Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

7 de abril de 2008

MUJERES INMIGRANTES ( II )


CON EL CORAZÓN EN DOS ORILLAS



Ellas tienen su pensamiento y su corazón en otra orilla.











Nostalgia de otras costas y otros mares....

(Continuación)

Este post es continuación de Mujeres Inmigrantes I, publicado el día 30 de marzo, y a los que no lo habéis leído os recomiendo echarle un vistazo antes de leer éste.
Lo que me proponía, era y es subsanar la omisión de no haber mencionado el Día Internacional de la Mujer (trabajadora, sobre todo), la contribución que las mujeres inmigrantes están aportando al desarrollo y bienestar de nuestro país en general y de A Coruña en concreto, que fue el punto de arranque en el ya citado paseo titulado “As donas da Cidade”.
La propia María Inés, actriz que nos acompañó en el itinerario para irlo ilustrando, a modo de rapsoda, con lecturas, poesía y comentarios las vivencias de las mujeres coruñesas del pasado, fue, quien con su encantador acento argentino me puso sobre la pista de la realidad cambiante que estamos viviendo.

Con otros acentos

Son muchos los acentos y diversas las lenguas que ahora escuchamos al transitar por las calles y paseos, al entrar en las cafeterías y restaurantes, al sentarse en un jardín, al ir a comprar… Se ha ampliado también el color de la tez de los transeúntes, varían los rasgos del rostro, la complexión física…


Han venido otras gentes y la ciudad se ha llenado de otro color, de otros acentos… Esto supone una riqueza.
Después de ese día me puse a estudiar un poco el tema, aunque hace mucho tiempo que estoy interesada en él y tengo material al respecto, obteniendo una serie de datos, a partir de los censos elaborados por el Instituto Gallego de Estadística, sobre las mujeres extranjeras e inmigrantes en A Coruña.

Migraciones, antes y ahora

Los fenómenos migratorios no tienen nada de nuevo, simplemente son cambiantes en el tiempo y en el espacio y los motivos de la emigración son casi siempre muy parecidos: conquistas, huida de la represión y de las guerras, empobrecimiento del medio por catástrofes o abusos de explotación, búsqueda de derechos y libertades fundamentales al amparo de las democracias, búsqueda de trabajo y, en definitiva, de un bienestar social y económico, de un mayor desarrollo personal y humano.

Si me ciño a las propias experiencias y observaciones de mi entorno inmediato Galicia, siempre supe que la generación de los abuelos y los tíos de quienes tienen una edad parecida a la mía, emigraron durante la primera mitad del siglo XX a América: Argentina, Uruguay, Cuba, Méjico, Venezuela, Brasil… unos como exiliados, otros huyendo de la pobreza y algunos buscando mejorar su nivel de vida. Fue la emigración más dura por las propias causas y las circunstancias de la lejanía a la que se sumaban la lentitud y esca sez de medios de comunicación. La mayoría, hombres en general, no volvieron nunca al lugar que les vio nacer, simplemente no pudieron hacerlo.

Alrededor de los años 60 la emigración gallega cambió los barcos que surcaban el océano por los trenes de largo recorrido, cruzando los Pirineos hacia los países europeos: Francia, Suiza, Alemania, Holanda, Inglaterra, etc., que formaban parte de la entonces Comunidad Europea y que estaban mucho más desarrollados que lo estaba España. Aunque muchos se quedaron, llevándose con ellos a sus familias, otros muchos regresaron pudiendo, con el esfuerzo de su trabajo y de sus ausencia, mejorar el entorno que habían dejado.

El ingreso de España en la Unión Europea (firmado en 1985 y hecho efectivo en enero de 1986), sumado al final de la dictadura política y consolidación de la democracia, significó para España un cambio a todos los efectos, iniciándose, aunque no siempre sin dificultades, un período económico de progreso y desarrollo. Esto es lo que ha hecho de “llamada” para el retorno de muchos emigrantes y exiliados y para el surgimiento de nuevos movimientos migratorios hacia nuestro País, unas veces para quedarse en él y otras como vía de acceso al resto de los países europeos, sobre todo para los africanos.

Hasta A Coruña, que es “una esquina” de Galicia, de España, y de Europa llegan los efectos de la inmigración.



Población de inmigrantes en A Coruña y porcentaje de mujeres

En A Coruña, junto con Melilla, Palencia, Córdoba, Ourense, Ceuta, Cantabría, Asturias, Sevilla, Salamanca, León, Santa Cruz de Tenerife y Lugo, el índice de inmigración femenina es más alto que el de los varones, según fuentes del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales referidas al año 2005.

En el siguiente cuadro podemos ver los datos de A Coruña, confirmándolo.
(Hacer "clic" en los gráficos para verlos más grandes)


El total de población de A Coruña 
en 2007 era de 244.388 habitantes, de los cuales 113.830 eran hombres y 130.558 mujeres.
Del total de habitantes, 28.137 son extranjeros y de estos 13.016 son hombres y 15.121 son mujeres, representando el 46,25% y el 53,75% respectivamente.
La t% medio de mujeres inmigrantes en España es de 45,71%, unos 8 puntos menos que el porcentaje que ocupan en A Coruña.

Procedencia de las mujeres inmigrantes.

Hasta hace no muchos años, la mayor parte de las mujeres inmigrantes procedían de Portugal, pero actualmente su número se ha estabilizado, incrementándose en contrapartida el número de mujeres procedentes de América del Sur y Central, así como de países  europeos comunitarios y  no comunitarios, o que no lo eran hasta hace poco, destacando las rumanas y las rusas. El mayor número entre las europeas sigue siendo el de las portuguesas.


Entre las 8.686 que proceden de América del Sur, destacan los siguientes:
Colombia, 2094; Brasil, 2027; Argentina, 1219; Uruguay, 895; Venezuela, 884 y Ecuador con 319.

En cuanto a América Central (1.109), se reparten casi a partes iguales las procedentes de Cuba y de la República Dominicana.


En los datos, el apartado "otras" ( Oceanía y apátridas) no es significativo por eso no aparece en el gráfico

Edades


El grupo más numeroso, según edad, es el comprendido entre los 30 y los 45 años, y, dentro de este y por quinquenios, el más numeroso es el grupo que tiene entre 25 y 30 años.

No obstante los grupos por edad no coinciden siempre igual sino que varian según los distintos países de procedencia. En el caso de las niñas menores de edad, la mayoría son sudamericanas.


En el grupo de jóvenes entre los 20 y 30 años, siguen destacando las sudamericanas, seguidas de cerca de las europeas, y entre éstas se reparten en proporciones parecidas las comunitarias y no comunitarias. No es extraño que parte de las jóvenes comunitarias que aprovechan becas "Erasmus" de la unión Europea, una vez finalizados los estudios, encuentren trabajo y se queden a vivir aquí.

El grupo de mujeres de más edad, constituyen un grupo poco significativo y se corresponden con las primeras mujeres que llegaron hace años como inmigrantes. En este grupo hay más europeas que sudamericanas.

Se concluye que, la gran mayoría están en edad productiva laboralmente y biológicamente reproductiva, por lo que su aportación a la sociedad es muy positiva.


Ocupación

La ocupación es variada según la edad y la procedencia, pues en las oportunidades de trabajo influyen la capacitación laboral, el nivel de estudios y la cultura. 
Las jóvenes europeas que tienen estudios universitarios y superiores trabajan como docentes, empresas consultoras y de gestión, oficinas… y también algunas jóvenes sudamericanas con estudios. Pero el trabajo más extendido es el que se corresponde con el sector servicios, principalmente la hostelería.

Otras mujeres, principalmente las de mediana edad, la mayoría sin titulación académica, se han incorporado a la atención domiciliaria, tarea ésta que, días atrás, calificaba un periodista como el último “nicho laboral” y que exige mucho sacrificio. La atención domiciliaria comprende tareas de limpieza y cuidado del hogar pero sobre todo la atención de niños, personas discapacitadas y personas mayores dependientes, algo que hace años hicieron nuestras mujeres emigrantes en los países europeos.

Hoy estos trabajos son propicios porque las parejas de españoles trabajan los dos fuera del hogar, por la dispersión familiar y carecer de familiares que ofrezcan apoyo, y porque nuestros ancianos, que son más longevos, se han quedado solos, debido a las mismas razones. Hoy es frecuente ver en los jardines y paseos personas mayores en silla de ruedas, acompañadas y conducidas por alguna chica o mujer inmigrante. 





Queda resaltada en la prensa, y constatada en la realidad de mi entorno, “la excelente actitud de las empleadas” pero, no nos engañemos, en la mayoría de los casos aunque ganan un salario bueno en relación a sus países de origen no ganan lo suficiente de acuerdo al sacrificio y dedicación que requieren estos trabajos y al que ellas dedican una entrega y unos cuiddos dignos de elogio.

Resumen

No voy a entrar en esta pagina en profundidades sobre otros temas relacionados con lo expuesto, como es la problemática de la gestión de papeles para la regularización de la residencia, la necesidad de vivienda, producidos por la separación de sus familias, el grupo de mujeres inmigrantes que viven esclavizadas por grupos y mafias de explotadores y que se encuentran en situación irregular… Esos temas los dejo para otra ocasión.

Hoy solamente quería resaltar la presencia de estas extranjeras e inmigrantes, censadas en nuestra Ciudad y que están aportando lo mejor de sí mismas para incrementar nuestro bienestar, aunque a la par lo hagan también por el de ellas, pero, hoy por hoy, lo están haciendo con gran sacrificio y dedicación, lejos de su países de origen y de los suyos.

Deseo que su estancia entre nosotros sea muy calida y humana, y que encuentren toda nuestra comprensión y cariño puesto que como gallegos y gallegas, hemos también vivido, directa o indirectamente, los efectos de la emigración.

Las migraciones hacen cultura, crean riqueza, amplían horizontes y contribuyen a la paz, fortaleciendo los lazos que hermanan los pueblos. Es lo que se llamamos INTERCULTURALIDAD, el intercambio de lo mejor de nuestras culturas respectivas.
-----------

Posdata. Dedicada a mi amiga Rosa, bloguera como yo y a la que conocí a través del ciber-espacio.



Rosa ante el monumento a los emigrantes, en el municipio de Oleiros, cerca de A Coruña,durante un paseo que dimos las dos, una tarde del pasado verano.

Rosa representa perfectamente los aspectos positivos de la emigración. Nació en A Coruña y a los 6 años marchó con sus padres a Venezuela. Allí fue al colegio y a la universidad, titulándose en medicina y ejerciendo su especialidad médica en un centro hospitalario público de Caracas dedicado a la geriatría.

Hace poco regresó a España y ahora es aquí donde aplica toda su experiencia médica (riqueza que nos trae de su estancia en Venezuela) a la que añade una rica personalidad y simpatía.

Rosa es un ejemplo de “corazón en dos orillas” pues dejo muchos excelentes amigos, amigas y compañeros de carrera y profesión, en Caracas… Pero ella tiene un blog “Las cosas de Rosa” (magia de la modernidad) y desde esa atalaya conecta y se comunica con la otra orilla, Venezuela, su patria temporal, desde esta orilla, Galicia, su patria de nacimiento.
-----------------

Un abrazo muy fuerte, desde mi corazón y desde mi orilla, para tod@s los de la otra orilla.
-----------------

Direcciones por si os interesan de fuentes que utilicé sobre el tema:
Información estadística del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales:

Artículo de La Voz de Galicia,del24 de marzo sobre el trabajo de las mujeres inmigrantes:


Información y ayuda a mujeres inmigrantes:

           http://www.migrar.org/
                                                                       


35 comentarios:

Enzo Antonio dijo...

Muy interesante los artículos sobre inmigrantes.
Estuve leyendo que España va a necesitar un gran número de inmigrantes en los próximos años, dado el envejecimiento que sufrirá su población....
Cariños.

Chela dijo...

El índice de envejecimiento no es igual en todas las comunidades o regiones de España. Galicia es una de las más envejecidas y es por eso que hay más inmigración femenina debido a que uno de los yacimientos de empleo es el de las auxiliares de atención a domicilio para personas mayores y dependientes y también para centros de día y residencias gerontológicas.
En contrapartida el sector en el que se ocupan más los hombres inmigrantes, la construcción, está en recesión debido a que la adquisición de viviendas ha frenado por la subida del precio del dinero y el elevado coste de las hipotecas.

Un saludo Enzo.Pasaré a visitarte.

Genín dijo...

Uma vez mas, y se va haciendo costumbre ya, un precioso y trabajado post, a la par que interesantísimo.
Me ha llamado poderosamente la atención que sea mayoritaria la presencia de mujeres mas que de hombres, en las latinoamericanas. Es de suponer que los hombres se quedarán en sus países pero ¿Porqué? ¿Es que ellos aunque en forma precaria si trabajan y la mujer no?
Desde luego ellas tienen aquí unas fuentes de trabajo que ellos no tienen, como tu explicabas muy bien en el sector de hostelería y en los hogares.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices sobre la riqueza que representan para nuestro Pais los/las inmigrantes.Ojala que toda la gente lo viera igual que nosotros.
Un detalle por tu parte la reseña sobre nuestra amiga Rosa.
Un beso y salud,Genín

Chela dijo...

Genin:

La explicación creo que está en el tipo de trabajo que pueden realizar más fácilmente.
Al menos en Galicia, y en esta provincia en concreto y en la de Ourense, además una explicación es que en el trabajo de atención domiciliaria muchas viven y duermen en la misma casa en que trabajan (así se sienten también protegidas, aunque tiene sus inconvenientes porque están más aisladas para integrarse socialmente, hacer cursos, etc.), lo cual les permite ahorrar más dinero para mandar a sus familias,

Las mujeres latinoamericanas, en el caso de España, tienes además la ventaja del idioma, y muchas de ellas eligen Galicia por ser descendientes de gallegos y gallegas.
Estas inmigrantes vienen con la idea del retorno a su país de origen, donde muchas de ellas han dejado marido e hijos. Lo que si puedo decirte es que son encantadoras y allí donde trabajan las quieren y las respetan y aun cuando algunas no tengan estudios o mucha cultura si tienen una excelente educación y una muy elevada escala de valores humanos. Creo que tienen mucho que enseñarnos porque aquí se están perdiendo muchos de los valores que ellas conservan.

Un saludo.

muxica dijo...

La mujer inmigrante empieza a tener cada vez más protagonismo, como baluarte económico de la familia pero también como elemento clave en los procesos de integración a través de la escuela o el barrio, donde interviene mucho más que los hombres. Incluso se detecta entre las mujeres latinoamericanas la proliferación de negocios étnicos, como las peluquerías, que son una especialización de las mujeres dominicanas.
"Las mujeres que emigran son muy emprendedoras, apuestan por la vida y el futuro, sueñan con construir un mundo diferente y no tienen vergüenza en realizar trabajos inferiores a sus capacidades, ellas rompen lo que se llama la burbuja del sin futuro que atenaza a otras mujeres y las familias que han quedado en los países de origen".

Como siempre sorprendente tu post, me quedo admirándote por tanto como te lo curras.

Mil biquiños

celebrador dijo...

La emigración española a las américas a comienzops del S. XX tocó a muchas casas, por ejemplo a la mía, hoy tengo una enorme cantidad de familia en Argentina (en Corrientes sobre todo) a la que apenas conozco

jose carlos dijo...

Muy buen trabajo, me gusto mucho. Un beso chela.

Rosa dijo...

Amiga como siempre tus trabajos bien hechos, planeados e investigados, has descrito de forma admirable la situación por la que están pasando miles de mujeres que sin mucha preparación luchan para lograr algo mejor para sus familias, ellas llegan y trabajan en lo que siempre hicieron en sus casa atender niños y personas mayores casi siempre basadas en su intuición y su calor humano.
En lo que a mi respecta te dire mi creo que es mi parte venezolana " echada pa´lante" la que me esta permitierdo reiniciar mi vida a estas alturas. Venezuela me dio todo y por eso siempre tratare de dar a conocer todos sus aspectos positivos, muchas veces opacados por las desgracias que se están viviendo actualmente.
Chela con tus palabras me has hecho llorar, pero no de tristeza, me he dado cuenta que cuento con gente maravillosa que me quiere en ambas orillas y eso es un privilegio. Un abrazo.

Frabisa dijo...

Hola, Chela

Muy bueno tu post. De algún modo me parece triste y lamentable que un país como el nuestro tenga que justificar a diario la presencia de inmigrantes entre nosotros.

¿Que han hecho los españoles y especialmente los gallegos en los años 50?

En fin, que no quiero extenderme más, aunque antes de irme voy a precisar una cuestión. Nací en Montevideo, soy hija de padres gallegos, por tanto tengo doble nacionalidad. Vine a este país con 18 años, han pasado 30, este es MI país. Soy funcionaria, madre de gallegos y nadie a quien no se lo dijera podría adivinar que mi procedencia no es otra que la española.

Un besito.

P.D. Gracias por tu visita a mi blog, serás siempre bienvenida.

RosaMaría dijo...

Interesante e ilustrativo blog Chela. Tu inquietud es inagotable y la fuerza de tus escritos, datos y fotos así lo constata.
Tengo que agradecer a Coruña, España, todo lo que he aprendido, atesorado y principalmente todo lo que he cosechado en afectos como inmigrante.
Al retornar a mi país definitivamente, (28 de mayo)me sentiré con el corazón dividido, entre este inmenso mar y el mío.
No quiero ponerme sentimental, aunque estas gotitas de sal caen inevitablemente al abrir mi corazón. Te abraza cariñosamente: Rosa María

Nanny Lidia dijo...

Querida Chela que post tan bien echo y cuanta informacion es una maravilla leerte , siempre pones todo cuando haces un post , gracias siempre se aprende algo leyendote .

Besossssss

Gracias tambien por tus visitas aunque yo ando un poco fuera de tiempo estos dias.

JON dijo...

Como es constumbre, has sacado otro tema que nos afecta a todos.
Como dices, los gallegos conocemos y hemos vivido a fondo el tema de la emigración, ¿ Quién no tiene un familiar que no haya emigrado ?. Por eso tenemos el deber y la obligación de acojer con los brazos abiertos a todos los emigrantes que vienen con la intención de trabajar en nuestro pais. Cuando abandonan su pais es por algo....
Bastante desgracia es que una madre o un padre tenga que pasar varios años sin poder ver a su familia.
Aunque muchas se encuentran con el clásico listo que intenta explotarlos, sin seguros y sueldos miserables.

Goathemala dijo...

Chela ¿viste los debates entre Zapatero y Rajoy? ¿Recuerdas cuando el jefe de la oposición espetaba que los malos datos económicos tenían un rostro, eran una familia que atravesaba problemas? ¿Recuerdas que no tuvo ese tacto cuando habló de la inmigración? ¿No tienen los inmigrantes un rostro, una tierra abandonada, una profunda melancolía?

Traigo esto a colación porque para hablar de emigraciones y más del país al que pertenecemos y más de las mujeres, hay que hacerlo desde una profunda sensibilidad, como la que tu muestras en esta entrada.

La emigración, por supuesto, debe ser regulada pero España necesita y necesitará mucha mano de obra emigrante. Y además, en todos los campos, desde el agrícola hasta nuestro mismo ejército.

Disculpa que se me fuera por el tema político pero me dolió el uso que se le dio al fenómeno migratorio electoralmente.

Abrazos y como siempre mi admiración.

Genín dijo...

Gracias por la explicación Chela.
Conozco a esas buenas mujeres, me crié entre ellas.
Un beso y Salud, Genín

Gaviota dijo...

Hola Chela, muy buena entrada, como siempre. Me gusta el tono en que lo has escrito, ya que según leo en otras partes o incluso veo en la televisión, España no está recibiendo tan bien a los inmigrantes, despectivamente llamados "sudacas". Un abrazote amiga.

unjubilado dijo...

Mujeres, hombres, en otros tiempos emigrantes ahora ocurre lo contrario los hijos de los inmigrantes son los que llenan las escuelas, las mujeres como señoras de compañía, los trabajos de limpieza, las auxiliares de geriátricos, también en las residencias de tercera edad, los hombres como muy bien dices se dedican a los trabajos mas pesados.
Siempre que se habla de emigración y aunque nunca he estado en Cuba me viene a la memoria esta canción.

Nunca podré morirme,
mi corazón no lo tengo aquí.
Alguien me está esperando,
me está aguardando que vuelva aquí.
Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón...
Como siempre un artículo detallado y preciso que te hace reflexionar mucho.
Un abrazo

Chela dijo...

Goathemala, tienes razón sobre lo del tono empleado para hablar de los inmigrantes, en el debate político que citas…

Se nos olvida que hemos sido emigrantes durante muchísimos años, más de un siglo, y América, en primer lugar, nos acogió con los brazos abiertos...
¡Parece que no tenemos memoria!
¿Dónde está la solidaridad humana y la gratitud?

Yo creo que el mundo, irremediablemente, va a una mezcla total de razas, de culturas, de lenguas...El mundo se hace más pequeño y los recursos no están equitativa y justamente distribuidos...

Los europeos podíamos además ser menos soberbios y examinándonos la conciencia reconocer que a los países ocupados, conquistados o colonizados, como queramos llamarle, no los hemos dejado precisamente ricos. Por el contrario es Europa la que se ha enriquecido a su costa. BAJO MI PUNTO DE VISTA TENEMOS UN DEUDA CON MUCHISIMOS PAISES, QUE AHORA ACUDEN A NOSOTROS BUSCANDO AYUDA. ES DE JUSTICIA AYUDARLES.
Y además, con afecto, si nos creemos personas con vbalores.

Abuela Ciber dijo...

Muy interesante lo expresado y muy bien planteado el tema.
Tema que me duele como mujer de un pais que en estos momentos tiene una emigracion importante.
Cariños

Andrea Podesta dijo...

Interesante, se aprende, se aprende!!
En serio, oí que debido a que las mujeres son todas profesionales, estudiosas y demas yerbas han dejado a un lado la maternidad y su poblacion en unos años va a estar envejecida...
A estudiar, trabajar, pero a tener hijos tambien!!!

SAFIRO dijo...

Chela, te esmeraste en esta entrada, las estadísticas y la información son valiosas.
Pero lo que más aprecio es tu modo de ver esta situación.
Sos una mujer sensible y con gran sentido de la realidad.
Que importante y necesario sería que todos lo pudieran ver desde ese punto, sin discrimar al otro.
Cuando la situación política en mi país se tornó difícil y muchos debieron exiliarse, yo pensaba que al único lugar que podría ir, era justamente Galicia, por ser de donde vinieron mis abuelos y mi padre.

Te felicito!
Te deseo un hermoso fin de semana.

BESOS!!

Toupeiro dijo...

Quien le iba a decir a nuestros antepasados emigrantes que cambiaría tanto el panorama en tan poco tiempo.

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Mi querida Chela, como te curras los posts. Me da envidia.
Tengo yo en mi memoria los versos de Rosalia. Famiiares, hermanos de mi padre, que dejamso de tener noticias de ellos hast apasado much tiempo. Era, combien dice Rosalia morir del arraigo para vivir en la esperanza.
He conocido dramas al reves. He trabajadocon organizaciones humanitarias y el drama de los subsaharianos, en pateras, como polizones, en fin...
Es injusto que haya quien ha de abandonar todo, de abandonar su vida. Es injusto.
Chela nos debemos ese café y sería una buena idea que se nos añadiese Rosa.
Un be.so, Chela

Anónimo dijo...

Hola;
Me incorporo por primera vez a este blog y pese a no ser una jubilada jubilosa,escribo por mi cercanía a Chela.La tia Chela,a la que quiero agradecer desde lo más profundo de mi corazón toda la ayuda que ha prestado a mi familia,(su familia).Qué nunca olvidaré a pesar de lo pequeña que era,la generosidad que la caracteriza,implicada siempre en los problemas de los demás.
Mi deuda impagable con ella,el cariño que nos ha demostrado a lo largo de los años y su cercanía con mi madre,ayudándola en tantos momentos,me hace sentirme orgullosa de pertenecer a esta gran familia,que pese a ser numerosa y que muchos viven en la distancia,siempre estámos cuando nos necesitamos.
De mis recuerdos con mis primas en casa de mi tia Chela en Mera,de los buenos momentos pasados con el tio Andrés y la tia Isabel,del tio Capi,del que por desgracía no he podido disfrutar todo lo que me hubíera gustado,pero que ha dejado su recuerdo en mi grandísima prima Ruth,de la cual me es imposible mirar hacía atrás y no tener una vivencia con ella.
Y la tia Rosamari,que nos dejó un gran vacío y una gran tristeza y varios corazones rotos.Por eso tia Chela hoy quiero darte las gracias,por tus iniciativas,por ser siempre un nexo de unión en esta familia,por tu gran corazón,por tu afán de superación y por recordarnos siempre de dónde venimos.
por todo lo dicho y por todo lo que se me ha quedado por decir,GRACIAS.

11/4/08 15:22

Chela dijo...

¡Querida anónimo! Te conozco.

Me has hecho sonrojar. No tienes que darme las gracias por nada pues no creo haber hecho nada para merecerlas. Mi comportamiento es completamente normal, es más siempre creo que hago mucho menos de lo que debería hacer.

No obstante es hermoso el tener la decisión de expresar nuestros sentimientos, de darlos a conocer, porque esto nos acerca y nos ayuda a comprendernos mejor y a querernos más.

A mi personalmente, que me he quedado sola, y que añado a mi soltería y ausencia de hijos, la pérdida de padres y hermanos, pienso que no le intereso a nadie y eso a veces me entristece aunque trato de reponerme inmediatamente, por eso el recibir comentarios como los que tu me haces son una caricia para mi corazón solitario y un estímulo...Ahora soy yo la que te da las gracias a ti por tus cariñosas palabras.

Un beso y un abrazo.

RosaMaría dijo...

Querida Chela: Leo tu comentario anterior y no puedo menos que reafirmar lo que todos ponen. Tu inteligencia aplicada a todos los órdenes borda todos tus aportes tanto escritos como fotográficos. Y respondiendo más te digo que esta es una gran familia de amigos que estamos interconectados a veces más o menos, pero siempre pendientes del otro/a.¿ Te diste cuenta el respeto y cariño que impera entre todos? Con ese cariño y respeto va mi abrazo para vos.

esteban lob dijo...

Querida Chela:
Comparto la opinión de Rosamaría.
Te acompañamos con mucho cariño, aunque sin conocerte personalmente, desde muchos lugares en todo el mundo.
Ten la certeza que no estás sola.

Cariños.

jaume dijo...

querida amiga,
se me cierran los ojos. es tarde y estoy cansado. pero no podia irme a descansar sin haber leido tu último post. Quedo admirado de tu capacidad de trabajo y -aunque largo- de tu capacidad de síntesis. Lo más grandioso -sin duda- es esa otra capacidad , esa que se apoya en tu sensibilidad y respeto, eso que en definitiva es la definición de Buena Persona.
Gracias

Isidro dijo...

¿Y las mujeres de los Emigrantes?

Mi abuela estuvo tres años sola (bueno, sola con sus cinco hijos) en Galicia mientras mi abuelo estaba currando en Holanda... ¿Que hay de las mujeres emigrantes no-emigrantes?

Tres años despues tb ella se fue para allá...

Ahora, 43 años depues, mi familia se divide por el mundo

te saludo amiga Chela

Chela dijo...

Isidro:

En el post del Día Internacional de la Mujer: "As donas da cidade", ya citaba a las mujeres que se quedaron aquí cuidando de la casa y de los hijos cuando los maridos emigraban, y las citaba con palabras de Rosalía como "viudas de vivos", y luego las volví a citar en el post Mujeres inmigrantes (I), dedicándoles el poema de Rosalía en la voz de Amancio Prada...

No las he olvidado, simplemente en esta ocasión traté de compensar la omisión del día que recorrimos la ciudad recordando a todas las mujeres que hacen historia, menos a las que han venido ahora a nuestra tierra y están haciendo lo que antes hicieron otras mujeres en sus países, trabajar aquí y ayudar a nuestro bienestar y desarrrollo.
Quería reconocérselo.

Un afectuoso saludo.

Susymon dijo...

Qué hermosos posts,soy hija y ahijada de Asturianos que emigraron a la Argentina, mis padrinos llegaron trayendo a mi padre que para entonces ya era huérfano,mi madrina era prima de su madre y se hizo cargo de su educación y crianza.Ellos recordaban siempre su lugar, rememoraban y realizaban sus comidas tipicas que aprendí a apreciar desde niña, mis padrinos pudieron volver a visitar a la familia en dos oportunidades a España, no así mi padre que nunca quiso volver alegando que ya no habia nadie alli que quisiera ver.Mi país también se ha enriquecido con la inmigración de todas las banderas, básicamente españoles e italianos nos dieron parte de nuestra identidad actual y forjaron con su trabajo una Argentina productiva y creciente.La inmigración tiene su veta triste;
sé que tengo tios, primos/as en España que no conozco, una pena, porque son familia y tal vez nunca nos veamos.Un abrazo grande.

Mariaisabel dijo...

Chela, como me ha gustado tu post.
Mucha gente no quiere reconocer que necesitamos a los inmigrantes. Ellos necesian de nosotros y nosotros de ellos, sin lugar a dudas.
Lo digo con conocimiento de causa, pues son las únicas personas que tenemos que cuidan de nuestros mayores. Si queremos una asistenta las 24 horas, tenemos que recurrir ellas.
Mis padres son mayores y quieren estar en su casa, cosa que me parece muy bien, pues las tres chicas que hemos tenido son inmigrantes. Ellas, con gran pena dejaron su país, su familia, sus niños...todo porqué allí no podían comer. Si lo pensamos bien es muy triste. Yo no puedo ni imaginar el estar lejos de mi familia, en un país que no fuese el mío y con unas personas que ni conocemos. Ellas deben hacerlo.
Por favor, no hablemos mal de ellos, pues de todo hay en la viña del Señor, habrá algunos que quizá no sean tan buena gente como deseamos, pero no hagamos que paguen justos por pecadores.Un abrazo, querida amiga

Bender dijo...

Querida Chela, has hecho un trabajo estupendo y todo un homenaje a todas esas mujeres que necesitan tanta ayuda y apoyo al encontrarse tan lejos de su tierra.

Esperemos que la situación en la sociedad les ponga más facilidades para que puedan vivir de una forma más digna, con los derechos que le pertencen, y puedan disfrutar de este país como si fuese el suyo mismo.

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!

MUJER, donde quieras que este, donde vallas, sos fuerte y siempre lo podas lograr.
Te hayas ido o te hayas quedado siempre tu espíritu de lucha estará presente.

Un besote y abrazo de oso.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Hola.
La inmigración tiene una cara humana; me ha gustado la movilización que -por encima de ideologías y creencias religiosas- han hecho en el Reino Unido el grupo “Strangers into Citizens”. Austen Ivereigh, su principal promotor ha explicado en Granada el pasado fin de semana cómo han logrado que los tres principales candidatos para la alcaldía de Londres de las municipales que se celebran –el conservador, el laborista y el liberal- apoyaran su propuesta, que la Cámara de los Comunes la haya discutido y que el partido liberal la haya hecho suya.
Su planteamiento no es solidaridad ingenua sino puro pragmatismo británico: sacar del limbo legal en que se encuentran cientos de miles de personas que nunca podrán ser repatriadas por el inmenso coste que supondría. No es una tarea popular: la objeción que se le pone -el posible efecto llamada de una medida como ésta- es seria. Sin embargo la propuesta humanitaria es compatible con la fortaleza del Estado en el control de fronteras y contra la delincuencia. Un ejemplo de movilización ciudadana desinteresada del que los españoles podemos aprender mucho…

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/

tcalo dijo...

Hola, soy asidua al blog de Rosa y pase por aqui por casualidad. Yo tambien formo parte de las mujeres inmigrantes, pero en italia. (mi abuelo fue uno de esos gallegos que dejo su tierra para ir a venezuela, y ya vez, ahora regrese yo, cosas de la vida! :) )
saludos,
interesante post y blog!
tcalo