza en ahuyentar las nubes, sin conseguirlo del todo.


Digo adiós, desde la ventanilla del autocar, a estas hermosas tierras bretoñesas de la provincia de Lugo.


*   *   *

Enlaces de interés
Sobre San Martiño de Mondoñedo

Interior del templo de San Martiño (fotos: panorámica circular. 2)



23 de abril de 2008

DÍA MUNDIAL DEL LIBRO

WORLD BOOK DAY


Sé que estáis suficientemente enterados que la UNESCO, promulgó en París, en 1955, el día 23 de abril de cada año como Día Internacional del Libro y del derecho de Autor, fecha elegida por coincidir con el fallecimiento de grandes hombres de las letras, de transcendencia universal: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega.


¿Qué han sido y que son los libros para mi?



Desde muy pequeña sentí un deseo enorme por aprender a leer. Lo conseguí por un método entonces muy clásico: enseñanza del abecedario, consonantes vocales, silabas...y aquellas famosas frases de un sencillo libro llamado catón... "Mi mamá me mima, mi mamá me ama, yo amo a mi mamá..." Y todos los días había ejercicio de lectura en el colegio. Así conocí las fábulas de Esopo, poesías famosas de nuestros clásicos, vidas ejemplares de distintos personajes...Y con la lectura nos enseñaban a entonar y a aprender versos de memoria que luego recitábamos ante nuestros compañeros de clase...Cuando podía elegir un regalo siempre pedía cuentos, ¡los devoraba y leía una y otra vez! Tenia las colecciones propias de mi época y los conservaba, ordenadamente, en mi pequeña librería. Y cuando no tenia nada nuevo para leer recuerdo que me distraía con los diccionarios del ESPASA que tenía mi padre y también las novelas ejemplares de Cervantes, que ahora que lo pienso eran muy poco apropiadas para una niña...
En la adolescencia, con el dinero que me daban para ir al cine los domingos yo lo aplicaba al cine pero yendo los días más baratos (los martes) para que me sobrase y juntar para comprar libros de la Colección Austral, editados por Espasa-Calpe Argentina S.A. y que se distribuían desde Buenos Aires y Méjico. La colección tenia varias series, diferenciadas por colores, según la materia: novelas y cuentos, ensayos y filosofía, clásicos, viajes y reportajes...
Más tarde, mi afición por la pintura, me obligaba a leer en francés pues para ir conociendo a los clásicos impresionistas tenía que recurrir a libros de importación, de la colección Squira, que distribuía la editorial Afrodisio Aguado de Madrid...

Otra temporada me dio por coleccionar libros en gallego, en los comienzos de la editorial Galaxia, en la que publicaba una poeta amiga mía, muy querida, Xohana Torres, y que actualmente es miembro de la Real Academia Gallega. Ella también me dejaba muchos libros para leer y me animaba a escribir. ¡Debería haberle hecho caso!
Al comenzar a trabajar dejé de lado gran parte de mis aficiones y la literatura. Desde entonces empecé a consumir desaforadamente, y casi en exclusiva, libros de interés para mi trabajo sobre Sociología, Psicología, Relaciones Humanas, Pedagogía... Cada vez que me trasladaba de ciudad me iba con mis libros a cuestas... Han viajado en cajones de fruta y en mi "600" en varias ocasiones. Y ahora los tengo por casa, en la habitación de trabajo, en mi dormitorio, en el pasillo... (dejo algunas fotos de muestra).















Por los pasillos de mi casa...











Y aún hay más en el cuarto de trabajo...








El trato a los libros


Cuando de pequeña leía cuentos, y luego libros de literatura, los trataba con sumo cuidado, procuraba no forzar los lomos, los olía (me encantaba el olor de las tintas y de determinadas clases de papeles, me gustaba sentir el roce de las hojas entre los dedos medio y anular, no doblaba las hojas ni escribía en ellos. Pero desde que empecé a comprar libros para consulta, estudio, preparar cursos, etc. cambié de actitud y con frecuencia escribía en los margenes, subrayaba.. Los libros dejaron de ser algo sagrado y casi intocable para convertirse en instrumentos de trabajo. Y los más "machacados" son los más queridos, los más útiles, los que más me han enseñado...
¡Mucho he aprendido en los libros! Y aunque ahora hay nuevos soportes, a través de la informática, y en Internet, cuando me interesa un tema lo quiero tener en un libro, para leerlo, comodamente sentada en mi butaca, y tocarlo al mismo tiempo, para llevarlo de un lado a otro por la casa...


Retomando la literatura. Taller de Lectura


Durante toda mi vida laboral he leído muy poca literatura y me quedé un poco "descolgada" de los autores modernos, así que para obligarme a una puesta al día, me apunté en un taller de lectura un día a la semana, los lunes por la tarde.
Este taller forma parte de la programación de actividades complementarias de la biblioteca de la Diputación Provincial de A Coruña, situada en la Calle Riego de Agua y en pleno corazón de la Ciudad. Tiene unas buenas instalaciones: salas de lectura, hemeroteca, servicio de prestamos, talleres para niños y adultos, etc.
Lo interesante del taller no es solo la lectura del libro recomendado, sino la tertulia en torno al libro, el intercambio de opiniones y vivencias suscitadas por la lectura en las personas que forman el grupo,
las observaciones y enseñanzas de las responsable y directora del taller (licenciada), y toda una serie de referencias sobre el estilo, biografía del autor, sus obras más destacadas, añadiendo soportes visuales con entrevistas, películas, etc. Estos días el autor de referencia ha sido Mario Benedetti.


Adquirir hábitos de lectura.


Al salir del taller, de regreso a casa, pasé por los jardines de los Cantones y fotografié este conjunto artístico de una familia leyendo, que resulta aleccionador. Es bueno inculcar a los niños el hábito de la lectura, y aunque hoy los medios audiovisuales están muy asequibles y son cómodos, hay muchas formas de hacer los libros atractivos a los niños, sobre todo porque hay ediciones estupendas, incluso para bebés...Un buen método es el de relacionar las lecturas con aquellos dibujos, películas y series que les gustan...Es también bueno que los padres lean delante de los hijos, que les lean cuentos y otras materias.



Tampoco está mal leer en solitario, al aire libre...(este hombre, tan ensimismado en su lectura, no se ha enterado que le hice la foto, espero que me disculpe).
El caso es leer, gozar de la lectura, sumergirse en ideas y sentimientos, dejar volar la fantasía, olvidarse de la rutina cotidiana...



Un libro para la sobremesa.

Recomiendo "La Casa de papel" de Carlos María Domínguez.
Editorial Mondadori. 112 páginas.



Posiblemente muchos de vosotros conozcáis este libro, cuya primera edición es del 2004, año que lo leí prestado y recomendado por mi ex-jefe laboral y a la vez amigo, Rogelio, una persona muy amante de los libros al que debo unas cuantas buenas lecturas. Estos días me dispuse a leerlo de nuevo pensando en recomendarlo en este post. Y volvió a entusiasmarme. Es un libro que se lee de un tirón, en una sobremesa, por ejemplo, su lectura entretiene casi lo que dura una taza de café y un trocito de tarta.


El autor, Carlos María Domínguez, de nacionalidad argentina y con residencia en Uruguay, no era muy conocido en España cuando se publicó este libro, pero si lo era en los países citados donde ejerce su labor de escritor, critico literato y periodista. Su libro ha sido traducido a varias lenguas y ahora es un autor destacado aquí también.


Al que le gusten los libros le gustara la lectura de éste, pues además de la trama intrigante de la novela, va tratando de soslayo sobre la afición a los libros, su coleccionismo y las bibliotecas, la promoción literaria, ... pero sobre todo, y así se recoge en una frase de las primeras páginas de la obra , de como "los libros cambian el destino de las personas" , que es lo que le pasó a Carlos Brauer, a Bluma Lennon, personajes de "La casa de papel".



Una novela corta, entretenida y muy grata para los amantes de los libros. Espero que os guste tanto como a mi.

Con un buen libro, ya sabéis, procede un buen café o una copita, buena música... Así no  importa que llueva.



*  *  *

19 de abril de 2008

MONDOÑEDO (LUGO)


EXCURSIONES DE DOMINGO (I)



Como decía en otro post del mes de marzo, he retomado una costumbre de hacer excursiones los domingos (no todos) con la Asociación de Amigos de los Museos de Galicia. En este post  ofrezco unas notas de la excursión del pasado domingo día 13, que fuimos a la Provincia de Lugo a visitar la encantadora ciudad de Mondoñedo, Foz, en la costa de La Mariña central lucense, con su castro de Fazouro a la orilla del mar, y también en el municipio de Foz, la antigua y original catedral de San Martiño, para finalizar por la tarde con la visita la fábrica de Cerámica de Sargadelos en el municipio de Cervo y finalmente rematar la excursión en la turística y bonita villa de Viveiro.

MONDOÑEDO


* La ciudad de Mondoñedo se ubica en un fértil y bello valle rodeado de montes altos pero de perfil suave, tras parte de los cuales, los situados al norte, se haya la hermosa costa de La Mariña central lucense.

Mondoñedo tiene una población de 5.135 habitantes, según el censo de 2007, y aunque pequeña todavía conserva el interés de una ciudad que ha sido significativa en la historia de la Iglesia y de Galicia. Posee interesantes monumentos, calles y plazuelas con encanto, mercados típicos, buena gastronomía... Y sus entornos conservan vestigios de una cultura castreña, calzadas romanas, además de un paisaje suave de tonalidades verdes... En fin, que merece que la visitemos.


Al entrar nuestro autocar en la Muy Noble y Leal Ciudad de Mondoñedo, título otorgado en 1156 por Alfonso VII, aparcamos junto al Real Seminario Conciliar de Santa Catalina, que fue fundado originariamente en el siglo XVI y adaptado a sus funciones con una nuevas ampliaciones y reformas en el siglo XVIII , constando actualmente de dos plantas y dos claustros.

Este Seminario fue el primero que se creó en Galicia y el tercero a nivel de España. En su interior existe una importante biblioteca con más de 25.000 volúmenes, 100 incunables y un manuscrito del siglo XIII.


* Antes de llegar a la catedral, principal monumento por categoría, ya que en dimensiones lo es el edificio del Seminario, pasamos por delante de una popular fuente denominada "Fonte Vella", del siglo XVI, conocida también como la fuente de Alvaro Cunqueiro , del que luego haremos mención, por haber dicho de ella que :"Si viniera a las San Lucas (con referencia a Mondoñedo) un perfumista de París yo le llevaría a la Fuente Vieja, para que aspirase lentamente el aroma a heno de hierba recién cortada, y partiendo de él inventase un perfume de otoño..."
La fuente, situada frente al palacio episcopal, fue mandada construir por el obispo Diego de Soto en 1548, tiene unas escaleras para acceder hasta el agua . A ambos lados de su frente se incluyen los escudos del obispo, así como en la parte superior el escudo de armas de Carlos V. La fuente, enclavada en la urbe, se ha respetado y mantenido en el tiempo, dando al entorno un cierto aire pintoresco.

* Seguimos andando, y casi sin darnos cuenta nos encontramos delante de la Catedral, que lo preside todo en Mondoñedo, pues siempre ha sido su corazón, representando el latir de la ciudad, a la vez que constituye su monumento más querido y emblemático. Fue empezada a construir en 1219 durando las obras hasta 1246 en que fue consagrada por el Obispo Don Martín. En 1902 fue declarada monumento nacional.

Posee la catedral diferentes estilos arquitectónicos, desde los cánones del románico en su comienzo (lo que puede apreciarse en la puerta principal de entrada y en el ábside mayor), pero posteriormente fue decorada con elementos barrocos. Las torres fueron construidas en una remodelación de la fachada de la catedral en el siglo XVIII.


En el frontispicio de la fachada, en que puede apreciarse el estilo barroco, puede verse una imagen de la Virgen de la Asunción, y, como remate del mismo, la estatua de San Rosendo.













Vista interior y exterior del rosetón de la fachada principal.

En cuanto al claustro, de planta cuadrada y rodeado con arcos de medio punto y columnas dóricas, fue reconstruido por Diego Ibáñez de Pacheco. Por uno de sus laterales, y a través de una antigua y estrecha escalera, accedimos al museo que está situado sobre las naves del templo y debajo del tejado y de los arbotantes que tenia la catedral y que en una de las reformas quedaron dentro de sus nuevos muros. El museo es uno de los mejores de Galicia en arte sacro, por el valor de sus piezas, la mayoría bellos retablos e imágenes de capillas de la Diócesis. Muchas de las piezas precisan una restauración y esperan una mejor ubicación y presentación, en los nuevos espacios previstos para un nuevo museo en dependencias del gran edificio del Seminario.

Del museo pasamos luego al interior de la Catedral, donde admiramos el retablo del altar mayor, las pinturas de la cúpula central, la sillería del coro y unas pinturas murales góticas, descubiertas en las paredes de detrás del coro cuando trasladaron éste de lugar. A mi personalmente me gustaron muchísimo estas pinturas e incluyo dos fotos que pude hacer, no sin dificultad por el tema de la luz. Los motivos de las pinturas hacen referencia a la Degollación de los Inocentes.













*Al terminar la visita de la catedral nos dedicamos, en su exterior a pasear por la Plaza de la Catedral, donde se desarrollaron importantes acontecimientos de la historia de la ciudad, como fue el hecho de la decapitación del Mariscal Pardo de Cela, ultimo defensor de la provincia britona del antiguo Reino de Galicia, enfrentado ante los deseos anexionistas de los Reyes Católicos, luchando por conservar la independencia de Britonia (así se llamaba antes Mondoñedo) y la no disolución del Reino gallego.








En cuanto a tiempos recientes, tenemos que destacar, en el transcurrir de la vida de la ciudad, la presencia de uno de sus hijos más ilustres, el conocido y prestigioso hombre del mundo de las letras y del periodismo: Alvaro CunqueiroEste famoso literato tenia su vivienda en la zona porticada de la misma plaza de la Catedral a la que podía contemplar cada día desde la ventana de su casa.

En una esquina de la Plaza hay erigido un entrañable monumento con la figura de Alvaro Cunqueiro, mirando hacia la catedral, y que fue instalado con motivo de la celebración del Día de las Letras Gallegas de 1991, año que se dedicó a conmemorar la vida y la obra de esta gran figura de la literatura y periodismo de Galicia.


Situándonos detrás de su estatua podemos apreciar como contempla la catedral de su Mondoñedo querido.

Otro personaje ilustre que ha transitado por esta plaza y por todo Mondoñedo es el celebre músico gallego Pascual Veiga, autor de la música del himno gallego, sobre letra de un poema de Eduardo Pondal, y de cuyo estreno en la Habana en 1907, se ha cumplido el pasado año, el centenario. Pascual Veiga es también muy conocido en nuestra geografía por ser autor de una bella "alborada"  sin titulo, pero que se conoce como "Alborada de Veiga"  y que nunca falta en los repertorios de música gallega.

* Tarta de Mondoñedo.

*De la Plaza de la Catedral, pasamos a ver la Plaza del Concello y luego subimos por la calle del Progreso en busca de alguna confitería donde comprar una típica tarta local. 



Una de esas confiterías se hizo famosa en toda España porque su propietario, Carlos, se auto-denominó como "El Rey de las tartas" y se encargó de hacerse publicidad y darse a conocer, enviando y obsequiando con tartas a grandes personalidades de todas partes de la geografía española, y no sé si también del extranjero, el caso es que todos preguntan por su establecimiento. Ahora es su hijo, heredero y sucesor el que lleva el negocio. Las fotos de la confiteria de "El Rey de las Tartas", muestran bien el espíritu  publicista de su fundador.


No me dejé seducir por la glotonería y compré la tarta más pequeña, casi individual, en la confitería "La Alianza", la más antigua, situada en la calle Progreso, 22 ,  al lado de la oficina de turismo y a veinte metros de la Plaza de la Catedral. Acerté, porque estaba requetebuenísima y muy jugosa. Ya la había comprado en el mismo lugar en otro viaje. 


Comprar una rica  tarta paseando por las calles de Mondoñedo, es  una tentación inevitable pues aún nos queda otra tradicional confitería , "Val de Brea", situada en Rua Bispo Sarmiento, 35, que destaca por su buen hacer artesanal, como puede verse en la foto, en la que se aprecian, al corte, las capas de cabello de ángel y de almendra.

Algunas personas creen (lo he leído en varios blogs) que la tarta de Mondoñedo la creó "El Rey de las Tartas". no es así, el fue simplemente, en la mitad del siglo XX, quien consolidó su fama en todo el territorio nacional y en el extranjero, impulsado por su gran personalidad y espíritu comercial, que hoy continúan sus descendientes. Y tiene su mérito.

Sobre la historia del la tarta de Mondoñedo, dejo el siguiente enlace, que tiene en su web la confitería "Val de Brea" y que merece la pena leer. También encontraréis en ella la receta.

* Ntra. Sra. de los Remedios, patrona de Mondoñedo.



* Saliendo del centro de la Ciudad  nos dirigimos al famoso Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVI en su origen y luego rehabilitado por el Obispo Sarmiento, en el siglo XVIII, con el propósito por parte del benefactor de ser sepultado en su interior, como así se llevo a cabo.



Son preciosos los retablos, de un bello y finísimo barroco, bien conservados, aunque reconozco que éste no es mi estilo referido.

Ntra. Sra. de los Remedios, patrona de Mondoñedo, destaca su figura en el retablo del altar mayor.

La sepultura del Obispo Sarmiento es lo único de estilo no barroco en el interior del santuario

Finalmente, al salir del santuario, nos dimos  un paseo por la alameda. Desde allí me dediqué a contemplar la vistas del valle próximo, de un verde brillante, por efecto de la lluvia caída, que resaltaba su belleza.

* * *

* Receta de la Tarta de Mondoñedo.




Esta tomada del libro de "Cocina Gallega", del que son autores Alvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira Iglesias, con la que compartí residencia en la Universidad de Santiago de Compostela, muy agradable y simpática, y de la que guado grato recuerdo.


Acabo de tomar esta pequeña porción de la tarta,  suficiente porque el contenido es muy contundente, y aunque no caiga bien a la línea, resulta  exquñisita para el paladar.


Aquí  la receta:
(podéis hacer clic en ella para  verla en tamaño mayor)



* * *
Nota: La excursión continuará por otros lugares de la comarca, en el próximo post.
Espero que os haya gustado Mondoñedo y que os animéis a hacer la tarta.


Música de propina:
Me hubiera gustado poder localizar la "Alborada de Veiga" para añadirla aquí pero no lo he conseguido hoy.

Anexo: (25 de abril, 2008)

Gracias a mi amigo,"Unjubilado", incorporo la "Alborada de Veiga", interpretada po Carlos Nuñez, nuestro gaiteiro actual más universal. Espero que os guste (no está completa porque es un "Mix" y al al final lo que suena es la "Muñeira de Chantada")