Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

29 de septiembre de 2016

Vuelta al "cole" en el MUPEGA.





Desde niña me propuse que nunca dejaría de estudiar, de aprender, de recordar lo aprendido, de estar al día, en la medida de mi capacidad y posibilidades.

Por eso me matriculé en la Universidad Senior de A Coruña, y aunque ya terminé los cursos en 2015, continuo asistiendo a varios talleres y asignaturas sueltas, para no desconectar y a la vez seguir vinculada a ADAYEUS, la asociación de alumnos y ex-alumnos de la Universidad Senior, con la que tuve oportunidad de visitar el Museo Pedagógico de Galicia (MUPEGA), que aunque lleva ya algunos años inaugurado, en Santiago de Compostela, no había tenido oportunidad de conocer.

Visitar el MUPEGA ha sido para mí como "VOLVER AL COLE". Volver a recordar, retornar a la infancia, esa niñez que nunca se olvida y que cuando nos hacemos muy mayores nos gusta recordar como un oasis de felicidad, a pesar de las carencias materiales, pero en la que nunca faltó, al menos en mi caso, el  cariño y ternura de los padres.


La visita me hizo recordar mi foto del colegio, en el parvulario, cuando nos fotografiaban con el fondo de algún mapa. ¡Que seriecita estaba! Las hacia  un fotógrafo local que luego coloreaba, como novedad, y enmarcaba sobre un cartón, simulando una postal. Me produce ternura verme con una de las chaquetas que mi madre calcetaba con tanto cariño. ¡Como otras tantas madres de post guerra!  Cuando las chaquetas de color liso te quedaban pequeñas, las deshacían en madejas, lavaban y, una vez secas, ovillaban para volver a tejer, aumentando la talla con el añadido de listas con lana de otro color, generalmente blanca.  


Otra foto de recuerdo, en blanco y negro,  con mi querido hermano Andrés, entonces de cuatro años de edad, y yo de ocho. Ambos lucimos prendas de punto hechas por mi madre. Posamos ante un mapa de Europa, y en la mesa hay  una hucha de loza de las que se utilizaban en las recaudaciones para las Misiones y Santa Infancia. En el MUPEGA hay expuestas varias de estas huchas que representaban razas de los cinco continentes.




 Fotos expuestas en el MUPEGA


Me encantan ver niñas con trenzas. A mi hermana y a mi nos peinaban así.




De la visita en el MUPEGA me agradó como están estructuradas las salas, atendiendo tanto a la enseñanza general como a la especializada, siguiendo el diseño de las aulas, según las distintas épocas políticas, en las cuales la decoración con banderas, retratos de gobernantes y otros elementos religiosos y laicos se alternaban presidiendo los espacios de docencia.




Fue agradable recordar los pupitres, los globos terráqueos, los mapas de hule, en color, físicos y políticos, de España, Europa... en los que de alumnos íbamos señalando, con un puntero, los ríos, las cordilleras, las capitales... repitiendo una y otra vez hasta quedar todo grabado en la memoria como una cantinela. Los abecedarios, los esqueletos, las pesas y medidas...
























Recordar  los libros de texto, aquellas enciclopedias de grado elemental, medio y superior, que aprendíamos primero con la letra grande y luego también con la pequeña, los catecismos, los libros de urbanidad, los cuadernos de caligrafía, los tinteros, las plumillas, las cabás o maletines de cartón grueso o latón para transportar el material escolar, y, con mejor suerte, preciosas carteras de cuero al cumplir más años. Fue toda mi ilusión llegar a tener una cartera de cuero marrón con preciosas hebillas, un plumier de dos pisos y un afilalápices, de buen metal, guardado en una funda de piel, regalos de los Reyes a medida que las carestías derivadas  de la Guerra iban quedando atrás.

Me agradó  también ver expuestos  algunos objetos de juegos muy elementales que los niños usaban en los recreos: peonzas, matracas, aros, diábolos, castañuelas rústicas o castañetas, tirachinas...






Por cierto, no recuerdo a que se refería la siguiente foto, con ese objeto hecho de mimbre... ¿Alguien sabe como se llama y para que se usaba? Gracias.



Entre las muchas cosas que pueden verse en el MUPEGA son algunas de las calificaciones escolares de personajes famosos de Galicia o que estudiaron en ella, como Gonzalo Torrente Ballester y Pablo Ruiz Picasso, entre otros. 




















Salas interesantes las dedicadas a las escuelas existentes en núcleos de población gallega emigrante en ciudades de América, así como otras, ubicadas en aldeas y pueblos de Galicia, creadas con  donaciones de los "indianos", emigrantes que después de hacer fortuna en América, aportaban dinero para la construcción de escuelas en sus lugares de origen. Algo muy emotivo, a la vez triste, teniendo en cuenta que tuvieron que emigrar, pobres y analfabetos, en muchos casos,  pero con la generosidad suficiente para revertir parte de su esfuerzo y fortuna a favor de la tierra que los vio nacer. !"Chapeau"!

La visita al Museo Pedagógico de Galicia, muy recomendable por cierto, resultó una gozada, y no hemos podido resistir la tentación de hacernos alguna foto en él, sentadas en las aulas, pizarra en mano, leyendo en sus textos, o recordando geografía ante sus mapas... En definitiva, hemos hecho una  satisfactoria "vuelta al cole", llena de la nostalgia de un tiempo feliz: la infancia perdida pero siempre recordada.  





_____________________________

13 comentarios:

Ligia dijo...

Qué emocionante, Chela!! Toda una experiencia volver a revivir tiempos de nuestra niñez y recordar momentos, olores, vivencias... Abrazos

Genín dijo...

¡Estás igualita que de colegiala! ...jajajaja
No tengo ni idea para que sirve el artilugio de mimbre, tampoco el que pone "bufagatas" :)
Besos y salud

Marcos dijo...

Encomiable tu interés con la docencia. Unas fotos que a todos nos resultan un tanto nostalgicas. Yo tam,bien he utilizado uno de esos pupitres inclinados con tintero.
No he podido encontrar la utilidad al objeto de mimbre que nos presentas. De primera vista me ha parecido un embellecedor para barra de cortinas, pero no creo que antiguamente se utilizaran barras huecas. Muy interesante entrada. estás muy guapa.

CHARO dijo...

Una vuelta al cole estupenda y llena de recuerdos que me los has contagiado porque al ver las fotos me has hecho recordar esos años de colegio aunque a mí no me hicieron foto delante de un mapa pero si que tengo una de carnet con el uniforme.No puedo responder a lo que preguntas porque yo tampoco se para que sirve el aparato de la foto.Besicos

trimbolera dijo...

Precioso y entrañable reportaje, Chela. El objeto de mimbre parece una peonza ... no sé !!
Besetes.

Anónimo dijo...

hola, muy bonita la entrada y todo tu blog, el objeto en cuestion yo lo he visto fabricar hace ya muchos años, lo hacian con juncos del rio, y creo que era una grillera, para tener un grillo dentro, pero tampoco lo puedo asegurar. Uno de Albacete

Airblue dijo...

Te digo lo mismo que Genín, no has cambiado apenas, solo las trenzas por el gorrito, pero el gesto es el mismo. Qué bonitos recuerdos.
No paras de hacer cosas y eso está muy bien.
Mi querida amiga, te recordamos con mucho cariño.

MIGUEL dijo...

Estupendo post el dedicado a este museo. Me trae a la memoria el museo "DAS MARIÑAS" de Betanzos, en donde también hay una sala dedicada a "material escolar" que empleaban las escuelas promovidas por los benefactores HERMANOS NAVEIRA", pero éste, el de Santiago no me lo pierdo.
Gracias por darme pistas.
Un abracito

Manuel Díaz dijo...

Entrañable entrada.
Hace tiempo vi la obra de teatro "El florido prensil" que trataba de la educación de aquellos años del siglo pasado.
Y parece que fue ayer.

Amelia dijo...

Querida Chela:
Con esta entrada y viendo esas imágenes, has conseguido transportarme a mis comienzos escolares ¡Que tiempos! Pupitres, libros, mapas, plumillas, cuadernos de caligrafía…y como no...mis trenzas, creo que todas las niñas teníamos trenzas.
Somos generaciones educadas sin la tecnología actual, por lo que el trabajo y la imaginación eran nuestras únicas fuentes.
Felicidades una entrada muy interesante, como todas las tuyas.
Un fuerte abrazo.

Dario Gomez dijo...

Hermosísima escolar. No ha cambiado para nada tu mirada escrutadora de niña inquieta por el conocimiento. Se te nota a leguas que no has perdido la capacidad de asombro.

PEPE LASALA dijo...

Qué tiempos y qué recuerdos, me trae aromas de niñez, me encanta Chela. Un fuerte abrazo.

RosaMaría dijo...

Enternecedor post, gracias por compartir tantos recuerdos y tantos logros. Felicitaciones Chela. Beso. Imagino, solo imagino, que el elemento de mimbre bien podría ser para marcar ritmo percutiendo sobre él... Aunque leí arriba que podría ser una grillera, en fin...