Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

27 de junio de 2016

Mi querida Europa, dos puntos.






¡NO  SÉ COMO EMPEZAR, QUIZÁS TAMPOCO COMO SEGUIR!

Hace dos días, que no salgo de mi perplejidad desde que escuché la noticia, por la radio, muy temprano y antes de levantarme, de que el Reino Unido, después de 43 años de pertenencia a la familia europea (U.E.), ha decidido, mediante referéndum, divorciarse de ti Europa, abandonar nuestra familia, echar por tierra la convivencia de tantos años de relación.

Estoy triste, desconcertada, reflexionando sobre cómo explicar esta decisión. ¿Que les hemos hecho, que no les gusta? ¿Que no hicimos, en relación a lo que esperaban obtener de nosotros? ¿Acaso les parecían pocos los beneficios y privilegios de que ya gozaban? Suele ocurrir que los más beneficiados son siempre los más descontentos. Parece que aún querían  obtener más favores como, por ejemplo, mantener solamente  la libre circulación de bienes y servicios, pero no la de personas, seguramente por lo que ello comporta de obligación para su acogida, mantenimiento y oferta de seguridad. ¿Es que acaso los seres humanos valemos menos que los bienes productivos? ¿Ignoran que las personas y su trabajo son la base del sostenimiento de un país y el primer BIEN a proteger y garantizar?

Yo te quiero, Europa, y pienso serte fiel, aunque sé que tienes defectos, ¡como los tenemos todos! pero podemos mejorar, estar más unidos, hacernos más fuertes y solidarios. Algo así como cuando en las familias se produce la pérdida de alguno de sus miembros y los que sobreviven se unen más para apoyarse y suplir las carencias producidas por la ausencia.

Soy europeísta convencida desde la adolescencia y juventud, desde las lecturas que abrían mi mente a otros mundos y otras ideas, nuevas culturas y filosofías. Por suerte, tuve también amigos y amigas de otros países, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Dinamarca, Irlanda, Suecia, Grecia, etc., con los que tuve ocasión de convivir en ocasiones... Y, sobre todo, mi pasión por Europa se fortaleció cuando crucé los Pirineos por primera vez (años sesenta), al comprobar que había otros mundos, muy atractivos,  distintos de aquel en que me educaron, países con interesantes valores morales, sociales, culturales, económicos  y políticos, que la Dictadura española se había empeñado,  intencionadamente  y con frecuencia, en ignorar o menospreciar.

EUROPA, LA DEMOCRACIA Y TU, FORMASTEIS PARTE DE MIS SUEÑOS DE JUVENTUD. LUCHÉ POR ELLO. AHORA QUIERO CONSERVAROS.

Viajar, leer, relacionarse con  personas de otras culturas y países, intercambiar valores, es engrandecerse. Que se lo pregunten sino a nuestros estudiantes y trabajadores jóvenes, que  están participando, o han participado, como ciudadanos, de una Europa sin fronteras, que utilizan una moneda común, que hablan varios idiomas, que se entienden, que se emparejan, que no han conocido las guerras, que viven la paz y el entendimiento entre pueblos. Es por esto que las generaciones jóvenes si que te aman, Europa.

Mi querida Europa, madre común, no te desanimes, sigue con tu sueño de mantenernos unidos, compartiendo cultura, raíces, economía, seguridad, solidaridad interregional, y, sobre todo, una PAZ, como la que soñaron, en tu nombre, los padres fundadores de la Unión, y que Robert Shuman plasmó en su histórica Declaración de 1950, germen de las Comunidades que precedieron a la  Unión.

Creo que la separación del Reino Unido, aunque nos disguste (nunca es agradable perder al miembro de un equipo, de una familia), va a ayudarnos también a mejorar, a reflexionar y revisar nuestros puntos débiles, a corregir los errores, a estar más unidos, a repasar el acervo comunitario y ampliarlo con  la legislación que sea necesaria, pero sobre todo, hemos de aprender de la contrariedad sin desanimarnos. ¡Es mucho el camino que llevas ya andado, Europa! Mirando hacía atrás, pueden verse los frutos, a pesar de pérdidas y costes, que también los hubo, pero ha valido la pena.

Una de las grandes alegrías de mi vida tuvo lugar 1985, cuando España firmó el Acta de Adhesión, puesto en práctica en enero de 1986. A partir de esa fecha, además de los avances en temas económicos y de infraestructuras, he podido verificar en mi terreno profesional, de los Servicios Sociales, como la normativa y programas comunitarios sirvieron de soporte, sobre la base de nuestra conquistada democracia, para avanzar en el desarrollo del bienestar social. Y lo mismo he podido comprobar en otro país, Polonia, incorporado a comienzos de este siglo a la U.E. y que visité, con motivo del intercambio y participación de un proyecto de desarrollo rural, financiado con fondos europeos.

EUROPA, NO TE DESANIMES, CONTINUEMOS CON EL PROYECTO DE UNA UNIÓN EFICAZ Y DURADERA. CAMBIEMOS LO QUE HAYA QUE CAMBIAR, CORRIJAMOS LO QUE HAYA QUE CORREGIR, MEJOREMOS NUESTRAS POSTURAS Y ACTITUDES, Y SOBRE TODO CONSERVEMOS LOS SUEÑOS DE SEGUIR SIENDO UNA GRAN FAMILIA.

¡Europa, yo te quiero!

_____________________

Si no lo has leido, quizás te interese otra página del blog sobre "La cara amable de Europa".

http://www.jubiladajubilosa.com/2016/05/la-cara-amable-de-europa-sofia-corradi.html

Información. Adhesión de España a las Comunidades Europeas (Hoy Unión Europea)

https://es.wikipedia.org/wiki/Acta_de_Adhesi%C3%B3n_de_Espa%C3%B1a_a_las_Comunidades_Europeas


12 comentarios:

trimbolera dijo...

Es como si nos cortaran un dedo, duele, pero seguiremos. Besetes.

unjubilado dijo...

No querría ser agorero, pero pienso que el imperio romano dejó de serlo por ser excesivamente grande y por que perdieron el control.
¿No pasó lo mismo, con todos los logros conseguidos en el reinado de Felipe II donde España tenía posesiones en casi todos los países del mundo? Fue un proceso paulatino de agotamiento y desgaste sufrido por la Monarquía Hispánica y pasar de ser la potencia hegemónica de Europa y la mayor economía del mundo en el siglo XVII a convertirse en un país empobrecido y semiperiférico.
Europa tardará más o menos tiempo pero le ocurrirá algo muy similar. Seguro que no lo veremos nosotros pero no estoy tan seguro de que no lo vean nuestros hijos o nietos.
Saludos

Genín dijo...

No te preocupes Chela, el que GB se haya separado del árbol familiar solo sirve para fortalecerlo mas, es como una poda bien hecha, nos ha venido bien, Europa se había descuidado con la parte humana de sus socios cortando las cabezas de los mas necesitados y produciendo mucho sufrimiento y un gran descontento en los mas débiles, por ejemplo, con los famosos recortes sin piedad que han infligido han hecho mucho daño, cuando con darles a los países un poco mas de tiempo y dinero para inversiones que crearan puestos de trabajo las cosas irían mejor, pero la "Perfida Albión" siempre ha sido muy egoísta y lo seguirá siendo porque es cuestión de genes, una mala propaganda sobre Europa, las masas se lo han creido dicen los medios de comunicación que ya están arrepentidos solo 24 horas después, veremos a ver que hacen con los cabreados... :(
Besos y salud

CHARO dijo...

También quiero a Europa y pienso ciegamente en el refrán "la unión hace la fuerza".Me ha dado mucha pena que se quieran separar de nosotros pero si no nos quieren allá ellos que no saben todo lo que se pierden.Besicos

Airblue dijo...

Me ha sorprendido un montón, Chela, no me esperaba esto de los ingleses, tan tradicionales ellos y tan protocolarios. En cierta medida, el Reino Unido ya estaba fuera de la Unión Europea. Ha sido siempre una especie de china en el zapato que en lugar de ayudar a que se profundizara y avanzara en el proceso integrador, ha procurado siempre que se ralentizara.
Y lo más sorprendente es que haya sido la población mayor de sesenta años quien a dicho NO a Europa, los jóvenes afortunadamente tienen las ideas más frescas y claras.
Buenísimo post amiga, un aplauso fuerte para ti.

Marcos dijo...

Todos sabem0s que los ingleses son hijos de la Gran Bretaña, y no tenía que sorprendernos, ya empezaron con los corsarios robandonos el oro que habiamos robado. En fin, parece que han olvidado donde venden sus productos. En breve puede se arrepientan, el tiempo lo dirá.

Meme dijo...

Mi querida Chela, estoy como tú en schock.
En Gran Bretaña los jóvenes han votado por su futuro en Europa y han perdido. Han perdido por la decisión de los mayores.
Abrazos y enhorabuena por tu post

Charles de Batz dijo...

Siendo consciente de sus evidentes defectos, creo que la Unión Europea es algo positivo para todos nosotros y, si, en ese aspecto me considero más europeísta que cualquier otro tipo de cosa.

En cuanto a Gran Bretaña, es muy libre de hacer lo que consideren sus ciudadanos, nos parezca bien o mal. Me llaman la atención no obstante los datos objetivos; a favor: jóvenes, de grandes ciudades, escoceses, irlandeses... En contra: todos los demás... ¿Quiere esto decir que si se repitieran las elecciones el día de mañana, los resultados serían distintos?

Pienso que lo mejor es ver y esperar. Que igual se le está dando más importancia a Gran Bretaña de la que se merece, y que lo que nos toca es seguir defendiendo los intereses de los que permanecemos.

esteban lob dijo...

¡Qué bien explicado, Chela! Con el corazón en la mano.
Lo peor es que, por lo expresado en los medios, se diría que si la votación fuera hoy, ya no ganaría el Brexit. Pareciera que muchos actuaron con extraordinaria ligereza y falta de la más mínima meditación.
Es emocionante ver en la tele el desconsuelo de los jóvenes, bien informados, con Europa en la médula y como contrapartida, la prepotencia ciega de los "vencedores".
Desde el fin del mundo te mando mi adhesión y admiración.

Chelo dijo...

Chela me uno a tus palabras y a tus sentinimientos que no pueden estar mejor expresados. Un abrazo .

Dario Gomez dijo...

Coincido en todas tus apreciaciones. Lo triste de todo es que muchos habitantes de la isla, como los escoceses, resultaron vulnerados en contra de su voluntad. Uno se pregunta: ¿Es siempre buena la decisión de las "mayorías"?

esteban lob dijo...

Aunque tarde Chela, me uno a tu clamor para decir desde el "otro lado del charco", cómo quisiéramos que en esta parte del mundo hubiera una Unión Americana (o al menos sudamericana) de esa estirpe.Si vas de Chile a Perú o a Argentina, aquí al lado, no te libras todavía de tramiteo y demoras. Al revés, igual.