Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

14 de enero de 2008

DESEOS DE AMOR


Esta página se la dedico a mi amiga Mari Carmen, “Picolina”.



Mari Carmen y yo en la actualidad


















En nuestra época de estudiantes



“Picolina”:

Mari Carmen era mi compañera de estudios en Santiago de Compostela y también compañera de habitación en la residencia en que nos alojábamos. Desde entonces han pasado más de cuarenta años pero hemos conservado siempre la relación y amistad aunque no nos vemos con la frecuencia que nos gustaría. Ella vive en Vigo, está felizmente casada con José Luís, un apasionado del mar, y son padres de dos estupendas hijas: Mar y Estela.

El nombre de “Picolina”, “Picoli”, se lo pusimos las compañeras de estudios y residencia, con cariñosa ironía, porque precisamente no tenia nada de picolina, pequeña, porque era justo lo contrario, altísima para nuestra generación.

Os he presentado a esta amiga porque ella es la causante de este post. ¿Por que? Porque Picoli siempre conservó (yo lo extravié) un escrito que, en el inciso de una tarde que estábamos estudiando, yo improvisé, en un momento de inspiración o acaso anhelo, melancolía, inquietudes de futuro, ansias de amor…No sé…

Hace poco, y en una visita que me hizo en Coruña, me trajo el escrito que ella ha conservado y leído muchas veces porque dice que siempre le gustó mucho, y este es el motivo de que hoy lo incluya en este post.

Este escrito, de mi época de juventud y de estudiante, y que titule “¡VEN!” me permite recordar ahora mis sentimientos de entonces. Lo que no recuerdo del mismo modo es en quien estaría yo pensando cuando lo escribí. Posiblemente en nadie concreto, quizá tan solo fuesen deseos de amor, sin más.

Aquí os dejo lo que escribí una tarde de invierno en Santiago, cumplidos ya los veinte años, soñando con el amor.




Atardecer en Playa América, Nigrán.

(Foto hecha en casa de Mari Carmen, en esa época)

Resulta curioso encontrarse con el pasado romántico de la juventud, en nuestros viejos escritos. Y también con esos miedos...

¿Conserváis también vosotros "papeles", cartas, notas, diarios, de entonces? ¿Os reconocéis en lo que escribíais?


28 comentarios:

manuel_ dijo...

Señora creame que no me resistí a hacerle un comentario sobre esta entrada.


Espéro yo encontrar una amistad tan hermosa como la suya y su amiga (:




Un saludo y un abrazo.

Nerim dijo...

Querida Chela me ha encantado tu post de hoy y tu escrito de ayer, llamabas a alguien mirando al mar, tal vez porque deseabas que llegara en barco o a nado en vez de en un corcel. Que bonito es recordar y reconocerse en los viejos escritos.Estás guapísima en las fotos en todas, en las de antes y en la actualidad y sobre todo la que estás mirando al mar es digna de acompañar tan bello escrito de juventud.

Yo tambien tengo escritos de mi juventud y algunos los he publicado en mi blog, en especial tengo un cuadernillo negro repleto de letras, de sentimientos, de deseos, de angustias y de inquietudes juveniles, de dudas, de versos y poemas. Cada vez que abro el cuaderno y leo lo que escribí en aquella epoca, veo con sorpresa que sigo pensando lo mismo, que escribo casi igual que entonces y que aquellos valores siguen siendo los mismos que hoy tengo.
Mi amatxu acostumbraba a decir que"las personas no cambian, pierden fuerza, pero cambiar, no cambian".
Al principio no entendía el verdadero significado de la frase, pero a medida que he ido madurando,
he podido comprobar que tenía mucha, mucha razón.

Un fuerte abrazo marino.

Toupeiro dijo...

No conservo casi nada de mi infancia y juventud; tengo la mania de tirar con todo. Ya me gustaria ahora rebuscar en un arcón con todo tipo de recuerdos.
Es maravilloso conservar una amistad durante tanto tiempo.

Leodegundia dijo...

Muy entrañable tu post de hoy, esa amistad de juventud y que todavía existe, las fotos, tu poema. Te felicito por ello.
Yo no tengo nada escrito de mi juventud, quizás nada merecía la pena.
Un saludo

Nanny Lidia dijo...

bellisimo post lleno de ternura y nostalgias, esas son las cosas que uno pierde al irse de su tierra, si hubieramos tenido acceso a internet entonces, tal vez podriamos seguir mas las amistades de la juventud, me encanto leerte .

Besos

P.D se ven muy guapas las dos!!!

Mariaisabel dijo...

Precioso tu post y que bonita es la amistad.
Yo también guardo cosas y escritos. Me gusta también conservar las amistades que significaron mucho en mi juventud, de hecho tengo una suerte enorme, sigo teniendo a mis amigas de siem pre, aunque como tu, no las veo todo lo que quisiera, pero mantenemos contacto.
Es todo muy entrañable, te felicito.
Un abrazo

Héctor Ojeda dijo...

Precioso Chela, pero creo que en algún rinconcillo de tu corazón recordais ese amor anhelado, mira que todos fuimos jóvenes y nos enamoramos sin más, enamorarse así, ahora de adulto es una bendición de Dios. Que grandes amigas, esas complicidades convertidas en lealtad por siempre es también una reserva de felicidad, cuidala.

Un beso para ti y tu amiga.

Héctor.

Celiux dijo...

Chela...primero...eres una mujer guapísima!!!! Guapa!
segundo, que maravilloso conservar una amistad a lo largo de tantos años, te envidio!
tercero....hermoso el escrito que conservó tu amiga y que tu escribiste.
Por eso te leo, porque eres super versatil!!!

SAFIRO dijo...

Hermosa amistad!!
Conservo dos de mis amigas de entonces, una es la madrina de mi hijo que ya cumplió 30 años. Tanto para recordar juntas...

El poema es precioso y ese...
"Miedo de vivir contigo
Miedo de vivir sin tí,
tengo miedo, pero ven."

la eterna contradicción entre el miedo y el deseo, cosas del amor!.

Soy de guardar cartas, papeles y poemas...y me pasa que suelo no reconocerme en ellos.

Chela, gracias por tus palabras en mi "casa" siempre es un placer tu visita.

Deseo que te encuentres bien.

BESOS!

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Es emocionante ver como una amistad perdura a través de los años y las circunstancias. Es una pena que no todo el mundo valore lo que es en realidad la amistad y hasta donde se puede llegar con ella.

jose carlos dijo...

Impresionante amistad y bonitas fotos en todas igual de guapas. Un beso querida amiga.

francisco dijo...

Señora "amiga" (puedo?),gracias. Hermoso el Don de la amistad, que nos hace más humildes.
Al leerte retornan a mi mente los años de mi niñez transcurridos en Santiago,de eso hace tanto tanto, fijate si hace que el Hostal de los Reyes Catolicos, era un huérfanato inclusa que se cumunicaba por una pequeña puerta con la maternidad de la facultad de medicina....pero la realidad es que nose el porque te cuento esto...un saludo

Bloggerviviente© dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAH! (Notese Suspiro!) que grato ha sido encontrar tu blog no prometo visitas muy seguidas, por que me desconecto por temporadas de este mundo virtual, pero lo intentare cada que pueda,...

Abuela Ciber dijo...

Precioso recuerdo se entiende que sea atesorado.
Guardo pocas cosas, mi equipaje es liviano.
Cariños

xtco dijo...

hay amigos que son ... como hermanos

bxcx

Airblue dijo...

Es bonito conservar una amistad tanto tiempo. Una vez me dijíste que tú y yo solemos coincidir, tu poema "Ven" es precioso.

Y me gusta tambien esa foto mirando el mar ¡qué suerte que lo tengas tan cerca..!
Un abrazo Chela.

Genín dijo...

Ya no es tan frecuente que se conserven amistades tantos años sin perder contacto.
Yo, después de pasarme la vida viajando, no me han quedado guardadas muchas cosas, pero algunas tengo, sobre todo fotos, algunas voy escaneando y pasando al ordenata.
Si relaciono y recuerdo perfectamente los detalles minuciosamente, de esas fotos y su época. A veces hacen daño...
Un beso, y salud, Genín

Goathemala dijo...

La verdad Chela es que después de leerlo cuesta creer que no fuera dirigido a nadie :-)

Me ha gustado mucho, yo también escribí algún poema similar pero nunca tuve una mano amiga que lo preservara, así que en un arrebato ardió. Hoy no lo haría nada mejor que enamorarse del amor mismo.

Cosas...

Abrazos.

unjubilado dijo...

Preciosos recuerdos, bonita amistad, estupendas fotos.
Yo tenía bastantes fotos, muchas las he perdido, y cuando localizo alguna me trae agradables recuerdos. En mi juventud yo escribía mucho, 100 veces "Tengo que estudiar más"
"No tengo que hablar en clase" y cosas por el estilo.
Mas adelante, apuntes, para saber como funcionaba un aparato de medida que venía en inglés, en donde se encontraba el fusible camuflado que se fundía siempre y el sitio exacto para darle la patada, cuando se negaba a medir.
Un abrazo.

RosaMaría dijo...

Maravilloso post Chela, la amistad es un tesoro, trillado pero cierto. La poesía una belleza total. Me recordaste que en mi primer libro de recetas tengo unas poesías hechas en la adolescencia junto a algunos postres escritos por mamá, yo tampoco se porqué te cuento esto.
Gracias Chela por revivirlo.

Josefa dijo...

He entrado en tu blog por curiosidad. Me he atrevido ponerlo en favoritos.
Te visitaré a menudo.
Un afectuoso saludo.

Chapellina dijo...

Hola Chela, he llegado a tu blog a través de Graciela. Con respecto a esta entrada puedo decir que, su unión es Amistad Pura de la bonita, de esa que muy pocas veces logramos conservar.

Bonito poema. Se nota que estabas llena de puro amor y querías que apareciera alguien para poder compartirlo ;)

En cuanto a la foto donde apareces contemplando el mar esta espectacular. Combina perfecto con ese derrame de sentimiento.

A diario tomo un lápiz y un papel y me dejo llevar por las palabras. Ellas van saliendo solitas (a veces tristes o alegres)en el momento quizás no entiendo el motivo, pero a medida que pasan lo días y lo vuelvo a ojear me veo reflejada en cada letra. ;)

Saludos...

Lydia dijo...

Creo que la amistad es la cosa más bonita que hay sobre la tierra. Creo que sin amigos la vida no tendría sentido. El amigo es aire y energía, nos ayuda a vivir. Las personas que no tienen amigos deben ser muy desgraciadas. Y cuando digo amigos no me refiero solamente a seres humanos. Un arbol, un paisaje, un perro, un gato pueden ser unos buenos amigos. El mar. El cielo. Un libro.

Me ha gustado mucho tu poema. Todos tendríamos que dialogar así, con nuestra alma, nuestro yo superior.

Yo he quemado todos mis escritos de mi adolescencia. Y hasta de más tarde. Ahora me arrepiento pero lo acepto. Ahora los leería con ternura y compasión. Pero cuando los quemé no sentía ni ternura ni compasión. Menos mal que vamos evolucionando.

Un abrazo,

IMAGINA dijo...

"miedo de encontrarte y yo perderme"... me encanta esta frase porque quien no ha sentido así es que no se ha enamorado.
Yo procuro no revisar muchos papeles porque mirar hacia atrás a veces me resulta doloroso. Soy mirar hacia adelante.

Anónimo dijo...

Me gustó mucho tu blog. El "escrito recuperado" no tiene desperdicio. ¡Vaya amiga la que te dio la entrada para Woody! y ¡vaya reportaje! Un beso.
Isabel M.

alejandrapiam dijo...

gracias Chelita por tu comentario.
Y claro que tengo mi altar. Externo e interno.
A medida que pasa el tiempo, más y más me uno a Dios, puedo ver para atrás su huella, su guía y su protección. Y cada día doy más gracias, desde un lugar muy humilde y maravillado.
un abrazo.

CHARO dijo...

Hola Chela al fín te contesto,no lo he hecho antes debido a ciertos problemillas a la hora de meterme en tu blog pero ya lo he solucionado.Leyendo tu escrito también he recordado muchas cosas de mi infancia y adolescencia,vivencias que nunca se olvidan,me gusta mucho mirar fotos antiguas y veo en ellas claramente el paso del tiempo y pienso en lo rápido que ha pasado así que ahora trato de vivir con tranquilidad,despacito para disfrutar cada momento de esta vida que tenemos que aunque sea feliz o infeliz es nuestra vida y la tenemos que vivir a tope poniéndole frenos al tiempo y disfrutando de todo aquello que nos gusta.Charo

N ú r i @ dijo...

Hola Chela, me ha encantado leer este post. Creo que tenemos mucho en común, no sólo por haber estudiado en Santiago. Yo también era (bueno y sigo siendo) una chica soñadora y melancólica, que escribía y ansiaba tiempos de romance. Quizás presagiando o deseando vivir intensamente, me evadía de la cotidianidad soñando con un futuro amor, cerca del mar. Eso es algo que no se pierde con el paso de los años. Preciosas fotos, viendo además tu último post, ya sabemos de dónde te viene la hermosura. Un abrazo...