Coruña

Coruña

Ría de Coruña

Ría de Coruña

Seguidores de este blog

25 de noviembre de 2007

VIOLENCIA DE GÉNERO. UN MACHISMO QUE PERDURA



25 de Noviembre.

Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer













La violencia contra las mujeres es una preocupación internacional y se demuestra en que, años después de que, en 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobase la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, el 17 de diciembre de 1999, la citada Asamblea declarase el día 25 de noviembre como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y es por ello que los gobiernos de los estados miembros, así como diferentes organizaciones no gubernamentales, organizan una serie de actividades para conmemorar este día, al objeto de sensibilizar a la opinión pública sobre los temas de violencia contra las mujeres y sus efectos, así como las medidas adoptadas para contrarrestarlas y las acciones preventivas necesarias para evitarla.

La violencia contra las mujeres o violencia de género, como se le viene llamando, supone un desmérito para la democracia, por lo que supone de discriminación hacia la mujer desde concepciones de desigualdad, generadas por un ambiente cultural de corte patriarcal y machista que se resiste a desaparecer, constituyendo un auténtico lastre para muchas comunidades en particular, y para la sociedad en su conjunto.

La violencia contra las mujeres es inseparable de la noción de “género” porque se basa y se ejerce en y por la diferencia social y subjetiva entre los sexos.


* ¿Qué es la violencia de género?

La propia ONU, en 1993, dice que “La violencia de género es todo acto que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraría de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.”

La violencia de género o violencia contra las mujeres, por el hecho de ser mujeres, no hace sino poner de relieve el hecho histórico de que entre hombres y mujeres han existido siempre unas relaciones desiguales de poder, en el que la mujer ha ocupado siempre un puesto de subordinación respecto al hombre, con el beneplácito de todos los estamentos y jerarquías, y que incluso la mujer ha asumido y aceptado con mayor o menor resignación y sumisión.

El concepto de “género” que se baraja por quienes lo utilizan en el discurso de la violencia contra las mujeres, hace referencia al componente o construcción cultural y no al sexo. Se entiende por lo tanto como género en este caso todo aquello que no es biología y es cultura, todo lo que, mediante la socialización ejercida por los diferentes grupos que rodean al niño y a la niña desde que nace, se les atribuye como “lo masculino” y “lo femenino”, lo que es “propio” de hombres o “propio” de mujeres, y que van configurando los diferentes roles de unos y otras en la sociedad, los estereotipos, los comportamientos, las posiciones, las costumbres, y que, por las vías de la educación y la cultura, tienden a reproducirse y perpetuarse, cuando hoy puede constatarse que los roles atribuidos de forma diferenciada durante tantos años, pueden ser desempeñados indistintamente tanto por los hombres como por las mujeres.

Insisto, el sexo es una característica biológica que divide a las personas en dos grupos: hombres y mujeres. Este carácter biológico lleva aparejado la identidad sexual en función de las peculiaridades que el cuerpo posee. Pero “los niños y las niñas, al mismo tiempo que la identidad corporal y sexual, van asumiendo una identidad de género, de acuerdo a las pautas sociales que se le van transmitiendo desde el momento de su nacimiento” (socialización).

El rol desempeñado por el hombre en casi todas las culturas ha sido un rol de dominio y de poder sobre la mujer, que se mantiene en mayor o menor medida en función de la conquista de la democracia y del desarrollo de las políticas de igualdad. La diferencia, en los distintos países del mundo, de las conquistas democráticas por parte de los gobiernos, pone de relieve también las grandes diferencias existentes en la situación de las mujeres y su sometimiento al dominio y poder de los hombres. Pero además, aún en los países democráticos, como lo es el nuestro, quedan reductos “machistas” que siguen considerando a la mujer como un bien de propiedad particular, como un ser de segunda categoría del que se puede abusar y al que se puede someter a voluntad. Hombres que no aceptan la autonomía de la mujer, su capacidad de decidir y de elegir, y en vez de madurar y evolucionar hacia nuevas formas de relación, se obcecan, se obstinan en lo imposible, acabando por destruir aquello que ya no sirve o no obedece a sus deseos o caprichos. Las mujeres han dado un gran paso hacia delante pero muchos hombres no se han enterado todavía que los roles estereotipados que asumieron y heredaron del pasado ya no funcionan en el presente ni en las sociedades democráticas. En lugar de cambiar, optan por la rebeldía, por la sinrazón, por la destrucción y la violencia.

Los más preocupados por el tema de la violencia contra las mujeres prefieren hablar de violencia “de género” y no de violencia “doméstica”, “familiar”, “intrafamiliar”, “conyugal”, etc., que también puede serlo al mismo tiempo, precisamente para resaltar esa connotación machista, de rol de poder y de pretendida superioridad que el hombre se atribuye a si mismo ante la mujer.

La violencia de género, la violencia machista, con que el hombre maltrata a la mujer puede ser de varios tipos: física, sexual, psicológica… En cuanto a los ámbitos en que se produce destacan tres fundamentalmente, el ámbito de las relaciones de la pareja mediante el maltrato, el ámbito de lo social mediante la agresión y el abuso sexual, y el ámbito laboral, mediante el acoso.


* Negación de Derechos Humanos.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO NIEGA A LAS MUJERES Y A LAS NIÑAS LOS DERECHJOS HUMANOS MÁS FUNDAMENTALES: LA VIDA, LA LIBERTAD, LA INTEGRIDAD FÍSICA Y LA DIGNIDAD COMO PERSONAS.


“Los Derechos Humanos de la mujer y de la niña forman parte inalienable e indivisible de los derechos humanos universales”.

“La Violencia contra la mujer, así como cualquiera de sus formas de explotación. (…) son incompatibles con la dignidad del ser humano y deben ser eliminadas” (Conferencia Internacional de Derechos Humanos. Viena. 1993)

No está de más recordar la base legal de nuestra Constitución, que en su preámbulo se suma y asume, entre otros tratados internacionales, la Declaración Universal de los derechos Humanos.

Además del articulado referente a un trato de igualdad hacia las personas y a la no discriminación por razón de sexo, destacamos, puesto que hablamos de violencia, el artículo 15 de la C.E. que dispone que “Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral sin que en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas ni a tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte…”

El hombre que mata a la mujer, que la tortura, humilla, degrada, que amenaza su integridad física y moral incumple un derecho fundamental de nuestra Constitución y de la Declaración Universal.

Y ya no digamos lo que puede suponer el problema en aquellos países en los que existe la pena de muerte y donde además, por “razones” culturales y religiosas, ésta se aplica de manera desigual y en desventaja para las mujeres, puesto que tampoco la “justicia” de determinados pueblos es ciertamente igualitaria en el trato y consideración de pruebas y alegaciones que puedan aportar el hombre o la mujer. Como ejemplo de ello podemos citar sentencias de aplicación de la sharía (Ley islámica), que no es otra cosa que un código detallado de conducta sobre lo que esta bien o esta mal.



* El machismo mata. El machismo degrada, relega y humilla a la mujer.



El tema de la violencia de género, desgraciadamente se da en todo el mundo, y con muchas variantes pudiendo citar algunos ejemplos sobre los que reflexionar y tomar conciencia, para contribuir, desde nuestras posibilidades y compromiso, a su destierro, en apoyo de las mujeres víctimas que lo sufren.


- Muerte por lapidación de mujeres, inadecuadamente tratadas por la “justicia”, en países en que se aplica “la sharía”.


De todos es conocida, por la difusión que los medios dieron de determinados casos individuales, como los de Safiya Yakubu Hussaini (nigeriana) a la que la sharía condenó a muerte de lapidación por un delito de zina (adulterio), en el año 2001. Fue absuelta el 25 de marzo de 2002. Otro caso conocido a nivel mundial fue el de Amina Lawal (nigeriana) también condenada a muerte por zina, al tener una hija cuando estaba ya divorciada. Fue absuelta el 25 de septiembre de 2003 después de que más de 9.000.000 de personas la apoyaran. (Recuerdo haber contribuido apoyándola, a través de Internet en la página de una asociación internacional de mujeres).





- Mutilación genital femenina, mediante ablación o extirpación del clítoris. Supone privar a la mujer de una fuente de placer, sin su consentimiento, y con riesgo para su salud y, en ocasiones, incluso para su vida. Esta práctica está arraigada en muchos países de África y Oriente Medio, casi todos de religión musulmana. Se calcula que hay más de 135 millones de mujeres mutiladas en más de 30 países.


Este problema afecta y ha suscitado establecimiento de medidas legales de protección hacia las mujeres de las poblaciones musulmanas inmigrantes que residen en las democracias occidentales, donde no se permite esta práctica. Sobre este tema supongo que habréis seguido muchos artículos en la prensa con noticias al respecto.


- Feminicidio o femicidio (dar muerte a la mujer, desde una posición masculina de poder) Esta palabra, nacida en Latinoamérica no se encuentra en el diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Sin que los hechos de muerte y desaparición serial de mujeres, sean exclusivos de Ciudad Juárez, Chihuahua, ciudad del norte de México, próxima a El Paso, en la frontera con Texas, los Feminicidios en Ciudad Juárez, (en este enlace ver también un interesante video , en español, pinchando en el apartado de filmografía “Madres de Juárez Luchan Por Justicia” de Zulma Aguiar, que es un testimonio directo ) han alcanzado gran notoriedad, debido a ser numerosos los casos (cerca de 500 desde 1993) de mujeres desaparecidas y asesinadas, la mayoría de condición humilde, sin que hasta el momento estén suficientemente esclarecidas las causas ni se haya descubierto a los culpables, lo cual ha suscitado que surjan una serie de asociaciones y movimientos reivindicativos como el de “Nuestras hijas de regreso a casa”, que editan blogs, numerosos videos, paginas webs, documentales, filmes, etc. Entre la filmografía existe la película, que se apoya en hechos reales, “La Ciudad del Silencio”, interpretada por los conocidos actores Jennifer López y Antonio Banderas. Y últimamente se está proyectando en España el documental “Bajo Juárez, la ciudad devorando a sus hijas”, que tiene el propósito de difundir el problema.



- Violencia contra las mujeres y Uxoricidio (asesinato de la esposa), en España.

A fecha de hoy, en lo que va del año 2007, más de 69 mujeres han muerto en España a manos de sus parejas o ex-parejas, de hecho y de derecho, porcentaje superior al del año 2006 por estas fechas. Un índice de mortandad en la mujer que supera al producido por el cáncer.

Es significativo el hecho de que algo más de un tercio del total de mujeres muertas se trata de extranjeras inmigrantes en nuestro País. Esto es un hecho preocupante del que ya se han hecho eco los grupos especializados en el tema, por ser las mujeres extranjeras e inmigrantes (la mayoría en situación de ilegalidad en nuestro territorio) un colectivo muy vulnerable, sobre todo las mujeres del Este y centroeuropeas que desconocen nuestro idioma, ya que carecen de información sobre recursos de ayuda, no tienen amistades ni familia, no se atreven a presentar denuncias por temor a ser expulsadas de España, y, sobre todo, porque viven económica y socialmente a expensas de sus parejas que son generalmente quienes las explotan y maltratan.

En lo que va de año, y hasta el mes de septiembre, se habían producido 93.000 denuncias por malos tratos con un incremento también superior al del año anterior y al porcentaje de los hechos de fallecimiento. En mi modesta opinión esto quiere decir que hay más mujeres que se atreven a dar el paso hacia su liberación del agresor. Seria deseable disponer también de cifras positivas y esperanzadoras de mujeres que, a partir de la denuncia y de las medidas de protección, encuentran solución a su problema y emprenden una nueva vida con total autonomía, iniciando un proceso de autoestima y de recuperación de su dignidad, como persona y como mujer.


- Turismo Sexual: otro abuso machista.


“Treinta mil españoles practican turismo sexual con menores en países de Latinoamérica”. Este era el título de un artículo aparecido en La Voz de Galicia el 6 de febrero de 2004.

El 23 % de las niñas de esos países sufren abusos sexuales y la gran mayoría no los denuncian. La pobreza, en la mayoría de los casos facilita estos abusos.


-Infanticidio Femenino. Abortos selectivos de fetos femeninos.

Dos conceptos distintos aunque próximos en lo que supone un mayor reconocimiento por la vida del hombre en función de su rol. En determinadas culturas, pueblos y países, se controla la natalidad mediante el aborto selectivo de fetos femeninos, hecho que, a diferencia del infanticidio (asesinato del ser ya nacido), se practica en el vientre de la mujer, con el consiguiente riesgo para la salud y vida de ésta, por lo que supone un doble atentado contra la vida de las mujeres. El infanticidio, con preponderancia de muerte de las niñas, se suele dar en pueblos que carecen de Estado o que viven prácticamente muy alejados y en casi nula relación con los gobiernos.


- Tráfico de mujeres: prostitución obligada, explotación sexual y económica. Privación de libertad.


Esto no está pasando en ningún país exótico, está pasando, sin ir más lejos, en España, en Galicia…


Existen verdaderas mafias y redes de trata y tráfico de mujeres que las traen engañadas, desde sus países de origen, como inmigrantes ilegales, con la promesa de proporcionarles un trabajo y ganar un dinero que además de proporcionarles una vida mejor a ellas les permita también ayudar a sus familias, de las que se han alejado temporalmente. La coacción consiste en retirarles el pasaporte, encerrarles y obligarles con una “deuda” económica (generalmente el gasto de viaje y estancia) a pagarla mediante el ejercicio de la prostitución, además de tenerlas recluidas en lugares apartados, incomunicadas y bajo amenaza, si escapan o dicen algo, de dañar a los hijos o familiares que han dejado en su país. Esto no es otra cosa que una forma de esclavitud.

En la prensa local del día 7 de este mes venia una crónica sobre una “red de trata de blancas de Vigo que se anunciaba en la tele”… “La red hispano-brasileña que, supuestamente, explotaba sexualmente a siete brasileñas anunciaba hasta hace poco su servicio de piso de citas bajo el nombre comercial Harem en la prensa, la televisión local e Internet. La publicidad prometía un ambiente de lujo para clientes de alto poder adquisitivo que buscaban discreción”… “Para introducir a las mujeres en España, vía Paris, Munich o Ámsterdam, la red les entregaba unos falsos contratos de trabajo sin visar por el Consulado de España ni por la Inspección de trabajo. En muchos casos las victimas llegaron a Vigo engañadas.

He citado este caso por ser próximo y reciente, pero los hay peores, de sobre-explotación sexual, ambientes sórdidos y privación de libertad, a la que se añaden malos tratos físicos y psíquicos: escasez de comida, auténtica y despiadada reclusión, amenazas de muerte para ellas y sus familias al menor intento de auto liberación...




- Acoso sexual en el ambiente de trabajo

Sobre los temas de violencia de género no tengo nada que discurrir ni que inventar. Es un tema que sigo hace tiempo y me sobran noticias de prensa que guardo y archivo en carpetas.

Las mujeres ni siquiera en el trabajo están libres de ser acosadas, contrariamente a su voluntad, en demanda de favores sexuales, de muy mal gusto, en la mayoría de las ocasiones.

Una noticia en el diario La Voz de Galicia, del 12 de enero de 2004, ofrecía el siguiente título: “La OIT denuncia que las mujeres embarcadas sufren acoso sexual” y “Reclaman políticas especificas para las trabajadoras del mar”…

* * *

Pienso que no cabe extenderse más en este post, así que voy a dejar ya de citar más ejemplos y enunciados sobre la violencia de género, sobre la violencia machista que los hombres ejercen sobre las mujeres en diferentes ambientes y culturas, en las que conservan, con el beneplácito de sus normas o burlando las existentes que no les favorecen, ese rol ancestral y patriarcal de considerar a la mujer como un ser inferior y subordinado, sometido a sus exigencias y caprichos.


Si queréis saber algo más sobre el tema, personalmente considero que está muy bien tratado en la película “Te doy mis ojos”, dirigida por Iciar Bollaín . Los personajes y el guión reflejan correctamente la realidad, se nota que la directora del film ha estudiado concienzudamente, y en directo, la situación de los malos tratos y violencia machista.

* * *

* ¿Qué podemos hacer?

La violencia de género, la violencia machista, es fundamentalmente un problema estructural, vinculado al entramado social y cultural, al campo de la sociología, a la transmisión de valores, al aprendizaje y asimilación de roles, de pautas de comportamiento, a los usos y costumbres, a las creencias… Y es por esto que el remediar la violencia de género compete a toda la sociedad.

No voy a hablar de los recursos disponibles, que podría hacerse empezando por la propia Ley Integral de Protección a las victimas de la violencia y la diversidad de medidas, psicológicas, económicas, jurídicas, de acogida, de vivienda, etc., que se ponen a disposición de las mujeres con la colaboración de los servicios sociales municipales, porque además de que necesitaria hacer otro ost para ello, los recursos pueden variar, en la gestión y aplicación, de una Comunidad a otra.


Baste con dar como referencia, para informarse a nivel general y estatal, la existencia de un número de teléfono: 016, gratuito y que no deja constancia en las facturas de teléfono, desde el que luego podrán remitir a las administraciones más próximas a la demandante de información o solicitante de recursos prestaciones y servicios. Los gobiernos autonómicos disponen también de un número de teléfono con el mismo propósito con un servicio permanente de 24 horas donde recibir llamadas de información y petición de apoyo. Los cuerpos de seguridad, estatales y autonómicos, prestan también ayuda y orientan hacia los servicios adecuados, en caso necesario.

Puesto que el machismo es un rol aprendido, mediante la socialización, el papel más importante para la renovación en el esquema de valores, tendentes a modificar el comportamiento y las conductas, es el de la Educación.

La educación, que no la instrucción, se recibe de los diferentes grupos: familia en primer lugar, escuela, institutos y universidad, vecinos, amigos, grupos de trabajo, medios de comunicación… Todos, con intención o sin ella, formamos y conformamos al educando, con la palabra y con el ejemplo. Los adultos, somos sin quererlo modelos de referencia para los niños y los más jóvenes.

La escuela puede incorporar programas didácticos sobre la igualdad, revisar el lenguaje de los textos de estudio, revisar las tareas y disciplinas escolares en plano de igualdad entre niños y niñas, velar por las relaciones y el respeto debido entre los dos sexos.

Los padres y los abuelos (hoy importantes protagonistas también en la educación) tienen que educar en la corresponsabilidad y la igualdad a los niños desde pequeñitos, sin privilegiar o primar ningún tipo de rol, enseñando a compartir todo en la igualdad y dando ellos mismos testimonio en el ejercicio de la corresponsabilidad doméstica, con afectividad y efectividad.


¿Y nosotros? Los blogueros, por ejemplo.


Evitar en nuestros comentarios, anécdotas, chistes o relatos, pero sobre todo chistes, que hagan mención a hechos, situaciones, o perfiles de personalidad de corte machista. Ya sabéis, esos chistes que siempre menosprecian o rebajan a la mujer, que siempre se la quieren “cargar”, esa esposa a la que se quiere perder de vista, a la que hay que enterrar sin opción a resucitar, por la que nunca se siente admiración o aprecio, a la que siempre se encuentra menos actrativa que a la vecina de enfrente, a la que solo se le tolera para proporcionar placer y servicios…De verdad, yo me propongo desde hoy esta pequeña campaña:


¡NO PROPAGUEMOS LA “CULTURA” MACHISTA! ¡NI SIQUIERA EN LOS CHISTES!

¿VAS A COLABORAR?




15 de noviembre de 2007

CESÁRIA ÉVORA



Música para el sentimiento y la nostalgía.


Cesária Évora, “La diva de los pies descalzos”




Esta maravillosa cantante, que lleva en su voz parte del alma de África, de las islas caboverdianas, y de la nostalgia propia de quien ha nacido y vivido en las costas atlánticas, parece que no precisa presentación pues creo que todos la conocéis de sobra, no obstante por ser una de mis cantantes favoritas requería un espacio en mi blog, como homenaje por la admiración que le profeso.


Elijo el día de hoy, 15 de noviembre, porque acabo de venir de escucharla en el Teatro Colón de Coruña, y aún estoy saboreando el sentimiento y el hechizo que sus canciones despiertan en mi, una mezcla de nostalgia y de alegría a partes iguales.



Concierto en Coruña







F0to del Programa














Foto que hice al terminar el concierto, después de que le entregaran unas flores



Por si alguien conoce poco de ella me permitiré unos renglones para recordar algo de su vida y de su obra.


Cesária
Évora, Cize, como le llaman sus compatriotas, tiene ahora 66 años pues nació en el 27 de agosto de 1941 en Míndelo, ciudad de la isla de Sao Vicente. Aunque tiene una edad para estar jubilada, conserva todavía un potente caudal de energía por lo que es de agradecer que siga cantando y deleitándonos con su extraordinaria voz. Una voz, por momentos profunda, como naciendo de lo mas hondo de su ser y seguidamente dulce y suave como una caricia en el alma.


Sao Vicente, la isla en la que nació Cesária, forma parte del archipiélago de Cabo Verde, compuesto por diez islas de origen volcánico, situadas al sur de las Canarias y a unos cientos de millas de la costa senegalesa. Estas islas fueron descubiertas y colonizadas por los portugueses siendo utilizadas por ellos, y posteriormente por muchos otros navegantes, como escala de las rutas establecidas entre Europa, África y América. Son islas de clima muy árido, con escasez de agua y constantemente azotadas por los vientos.

La población de Cabo Verde tiene un alto índice de pobreza y también de emigración. Aunque en otros siglos conoció épocas de prosperidad y, al contrario que en la actualidad, las islas fueron receptoras de emigrantes, gentes de muchos países que comerciaban en las islas y aprovisionaban al gran numero de barcos que recalaban en sus puertos. La ciudad de Míndelo conoció también esta prosperidad y se considero, en la época colonialista como una ciudad de ambiente cultural y festivo.

En Míndelo se inició Cesária Évora en la canción, interpretando las típicas “mornas” y “coladeras” caboverdianas, más nostálgicas las primeras y más alegres las segundas. Aunque según las islas, hay otras canciones propias caboverdianas como la “funaná" y el “batuque” de las isla de Santiago, o las “kola” y “sanjón” de la isla de Santo Antón, etc., son la morna y la coladera las que más se han popularizado a nivel internacional debido a sus famosos intérpretes, entre los que destaca Cesária.

En los orígenes de la morna muchos quieren ver indicios de música angoleña, otros del fado portugués o de la modinha brasileira, otros con los blues de los cantantes de color, etc. La similitud que yo percibo no es otra que el componente de nostalgia y de cierta melancolía a la que llevan sus notas y que se transfieren a la voz de quienes las cantan pero que, curiosamente, no produce tristeza. Para mi es como si la nostalgia que puede generar la música y letras tuviese que ver con bellos recuerdos y mejores situaciones en el pasado, haciendo aflorar al mismo tiempo la alegría de antiguas vivencias, junto con el anhelo de una nueva felicidad alternativa.

Las mornas que canta Cesaria despiertan en mi profundos sentimientos y si acaso la nostalgia que me puede producir no suscita más que dulces y hermosos recuerdos que la música me ayuda a revivir. No obstante la mayoría de las letras de las mornas hablan de ausencias, de partidas, de olvido, mezclado con su pueblo, sus gentes… Y el mar, es casi siempre un protagonista poderoso. El “mar es morada de saudade” dice Cesária, “el “mar lo es todo para nosotros. Nos trae la alegría y la saudade por las personas que se fueron” “El mar une y separa a los caboverdianos.”...


El último álbu
m de Cesária se titula “Rogamar” (de rogar y mar). Este disco es el que se promociona en los últimos conciertos de Cesária como el de esta noche en Coruña.

Las letras de sus canciones no es neceario entenderlas para que te gusten, suenan bien, suenan dulces…La lengua que utiliza Cesária en sus canciones es el criollo popular caboverdiano, derivado del portugués y del idioma vernáculo de las islas. Así se expreso siempre Cesária, desde que empezó, cuando era jovencita, a cantar frecuentando los bares y tabernas de Míndelo a las que acudían los marineros…




Llevaba casi 10 añ
os sin cantar cuando, en 1985 le invitaron a cantar en Lisboa y a grabar un LP. De allí, y tras su encuentro con José da Silva, caboverdiano residente en París, acepto trasladarse a la ciudad del Sena, cantando en varios clubes, donde popularizo la morna.


Su primer gran éxito le vino con el álbum “Miss Perfumado” del que vendió más de 300.000 ejemplares, y que fue todo un éxito en Francia, y desde allí inició su relanzamiento al mundo. El repertorio de Cesária es muy amplio
y tiene ya muchos álbumes y grabaciones y conciertos compartidos con grandes figuras como Caetano Veloso, Bonnie Raitt, Pedro Guerra, Marisa monte, Tania Libertad, Chucho Valdés…Podéis ver su discográfica y disponer de la letra de sus canciones en este enlace.


Hace mucho tiempo que escucho y me deleito con la música de Cesária Évora. La tengo en el ordenador para escucharla mientras trabajo, la tengo en cintas para escuchar en el coche, pero hoy que la escuché en directo, su voz ha superado con mucho todas mis expectativas. Actualmente se acompaña de buenos músicos: dos repercusionistas, además de un guitarra, un bajo, un cavaquinho, un violinista, un pianista y un saxofonista. Hoy han interpretado más coladeras y otras composiciones de ritmo alegre.


Me gustaría compartir con vosotros buenas grabaciones pero tengo que recurrir a unos vídeos de You Tube, que pierden mucho en calidad, pero suplen la carencia de CD´s.

Me despido y os dejo con sus canciones.


Petit Pays



Sangue Berona (coladera)



Sodade (Saudade, nostalgia...)





Miss Perfumado



Mar de Canal



Angola




Espero que os hayan gustado.



6 de noviembre de 2007

COLOR Y SABOR DE OTOÑO
























OTOÑO


El otoño es suave, dorado, nostálgico, melancólico, pero no exento, como contrapunto, de pasión, de romanticismo. El otoño se recrea en los recuerdos de la plenitud pasada del verano pero a la vez busca y anhela apacibles tardes, con espacio para la ternura y para el amor. El otoño es dulce, hogareño, confortable, alegre y hecho para el amor maduro y sosegado, que encuentra el mayor placer en la consciencia de estar siendo disfrutado.




Piano existente en la Cartuja de Valldemossa, donde Chopin compuso varias de sus obras


Para acompañar esta pagina he elegido un fondo musical que a mi se me antoja acorde con las sensaciones que puede producir una tarde otoñal, un vals de Frédéric Chopin. Fue también un otoño, noviembre de 1838, cuando el celebre pianista llegó a la isla de Mallorca para residir en la Cartuja de Valldemossa, en busca un clima benigno para pasar el invierno y de un lugar tranquilo, donde poder componer su música y preservar su salud de los males que le aquejaban. Allí vivió, en compañía de la escritora George Sand, el amor, y, en ocasiones, la exacerbada pasión, que les unía de manera irremediable por encima de sus ansias de individual independencia. Allí compuso gran parte de sus excelentes obras.
Las salidas al campo y el contacto con la naturaleza, a lo que se presta la temperatura suave, alternando con el posterior recogimiento en el hogar al que invita las frescas tardes de otoño, da como resultado un ambiente propicio a la creatividad, a la tertulia, a la convivencia, y a la consolidación del amor, al contrario que, en ocasiones, los pasajeros amores de verano.
Me agrada el otoño porque no me gusta el calor excesivo de los días de verano, prefiero el tibio sol dorado que te colorea la piel sin quemarla; me gusta la quietud de las aguas, el vuelo tranquilo de las aves, los paseos por el campo en alternancia a la playa, el misterio del bosque, la belleza de los árboles… Me gustan los encuentros con los amigos que regresan de vacaciones, las visitas familiares cuando ya todos están de nuevo en el hogar, el retomar la lectura, los puntos de reunión intelectual por llamarles de alguna manera: jueves literarios, taller de lectura, clases, exposiciones, conciertos, conferencias, estrenos de cine…Me gusta quedar a cenar con grupos de amigos, hacer excursiones cortas por senderos rurales llenos de encanto…Me gusta descubrir nuevos rincones para el tapeo y restaurantes para algo más contundente que un aperitivo…Me gusta el otoño porque todo y todos están en su sitio habitual, con buena disposición después de las vacaciones, receptivos al encuentro y a la tertulia, a los proyectos nuevos, a la colaboración…No hay dispersión ni ausencias de amigos o familiares. El otoño es el regreso. El otoño es para estar y para quedar.

Siempre me gusto el otoño y es posible que tenga que ver con mi carácter, alegre pero sin estridencias, abierto al exterior pero a la vez hogareño y sentimental, con gusto por la soledad pero a la vez gozosa de los encuentros... Decididamente el otoño es mi estación favorita.


EL COLOR
                                                                                      
Estos primeros primeros días de noviembre ha lucido un sol esplendido y el cielo ha estado completamente azul, lo cual para las fechas que estamos constituye un auténtico regalo, aunque es frecuente en los otoños gallegos el buen tiempo. He aprovechado esta bonanza para, en mis habituales trayectos por el municipio de Oleiros, pararme a hacer las fotos que os incluyo y deleitarme en la contemplación de la naturaleza. Por cierto las fotos no es que sean buenas o bonitas pero yo prefiero, siempre que puedo, incluir las hechas por mi, porque es lo que yo he visto y es lo que conservo en la retina como recuerdo de las sensaciones percibidas y que os quiero transmitir, es lo que me motivó para detener la marcha y gozar de la contemplación...
El campo está precioso, los árboles van dejando caer sus hojas sobre la hierba todavía verde, formando un tapiz con diversas tonalidades de ocres, amarillos, rojos, en torno a los troncos, que añade nuevo colorido al paisaje habitual…
Me gustan los colores de la paleta otoñal son suaves unas veces, y calientes otras, vinculados a la tierra, acordes con mi signo capricornio: ocres, marrones, amarillos, anaranjados, rojos, corinto...Resaltan más su belleza, por contraste, junto a los verdes suaves, algunos casi plateados, de las plantas que se desvanecen, o a los verdes oscuros de los follajes perennes…
Y no se si esto tendrá que ver, pero también de los metales, me gusta el oro en otoño e invierno, así como me guste usar la plata en verano (¿será que es más fría?) En otoño también me gusta poner los collares de ámbar, dorados y amarillos, sintiendo el calor que desprenden una vez que han rozado la piel. Que tonterías os cuento, no?
Mejor paso a mostraros unas cuantas fotos: Están todas hechas en el municipio de Oleiros, lindando con Coruña, que es por donde me muevo ultimamente los fines de semana.


Oleiros. Antes eran así todas las carreteras de este municipio, frondosas y llenas de árboles. No pude detenerme más para captar las amarillas copas, porque no hay arcén. Esta foto la hice desde el coche. Poco a poco las carreteras, al ensancharse, van acabando con los viejos y preciosos árboles.












Mera (Oleiros). Junto a la laguna de los patos.
Puedes sentarte y pasar horas contemplando estos bellos nadadores







Y los patitos tan felices...




















No podía evitar pararme en la carretera para hacer fotos. El peligro es que no hay arcenes. Alguno tocó el claxon, no sé si para saludar o para recriminarme el estacionamiento.



Tengo cantdad de fotos de árboles, de flores, desde siempre, y lo curioso es que casi no sé los nombres. Acabo de proponerme comprar algún libro de botánica donde aprender la denomianción de nuestros árboles más comunes.
Si sabéis el nombre de alguno de ellos os agradezco que me lo digáis y así voy haciendo mi propio catálogo.







¿Que romántica es la hiedra en otoño verdad?.Tiene unos colores preciosos.



















Los castaños, según donde se sitúen, o han empezado a amarillear las hojas, después de obsequiarnos con sus frutos, o todavía mantienen el verdor como este que guarda algunas castañas, como podéis apreciar en la foto.









Más color.









El verde de esta parra, orientada al norte, aún se resiste a cambiar de color.









Esta mata de hortensias, junto al Faro de Mera, que miran hacia la Torre de Hércules, el poniente, han perdido ya el azul intenso que tenían en el verano, y se muestran secas.






De regreso a casa pasé por una zona más lejos de la costa y no pude resistirme a hacer estas últimas fotos y venir con un montón de hojas. Pensaba coger solo un par pero todas me parecían preciosas. De momento las tengo entre periódicos, pero supongo que en la próxima limpieza...




Era ya un poco tarde, el color no ha salido bien, pero os digo que la alfombra de hojas era preciosa, me creéis , verdad?


EL SABOR

Hay muchos sabores propios del otoño y quizá cada región, cada zona, tenga los suyos propios: para unos están las setas vinculadas a la humedad del bosque, para otros, el sabor de la fruta tardía que se paladea sabiendo que se acaba, el sabor y el olor de los membrillos, de los últimos higos arrancados a la higuera en los puntos más inaccesibles cuando ya empiezan a amarillear las hojas, el sabor de las uvas negras y las blancas de moscatel, y el sabor de las confituras hechas en casa para conservar la fruta que nos gusta y que llenan la cocina de un aroma goloso mientras las hacemos y antes de que, ya enfriadas, guardemos en preciosos tarros de cristal para sacar luego y sorprender a los amigos en una tarde de merienda o para regalar a los íntimos…


Hay muchos sabores desde que empieza hasta que se acaba el otoño. Porque luego está también el sabor de los embutidos que siguen a la matanza del cerdo, precisamente ahora por San Martín, de los chicharrones, de las morcillas…Y, en Galicia, cuando solo se comía el marisco de nuestras rías (¡donde queda eso!), los meses de septiembre, de octubre y de noviembre, eran el inicio de un periodo de abundancia de crustáceos de calidad, con sabor a mar...

La lista puede ser inmensa, y seguro que cada uno de vosotros podrías añadir más y más sabores propios del otoño.

Pero para mi uno de los sabores por excelencia en el otoño es el de las castañas.

En Galicia es típico celebrar por estas fiestas lo que lamamos “Magosto” que no es otra cosa la exaltación de las castañas, mediante una reunión festiva, al final de la tarde, en torno a un fuego donde se asan castañas (en ocasiones también chorizos) y se bebe también el primer vino de la temporada. Ocasión también para celebrar el otoño, el encuentro con los amigos, conversar, cantar y si se tercia, y hay bandas de música, también bailar…Es el fuego y el crepitar de las castañas lo que da ambiente a la fiesta. ( Más... )

Los magostos se celebran principalmente desde el 1 de noviembre hasta al día 11, fiesta de San Martín, patrón de Orense, que es donde más se celebra esta fiesta y donde hay más abundancia de castañas y buen vino nuevo.

A nivel de ciudad, quedan todavía vestigios de los vendedores ambulantes de castañas asadas, que dan un tono otoñal y cálido a la calle, y que en los días de frío, llevar un cucurucho de papel repleto de castañas calentitas resulta muy confortable.

El otro día al llegar de mis paseos por la naturaleza, me acerqué a la Calle Real para fotografiar a un celebre castañero, y al día siguiente, por la tarde, encontré otro ocupando un lugar distinto…

No voy a contar más, disfrutad de las castañas. Para esto os dejo las fotos.




Los antiguos carritos de castañas se han modificado, incrustándose en un soporte o armazón que permite incorporar en su interior el combustible o electricidad necesarios para que se asen las castañas y disponer también de alumbrado.





Un niño espera a que el castañero le de un cucurucho de castañas calentitas.






Este guapo joven al que pedí permiso para hacerle la foto resultó ser bloguero ( me dijo que tenía tres blogs).El me pidió lógicamente la dirección del blog para verse luego y se la dí pero no me di cuenta de pedirle yo las direcciones de sus blogs. Si alguien lo conoce decirle que me deje un comentario en esta página para que pueda enlazarle. ¡Gracias!




Estas son parte de las castañas que compre al castañero, el resto me las comí por el camino. Guarde esas pocas para hacer la foto y a continuación, zás, las terminé.









Ya puesta en ambiente me compré un kilo de castañas crudas.

Castañas cocidas



La mitad las cocí con un poco de sal y con unas ramas de anís, que había cogido en un campo

de Mera y donde crece salvaje y en abundancia). La otra mitad las cocí también con sal y anís, pero con la piel exterior ( así cocidas se les llama zonchos) para hacer un collar. El día de difuntos, cuando era pequeña, nuestras madres nos hacían un collar con los zonchos y lo llevábamos puesto e íbamos comiendo camino del cementerio para hacer las visitas de rigor, entonces era un paseo porque no había coches y todo el mundo iba andando.


Este hilo de la foto resultó ser muy grueso y terminé ensartando las castañas con un hilo fuerte de perlé. Se pasan muy fácilmente. El hilo es el que luego sirve para cortar la castaña al tirar de ella para sacarla y comer. ¡Están buenísimas!.






Ya para remate, en la cafetería del bajo de mi casa le pedí a estas dos chicas si querían ponerse el collar para la foto y muy amables accedieron a posar para esta página. ¡Gracias chicas!




Bueno contarme algo de los sabores de vuestro otoño. Yo ando enfaenada confitando higos, y voy también a intentar confitar castañas, simplemente en almíbar, no marrón glasé que creo que es más laborioso. Eso lo dejo para el año que viene.

Esperad un minuto. Si "un minuto" es lo que dura la propina de este alegre vals, que Chopín dedicó a una mujer. Así nos despedimos en esta página.