Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

28 de agosto de 2014

Aseguradoras. Coches. Reparaciones... ¡Qué País!






Mi coche averiado.

Mi coche, que es antiguo como yo, me hizo interrumpir los días de playa que estaba pasando fuera de la Ciudad.

Sin más, el coche decidió quejarse y en vez de andar al ritmo habitual le dio por dar pequeños "brincos" al cambiar de marchas y hacer un ruido como de golpes secos, unas veces delante y otras atrás, como si llevara algo suelto o mal sujeto. Decidí aparcarlo delante de casa y echar un vistazo, auxiliada por dos buenos vecinos. Aparentemente todo estaba en orden. Lo probaron uno y otro pero los síntomas seguían igual.

Hablé con el encargado de mi taller habitual para explicarle lo que  pasaba y luego con la compañía de seguros. En el lugar que "veraneo" no hay talleres de reparación de coches y mi apartamento queda algo distante de la línea de transporte público. Como no estaba dispuesta a conducir y correr riesgos innecesarios, optamos por utilizar el servicio de "asistencia en viaje", me enviarían una grúa para trasladar el coche hasta el taller  y a mi me recogería  un taxi para desplazarme a Coruña. 
___________________

Funcionamiento del servicio telefónico de "asistencia en viaje".

Servicio que nunca se sabe en que parte del continente se ubica. Mi aseguradora pertenece a una sociedad con sede en otro país europeo.

Primera observación : que se enteren bien de donde te encuentras. 
Al tratarse de Galicia, donde existe el municipio, la parroquia y el lugar, y donde con frecuencia hay sitios que tienen el mismo nombre pero que se sitúan en diferentes municipios y provincias o en varios lugares de éstas,  cuido el indicar cuidadosamente y  deletrear los nombres del municipio, la parroquia y el lugar, pero la persona que me atendía tardó bastante, en primer lugar,  en encontrar el punto de destino: A Coruña. ¿Quizás por el tema del artículo?

Yo insistía:
-"Puede usted encontrar la ciudad como "A" Coruña" (la "a" se corresponde en gallego con el artículo "la")  o bien, si el listado lo tienen en castellano o es antiguo, como "La " Coruña. 

-"¿La tienen que llevar a A Baña?", me preguntó la operadora.

- No. A Baña es un municipio de la provincia de A Coruña, al coche y a mi nos tienen  que llevar a (hice una pausa para evitar la cacofonía)  A Coruña o a La Coruña, como lo tenga usted en la lista, es decir a Coruña, capital de la provincia del mismo nombre. 

¡¡¡Si le suprimieran el artículo a Coruña nos ahorraríamos estos malos entendidos!!! -pensaba para mí.

Largas búsquedas y silencios. La operadora tardó en encontrar mi ciudad en sus referencias.

Segunda observación: "el gasto del dinero ajeno no duele"

Finalmente le sugerí, para que no tuviera que esperar el taxi por mi, que no dispusieran su servicio hasta poco después de hacerlo con la grúa para que yo pudiera atender la recogida del coche.

-"No se preocupe porque tenga que esperarla el taxi. ¡Lo paga el seguro!"-dijo.

- "¿Y por qué gastar más pudiendo gastar menos?¡Asi nos va en este País!
Los empleados de una empresa no reparan en gastos, no sienten su economía como algo propio... luego tiene consecuencias para todos"- Me decía interiormente.

A los cinco minutos de terminar la conversación con la operadora del 902..., me llama el taxista.

-"Siento decirle que voy a tardar sobre una hora en llegar porque aun estoy saliendo de P..."

- "¿Pero cómo viene usted de tan lejos?" -El lugar citado se encuentra al oeste de Santiago de Compostela y a más de 100 kilómetros de mi ubicación. ¿...?) y curiosamente limita con el municipio de A Baña. ¿Fue una obcecación de la operadora?

- "No sé, a mi también me extrañó".

- "No se preocupe, no tengo prisa, pero no entiendo como le han pedido a usted este servicio y no a uno de este municipio o de la propia ciudad de Coruña, a menos de 20 kilómetros, de donde me encuentro". Tome el tiempo que necesite porque no se trata de un accidente o una urgencia. Le espero".

El taxista no tardó mucho en llegar y me trasladó  correctamente a mi destino.

_____________________

Taller. La reparación del vehículo.


La grúa, que llegó enseguida a recoger el coche, hizo el trasladó con eficacia.

Por la tarde me llamaron del taller para decirme que ya estaba arreglado y que tuvieron que cambiar unas piezas que estaban gastadas y que dificultaban la transmisión.Quedé en recogerlo al día  siguiente y pedí que de paso lo revisarán de todo y pusieran a punto para pasar la ITV que me toca dentro de tres semanas.

Voy a recogerlo, pago la reparación y "puesta a punto" (¿...?), circulo dos manzanas y descubro que el coche tiene el mismo defecto que tenía antes de llevarlo al taller. Sigue dando "saltitos" y haciendo el mismo ruido. Deduzco que no lo han sacado del taller para probarlo.
Lo llevo de nuevo y no  creían mis observaciones, decían que no podía ser. Se sube el encargado conmigo al coche y salimos juntos para circular con el coche. ¡Se convence de que la avería inicial no había sido reparada!. Vuelven a revisarlo y resultó que lo que estaban mal los amortiguadores de la parte delantera y trasera (algo que yo,  profana,  sospechaba desde el principio pero que como tal desconocedora de las tripas del coche, no me atreví a diagnosticar en voz alta). Nueva reparación y nuevo desembolso. 

Ahora me entran dudas y me pregunto. ¿Era ciertamente necesaria la primera reparación? ¿Y la "puesta a punto" para la ITV? No ha hicieron a conciencia como les pedí. Un tema como el de la mala suspensión no hubiera pasado la prueba del foso.

¡Los comentarios los dejo para vosotros!

___________
Nota: Fotos tomadas de Internet.
La de la grúa la he distorsionado y perdí la URL.

URL de la foto del taxi:



14 comentarios:

CHARO dijo...

Al leer esta entrada y escuchar más comentarios sobre problemas de coches con sus talleres y seguros me alegra enormemete el haberme deshecho del coche ( se lo dimos a un familiar) trás la enfermedad de mi marido y no poder volver a conducir. Yo me negué a volver a conducir pues a estas alturas de mi vida y tras muchos años sin conducir sería un grave peligro en la carretera. Besicos

Abuela Ciber dijo...

Estimada Chela

El blog de la Abu cumpliendo 7 años en el espacio virtual.

Gracias por haber sido participe en estos años, acompañando al mismo y muchas desus 1534 entradas

Mis deseos para quienes se acercaron, en distintos momentos y sentires, es que vuestro camino se vea iluminado por logros y proyectos realizados, que la Luz los acompañe en el diario transitar.

Gracias por siempre estar !!!!!!!!

Cariños

Abu

Marcos dijo...

Mi coche está pidiendo un cambio a gritos, y aunque lo utilizo poco me puede pasar lo mismo en cualquier momento. La ITV la tengo la semana próxima.
Pienso que estamos indefensos con los talleres, porque en un coche viejo si te pones a cambiar piezas, podrías cambiarlas todas, y ese no es el caso, y seguramente la primera reparación que te hicieron no era necesaria. Que te sirva de consuelo que quizá has evitado una futura avería, pero mientras a pagar tocan.

unjubilado dijo...

Como me han gustado mucho los coches y los he llevado de forma particular desde los 20 años y también los de mi antigua empresa, visitando y reparando averías en las estaciones de radio, situadas casi todas ellas en lo alto de los montes, me ha pasado de todo y he procurado arreglarlos sobre la marcha, con decirte que en una ocasión mi seiscientillos me dejó tirado en un viaje al Monasterio de Piedra, pero solamente el tiempo justo para que se me encendiera la bombillita de mi cabeza y reparara la correa rota con un cinturón viejo que llevaba en el maletero.
La puesta a punto me las hacía yo a oído, los cambios de aceite y filtros también era yo el experto y cuando circulábamos por carreteras con nieve y/o hielo el compañero paraba y muy amable me decía "conduce tu Gil, que eres más experto que yo".
Por ello prácticamente no he utilizado en mi coche los servicios de asistencia en carretera.
Un abrazo.

Chela dijo...

Charo:
A mi me queda poco tiempo de coche, tengo que renovar el carné en el 2016 y para entonces no creo mi degeneración macular va en aumento. Ahora conduzco por trayectos cortos y conocidos y nunca por la noche o a la puesta de sol. Si lo mantengo es por el apartamento que está situado en un lugar donde me resulta impreo menesteres.
Todo tiene su tiempo y las limitaciones de la edad nos pone las barreras.
Un cariñoso abrazo.

Abuela Ciber:
Felicidades Abu, he pasado por tu blog para hacerlo directamente. Tu blog va parejo con el mio en cuanto a la edad, ja,ja...
Lo mejor es esta relación de amistad que se mnatiene en el tiempo.
Un fuerte abrazo.

Chela dijo...

Marcos:
Mi coche aunque tiene muchos años, está muy cuidado pero ahora lo uso muy poco y eso puede que lo deteriore más, como nos pasa a las personas, ja,ja...
Como le decía a Charo quizás en un par de años, máximo tenga que prescindir totalmente de él.

Un cariñoso saludo.

Unjubilado:
Tú siempre has sido un manitas en casi todo por lo que he observado en la lectura de tu blog desde hace años.
Personalmente cuando saqué el carné de conducir en Vitoria (donde trabajaba entonces) a finales de los sesenta, hice también un curso de mecánica (la única chica en el alumnado) y aprendí a cambiar una rueda, limpiar y cambiar bujías, cambiar la correa del ventilador, ajustar el chiclé...y esos conocimientos me permitieron no quedar tirada en la carretera, sobre todo una "noche de perros" que regresaba sola de Santiago a Coruña y quedé parada en una zona inhóspita y de bosque. Regulé el chiclé del carburador y el coche reanudó la marcha.
Ahora casi no puedo desenroscar una cafetera... ¡No soy la que era! pero ya le he pegado durante muchos años buenos tutes al coche, con nieve, con niebla, con lluvia y tormentas por carreteras y corredoiras de zonas rurales.
Como no recuerdo como dejarte un enlace aquí (a pesar de que me lo indicaste en una ocasión) me remito a la constancia de mis aventuras y viajes con el 600 dejada en el blog con la etiqueta "Sobre mí..."

Gracias por continuar visitándome, ya que te valoro como amigo número uno e impulsor de mi blog.
Un fuerte abrazo.

unjubilado dijo...

Seguro que hubieras querido poner este artículo o ¿igual era la segunda parte la que querías enseñarme?
Un nuevo abrazo.

Chela dijo...

Unjubilado:
Gracias Jubi, lo dominas todo con eficacia y diligencia. Como verás aún no he podido reponer todas las fotos desaparecidas.

Como ha reaparecido el sol y buen tiempo, me vuelvo a la playa una semanita más. Allí no tengo Internet, así que descanso también unos días del ordenador hasta el regreso.
Otro abrazo también para ti.

Genín dijo...

Yo siempre voy a la ITV sin hacerle nada al coche, solo una inspección visual, sobre todo de luces, si algo está mal lo detectarán los de la ITV, para eso les pagamos y de paso amortizamos un poco la sangría periódica, si me dicen algo lo llevo a mi taller para que me lo arreglen y vuelvo a pasar la ITV, de esa forma evito que desojen la margarita los del taller a ver que le cambian para amortizar su tiempo y seguir operativos.
Besos y salud

Franziska dijo...

Tus observaciones son justas y atinadas. Es demoledor todo el desarrollo de la situación y que no hayan hecho ningún caso de tus indicaciones. Y has tenido suerte porque el "problema" cantaba, al instante, que no estaba resuelto.

Todo ha pasado ya, hay que tomárselo con el mejor humor posible y seguir disfrutando de la vida porque no es posible hacer que las cosas cambien cuando dependen de los demás.

A mi me ocurre, cuando tengo alguna experiencia "descolocada" que siempre pienso que, para la próxima vez, no dejaré que no atiendan a las explicaciones que doy pero, claro, hasta la proxima...

Un abrazo. Franziska

Chela dijo...

Genín:
Yo generalmente hago como tú con el tema de la ITV pero esta vez quise aprovechar el paso del coche por el tema y matar dos pájaros de un tiro, pero me salió mal.
Un fuerte abrazo.

Franciska:
El taller de referencia me atienden los mismos operarios de toda la vida, pues antes trabajaban para SEAT, cuando yo tenía el 600 y luego se cambiaron a la marca de mi coche actual. Nunca tuve queja de ellos, pero yo no sé si con la crisis han cambiado de actitud porque esta vez me pareció que no miraron el coche con el rigor que lo habían hecho otras veces, tal como siempre les recomiendo.
Pero como tu dices hay que aceptar las cosas lo mejor posible porque cuando no somos expertos estamos en sus manos. Después de más de cuarenta años ya no voy a cambiar de taller porque me queda poco tiempo de conducir.
Un fuerte abrazo.

manolo dijo...

Vaya "Calvario" que pasaste.
No hace mucho, decidí jubilar mi coche y no sabes lo bueno que es esto de no preocuparme mas de ese artilugio, que un día lo utilizaba mas que otra cosa.

Y además haciendo números, me sale mas barato llamar un taxi que el mantenimiento.

De verdad Chela que no lo hecho de menos.

manolo

esteban lob dijo...

Hola Chela:
Viviste una situación digna de Ripley.

Por asociación de ideas me recuerda hace años en que al llegar a un estacionamiento público a retirar mi coche, este estaba averiado. El encargado me dijo que lo chocó el Dr. X que atiende al frente.
Fui a su oficina y pregunté por el.La secretaria me manifestó que debía esperar y que había tenido suerte que el Dr. estuviera, porque allí solamente él venía los jueves. Le repliqué que en verdad era MALA suerte debido a que si yo hubiera ido al estacionamiente de enfrente cualquier otro día, el Dr. X no me habría colisionado mi auto.

Cariños.

Chela dijo...

Manolo:
A mi también me saldría más barato usar taxís que mantener el coche todo el año, que además duerme en garaje. Lo que ocurre es que me voy resistiendo por el momento porque donde tengo el apartamento me resulta casi imprescindible para cualquier cosa pues aunque está emplazado en un lugar precioso no tiene ningún tipo de servicio.
Creo que la vista me impedirá pasar la próxima revisión (2016) y entonces será el momento de dejarlo. La verdad es que se puede prescindir de casi todo.¡Es cuestión de acostumbrarse!

Puse el post para comentar la forma de trabajar de las operadoras y los talleres pero para mí no fue nada grave puesto que por fortuna se trató de una averia del coche y no de un accidente.
Un afectuoso saludo.

Esteban Lob:
Sabe bastante mal ser victima de los "descuidos" ajenos. Hay personas muy despreocupadas.
Hace dos veranos una mañana encontré mi coche delante del apartamento, donde lo dejan también otros veraneantes, con una puerta abollada, sin ninguna tarjeta ni indicación del culpable. La broma fue de algo más de 200 euros, cuyo gasto nunca supe quien lo prodigó.
Estamos siempre expuesto a ésto y a mucho más.
Un afectuoso saludo.