Coruña

Coruña

Alerta Roja en A Coruña.

Alerta Roja en A Coruña.
Haced clic en la foto para ver.

Seguidores de este blog

26 de julio de 2008

DÍA DE LOS ABUELOS.



DEL AMOR Y LA TERNURA...




LOS ABUELOS                                          




Abuelos y nietos enlazan en un mundo de fantasía, de sosiego, de enseñanza y de aprendizaje..



El Día de los Abuelos.
26 de Julio, festividad de San Joaquín y Santa Ana.



En mayo del pasado año le dediqué una página a las madres y otra a los padres, y ahora voy a sumarme a un propósito relativamente reciente (desde 1997) de algunos grupos católicos, como la asociación Internacional "Edad Dorada- Mensajeros de la Paz", que siguiendo las recomendaciones de Juan Pablo II, organizan distintas campañas en las que intentan homenajear y reconocer el importante papel de los abuelos en la educación y desarrollo de los niños.

*Abuelos de anteayer.
R
ecuerdos en "blanco y negro"...


Mis abuelos maternos al poco de casarse.
Los dos eran hijos únicos.
Tuvieron 12 hijos, seis chicos y seis chicas, y 43 nietos.








Mis abuelos de mayores.
Como yo les recuerdo.

                                                     

Por ser la nieta mayor entre las chicas y la tercera de los nietos en general, y por residir en un piso del mismo edificio que mis abuelos, he convivido muchísimo con ellos durante toda mi infancia.

Mis abuelos han sido, y siguen siendo, un referente en mi vida, como pareja enamoradísima y unida hasta su vejez, como personas honradas y trabajadoras, entregadas a la familia, a los vecinos, a los amigos, con sentido de la ética y de la estética, del buen hacer y estar, de la disciplina y del orden, con altos valores morales... Estos valores y muchas buenas costumbres, aunque inculcadas también por nuestros padres, tenían se encarnaban en los abuelos, como  modelo principal.

Gustaban de reunir a toda la familia los domingos, a los tíos para comer (los pequeños comíamos en nuestras casas y mientras lo hacían los mayores nos llevaban a la primera sesión de cine) y a los niños para merendar: chocolate con pan de nueces, rosquillas, torta de nata y churros, todo hecho en casa por mi madre y mis tías. Había fiestas con mucha frecuencia: bautizos, primeras comuniones, bodas... y todo se celebraba en casa de los abuelos, que además tenían una huerta y jardín. En verano hacían una especie de verbenas y para amenizar y que bailaran mis tíos, mi abuelo alquilaba un organillo... Al final terminaban todos cantando pues tenían afición y buenas voces.

Mi abuelo era muy simpático y tenía mucho sentido del humor y mi abuela era una mujer, además de muy guapa, con capacidad para el trabajo y organización doméstica, discreta y con un don especial para saber estar sin perder nunca la compostura.

Los dos tenían un amplio concepto de la generosidad y de la solidaridad, acogiendo y ayudando a muchas personas cuando lo necesitaban. Mi abuela acostumbraba a visitar los asilos y los hospitales preguntando por las personas que no tenían familia para hacerles compañía y llevarles algo, y yo era su habitual acompañante en estas visitas; por el camino me iba explicando las necesidades materiales, pero sobre todo morales, que podían sentir las personas en situaciones de precariedad, enfermedad o soledad y me indicaba como debía de comportarme con discreción y amabilidad. Creo que las conversaciones con mi abuela y el haber conocido en su compañía estos ambientes influyeron en mi posterior elección por el trabajo social como profesión.

No pararía de contar cosas de estos abuelos con los que conviví tan estrechamente, pero resumo diciendo que no los olvido nunca y que su ejemplo, sus consejos y sus buenas costumbres permanecen en nuestra memoria como ejemplo a imitar.

Mis abuelos paternos no vivían en la misma ciudad sino a unos kilómetros en un entorno rural que a mi me encantaba y todos los veranos pasábamos con ellos unos días. Los recuerdo con mucho cariño, sobre todo a mi abuela (mi abuelo murió cuando tenía yo siete u ocho años) que era dulce y cariñosa, sonriente y con la que también me gustaba mucho conversar pues tenía mucha sabiduría y aprendí muchas cosas con ella, sobre todo de la naturaleza:  plantas,  frutos, árboles, de la tierra, las cosechas, los ciclos lunares, de animales domésticos...


Una cosa tenían en común los abuelos de mi infancia. Rara vez tenían que cuidar de nosotros los niños pues lo hacían nuestros padres. Los abuelos eran venerados, queridos, respetados, obsequiados, visitados y acompañados... Los abuelos respaldaban a los hijos económicamente y las abuelas ayudaban atendiendo a las hijas cuando había algún parto o enfermedad, aportando su experiencia y veterania.


*Abuelos de ayer.
Recuerdos " en color".


Siento que aunque habiendo  hija mayor no haya sido yo quien hiciese abuelos a mis padres, porque ni me case ni tuve hijos.


Constaté como mis padres se transformaron, llenos de alegría, en "segundos padres" con la llegada de sus cuatro nietas. Lo felices que estaban cuando venían a casa a comer o de vacaciones las que estaban ausentes, hijas de mi hermana y que vivían en Baleares. Como se esmeraban en que todo estuviese lo mejor posible, en hacer las cosas que le gustaban, mi madre en la casa y mi padre ideando novedades en el exterior, leyéndoles cuentos en los ratos de ocio, discurriendo juegos, acertijos...

Mis sobrinas fueron también, como nosotros, cuidadas por sus padres, tan solo mi madre se desplazaba a Mallorca cuando mi hermana daba a luz, cuando fue operada o para buscar a las nietas al terminar el curso y traerlas de vacaciones a Galicia.


Ni mi hermana ni mi cuñada trabajaron fuera de casa cuando sus hijas eran pequeñas. Si trabajaron después. Coincidió así.

Mi madre llegó a ver a su biznieta, Manuela, algo que es frecuente hoy en día ya que las personas mayores viven más años.




La felicidad de mis padres: sus nietas





























*Abuelos de hoy. ¡A "todo color" y "a toda marcha!

Hace un par de días ya tenía pensado escribir este post , y como sabéis que me gusta hacer fotografías, no porque las haga bien sino porque me agrada captar la realidad de lo que ocurre o sucede en mi entorno... Pensé que nada mejor que salir a la calle a confirmar lo que ya sé desde hace tiempo porque es la realidad que me rodea: el papel importantísimo que están hoy desempeñando los abuelos, añadiendo a sus roles tradicionales de transmisores de cultura y de valores, el nada despreciable rol de "canguros gratuitos", debido a que hoy en las parejas también trabaja la mujer fuera del hogar, y no siempre ni toda la jornada tienen garantizado servicios de atención para sus hijos, con lo que los abuelos tienen un equivalente en horas de atención a los nietos como el total o gran parte del horario laboral de los padres de los pequeños. Luego están las "jornadas extra" para la vida social de la pareja, que si una boda, que si un viaje, que si una cena...

Creo que no hace falta que siga escribiendo, que es mejor que me acompañéis en mi paseo por los cantones de Coruña, el pasado martes a la una del mediodía, es decir en día y horario laborable. Si de algunos abuelos tenía yo duda de que lo fuesen, por su aspecto juvenil, enseguida la voz del nieto o nieta llamándole abuelo o abuela me hacía salir de dudas.

Lo que si me parece estupendo es que el llevar a los nietos al parque o a pasear es una buena terapia también para los abuelos que de esta manera se ahorran el gimnasio. Solo falta que en los jardines y plazas, junto a los juegos para los niños pongan los aparatos de gimnasia para los abuelos. ¡Sería una gozada! ¡una excelente idea!


Este es el único caso dudoso, no sé si se trata de un padre maduro (que ahora también abundan) o de un abuelo joven.









"Abuelos de pelo blanco". Bueno, las abuelas  de "pelo blanco" terminan siendo "rubias".



En la foto solo se ve una bolsa, pero esta abuela llevaba dos bolsas de la compra, una a cada lado de la silla, algo que también hacen las abuelas de paso que salen con el nieto o la nieta. Cuando menos llevan el pan para la comida.



Esta abuela, de una edad aproximada a la mía, sentada en el jardín, está mejor que yo que, en mi caso, no podría luego levantarme sin gatear o abrazarme a la farola.


Un agradable paseo. La silla es por si alguna de las niñas se cansa. Lo que no están las abuelas es para coger a estas grandullonas en brazos.






















Unos llevan el cochecito, otros juegan con los niños, otros charlan mientras los niños más crecidos juegan, y una abuela vigila, más de cerca.



Esta abuela aprovecha el paseo para saludar a unos amigos.

Una abuela calceta mientras cuida a la nieta.


Creí que esta otra abuela (foto de la izquierda) estaba llorando pero por fortuna no era así, simplemente se le había metido polvo en un ojo. ¿Cómo se puede llorar estando acompañada de una nieta?


Ciertamente los abuelos actuales tienen, casi todos, una jornada de mañana para cuidado de los nietos, comprar el pan, hacer la comida... Y quizá algunos también tengan jornadas de tarde para recogerlos de las guarderias o colegios... Y a veces, también  "guardias nocturnas".

Lo importante es que no se abuse y que los abuelos cuiden a los nietos con alegría. Yo creo que si, a juzgar por la cara de felicidad que llevan cuando pasean con sus nietos o los llevan al parque. Otra cosa es el exceso y que los abuelos queden sin su merecido descanso y esparcimiento.

De cualquier manera, tener nietos me parece tener una riqueza tan grande como que éstos tengan abuelos.

Niños y mayores, nietos y abuelos, son dos generaciones que se complementan, que se ayudan a vivir mutuamente, que se necesitan...


*Sonrisas de ida y vuelta















Esta era la cara de felicidad y la sonrisa de la abuela Isabel con su nieta Irene cuando era pequeña.












Esta es Irene, ya mayor, devolviéndole la sonrisa, acariciando y animando a su abuela Isabel, afectada de Alzheimer.

*  *  *


Los abuelos son una riqueza impagable.


Felicidades a todos los que sois abuelos y abuelas. Os deseo un buen Día y que, cuando lo necesitéis, vuestros nietos os devuelvan el cariño que ahora les estáis prodigando.




17 de julio de 2008

CONCHA BUIKA. UN CORAZÓN QUE CANTA





Intra-culturalidad en la voz y en el alma de una afro-española.





Poco más de tres o cuatro veces había escuchado a Concha Buika antes acudir al concierto que ofreció el pasado día 15 en el Teatro Colón de Coruña.


Antes de escucharla en directo, conocía solamente dos de sus canciones: "Mi niña Lola" y "La falsa moneda", dos modernas y originales versiones de la copla española en la peculiar voz de esta mujer que funde, con una flexibilidad pasmosa, estilos tan diversos como el flamenco, el jazz...



Me documenté para la ocasión es su propia página web de la que he tomado la letra de sus canciones y conectado con varios vídeos de actuaciones suyas en directo. ¡Cuanto más la escucho más me gusta!



Buika es un ejemplo perfecto de la intra-culturalidad que estamos viviendo desde hace años, en unos países y comunidades desde hace más o menos tiempo, pero en todos con efectos evidentes. Ella, nacida en Palma de Mallorca, Mediterraneo español, es hija de padres africanos procedentes de Guinea Ecuatorial, por lo que se funden en su alma en su corazón influencias de dos continentes.


Durante su infancia tuvo ocasión de convivir con niños y familias gitanas, que vivían en el mismo barrio, recibiendo a través de ellos parte de la cultura flamenca, a la que se añadió el gusto por la copla que con frecuencia oía en la radio y escuchaba cantar a sus vecinas.

Su estancia en Las Vegas, en el año 2000, le dio ocasión de interpretar en varios clubes música de jazz (solía doblar a Tina Turner), afición a la que había contribuido también su madre.

A su regreso a España, en el 2001, comienza para ella una nueva etapa, empezando a destacar a partir de su primer disco "Buika", editado en 2005, con un primer tema muy significativo que titulado "New afro spanish generatión" cuya letra y grupo interpretativo recoge perfectamente esa mezcla de culturas y los efectos en la fusión de estilos y de sentimientos.

Le siguen dos nuevos albumes, igualmente llenos de éxito: "Mi niña Lola" (2006), y el último, "La niña de fuego", editado este año. Aunque estos albumes recogen coplas muy populares no es el único género que contienen. Concha Buika, incorporó también, en su variado repertorio, ritmos cubanos, rancheras, y otras canciones compuestas por ella misma y con la colaboración y dirección de Javier Limón, al que ya conocíamos por sus trabajos con Bebo Valdés y Diego "El Cigala" en el estupendo álbum "Lágrimas Negras".

La voz de Concha Buika si en algo destaca, además de por su timbre oscuro, acerado a la vez e inigualable, es por su capacidad y flexibilidad rítmica, fusionando diversos estilos, flamenco- pop, jazz latino, soul.. Y lo mejor de todo es que se trata de una cantante con carácter, auténtica, que no imita a nadie. Los más diversos estilos están en sus raíces más vitales y cuando canta lo hace con el corazón y con el alma, en un desgarro total de pasión y sentimientos, con total sinceridad.

Así fue como Concha Buika cantó en el concierto del Teatro Colón de Coruña haciendo disfrutar a sus fans.


Lo dije antes y lo repito ahora, ¡cuanto más la escucho más me gusta!


Incluyo aquí dos de sus canciones, aunque podéis encontrar muchas más en su págna web y en los buscadores habituales de Internet.
"Mi niña Lola". 2006.





 "La falsa moneda", copla popular incluida en el nuevo álbum "Niña de fuego" (2008)





Enlace a su página web donde encontraréis datos biográficos, notas y comentarios de prensa, discografía, fotos...


* * *

Añado también el tema "New afrospanish collective" de su primer disco "Buika"( 2005), interpretando una canción con estilo flamenco-pop, aunque a mi personalmente no es el estilo de ella que más me gusta.



Concha Buika ha dado conciertos en Europa y en América, ( París, Méjico, Estados Unidos...) y es probable que vosotros la hayáis escuchado ya en directo pero si no es muy probable que la encontréis en alguna de sus múltiples giras. ¡Espero que os guste! ¡Su estilo es diferente!


* * *

Otro video: "Nostalgia"





5 de julio de 2008

Las Médulas. Bellezas de El Bierzo


 



LAS MÉDULAS
UN PAISAJE ENCANTADO Y ENCANTADOR






EXCURSIONES DE DOMINGO (25 mayo de 2008)

Recordáis que esta primavera retomé el hábito de hacer pequeñas excursiones de domingo, viajando con el grupo de Amigos de los Museos de Galicia, por nuestra comunidad y otras provincias o zonas próximas a la misma, ya que las carreteras actuales permiten desplazarse fácilmente, ida y vuelta en el día, hasta lugares que hace unos años era impensable.

Tengo fotos de varias de estas excursiones para mostraros y comentar con vosotros en el blog pero como ya sabéis estuve un poco ausente del mismo últimamente, e incluso ahora no voy al ritmo que me gustaría, por lo que tengo muchos temas pendientes. Ahora intento no "desconectar" y os iré dando referencias, de cuando en vez, de sitios que me han gustado y que creo merecen una reseña.


*Por tierras de El Bierzo, provincia de León.








Mapas tomados de Internet


Viajar con Felipe Senén, el historiador y museólogo que organiza y dirige los viajes de este grupo, es viajar con múltiples alternativas y flexibilidad. Como el tiempo era de tormenta (de hecho llovió mientras estuvimos comiendo, a buen recaudo, claro ) se hicieron previsiones para visitar otros sitios además de Las Médulas.

Después de salir a las 9 de la mañana de Coruña (sabéis que siempre que puedo le "como" el articulo al nombre de mi Ciudad pues creo que le sobra) hicimos la primera parada en Villafranca del Bierzo para tomar un café y visitar sus calles, entre ellas la del Agua con sus preciosas casas blasonadas, como las de Torquemada, su Plaza mayor, sus magnificas iglesias del siglo XII como las de Santiago y San Francisco... Al salir de Villafranca, dentro de su jurisdicción, en el Bierzo Alto y en el pueblo de Carracedelo, visitamos el sorprendente y hace pocos años ( 1998) restaurado, monasterio cisterciense de Santa María de Carracedo, conocido como el "primer sitio real de España", cuya fundación, el año 990 , se debe al rey Bermudo II. Esta joya del románico leonés y del Camino de Santiago fue declarado Monumento Nacional en 1929.

De estas visitas en El Bierzo daré cuenta otro día.

*Las Médulas


Finalizada la visita al Monasterio de Santa María de Carracedo, nos paramos a comer en un restaurante de carretera, pomposamente decorado con pretensiones de estilo romano pero con menú muy berciano, a la vez que sabroso. Desafiando la tormenta que cayó durante la comida y según empezó a escampar y a salir tímidamente el sol, iniciamos el trayecto hacia los términos municipales de Borrenes y Carucedo, donde se encuentran Las Médulas, con el paisaje de los majestuosos Montes Aquilanos de fondo.

Poco antes de llegar al pueblo de Las Médulas y al lugar de inicio de nuestro itinerario, empezaron a divisarse las originales formas que la explotación romana de las minas de oro de la zona dejó en la naturaleza, transformando el paisaje en una especie de paisaje encantado y encantador, único, y que, siendo primavera, contrastaba el color rojizo de la tierra con el verde brillante de una vegetación esplendida y variada, acabada de lavarse en generosa lluvia.



Este cono terroso me recuerda una "Chimenea de las hadas" de la turca Capadocia


La primera visión al llegar al pueblo de Las Médulas






No esperaba un paisaje tan verde. Solamente esperaba tierra roja, desnuda, y una especie de paisaje lunar y fantasmagórico. ¡Me equivoque!

En realidad el conjunto de Las Médulas, que tiene bien merecido que la UNESCO le haya declarado Patrimonio de la Humanidad, en 1997, es un auténtico paisaje cultural, grandioso, impresionante (más de lo que yo había imaginado) que representa no solo un patrimonio natural sino también cultural, puesto que es la suma y el resultado de una naturaleza singular y rica, y de los procesos de transformación debidos a la mano del hombre, durante siglos, desde tiempos prerromanos, pero esencialmente romanos, con motivo de la explotación minera realizada para la obtención de oro.

Durante nuestro recorrido por el sendero de Las Valiñas, de unos 3 kilómetros aproximadamente, para ver La Cuevona y La Encantada, restos de la estructura minera, me iba fascinando no solo las formas caprichosas de la tierra roja que asomaba desnuda entre la vegetación, sino también la variedad y esplendidez de ésta. Mi fascinación por los árboles, me procuró disfrutar de la visión de magníficos y antiquísimos ejemplares de castaños, que los romanos se ocuparon de introducir.
















A pesar de la amenaza de tormenta no nos cayó ni una gota durante el recorrido. Aunque íbamos preparados para la lluvia se agradeció el poder hacer fotos sino con un cielo azul si con la luz suficiente para plasmar tanta belleza.













No se puede negar el encanto de estos castaños.
Testigos milenarios de Las Médulas.




















La flor de la jara era también una constante en las proximidades de La Cuevona y de La Encantada.






¿No son los árboles esculturas naturales de especial belleza?





La extracción de oro ya se daba en Las Médulas en época prerromana, en el siglo III a.C., en la cultura de poblados castreños astures (El Castrelín, Borrenes...), mediante una explotación por bateo de los placeres auríferos localizados en arroyos y ríos de la zona, pero el oro extraído no tenia otro destino que adornos de tipo personal, mientras que la explotación romana, iniciada en los años 30/4o d. C. y hasta finales del siglo II y comienzos del III, tenia por objeto obtener el metal necesario para la acuñación de monedas romanas de oro, de curso legal en el Imperio.

En la época romana, y siguiendo la clasificación de Plinio el Viejo (Historia Natural), Las Médulas constituía un yacimiento de tipo aluvionar o secundario, en el cual se dan capas alternas de cantos rodados mezclados con gravas, arena y limos, de matiz arcilloso. La explotación se hacia, mediante lavado a gran escala, para lo cual se creó una extensa red hidráulica que aprovechaba el agua como fuerza motriz para el lavado, mediante la construcción de canales de abastecimiento, depósitos de derivación y almacenaje y canales de explotación, generalmente subterráneos, que luego dieron lugar a la destrucción de grandes partes del monte y del terreno, generándose pequeños valles y elevaciones que transformaban el paisaje y su uso. El taponamiento de parte de los canales genero también lagos (como el Carucedo y el de de Somido, en el que abundan los nenúfares), que pueden verse hoy día, y que aumentan la belleza de este singular paraje.












Aproximándonos a La Cuevona













La Cuevona
La Encantada









Desde La Cuevona, iniciamos el regreso por otro sendero para volver al pueblo, contemplando estas preciosas vistas, aunque no tuvimos tiempo para visitar el mirador de Orellán, desde el que se contempla una panorámica general de Las Médulas. 




El cielo cambiaba constantemente de color. Pasaba del gris y el negro amenazante al azul con nubes blancas...













De regreso al pueblo nos paramos a conocer el Centro de Recepción de visitantes ( a nosotros no nos hizo falta porque nos guió Felipe Senén) y el Aula Arqueológica. Al final nos reconfortamos con unas riquísimas cerezas compradas por una amiga y compañera del grupo, a un lugareño y refrescadas en una bolsa de plástico agujereada que regamos con una manguera.¡buenísimas y frescas estaban las cerezas!

Y de allí  regreso a Coruña


Foto de paisaje hecha desde el autocar.


Felipe, que no deja nada en el tintero, nos siguió explicando cosas en el interior del coche sobre el paisaje que divisábamos.

En el centro, y sobre una cima se sitúa el Castillo de Cornatel, del que se ha iniciado su restauración


Este Castillo ha sido declarado Bien de Interés Cultural en 1949 y sobre el existen dos libros novela: "El Castillo de Ulver. Cornatel", de Santiago Taladrid y "El Señor de Bembribe" de Enrique Gil Carrasco.


Ultima foto dejando la llanura con Ponferrada al fondo, a los lejos...

Siento haber tardado tanto en conocer esta maravilla paisajística y cultural que forman Las Médulas y ahora que estaréis vosotros de vacaciones, os la recomiendo, en la seguridad de que en el otoño debe de tener un colorido aún más precioso que el que yo he contemplado esta primavera.

Como el conocimiento de Las Médulas es ciertamente interesante, sobre todo bajo el punto de vista de los procedimientos de la extracción del oro, entre otros aspectos, os recomiendo que echéis un vistazo al enlace que os dejo a continuación:

Fundación de Las Médulas

http://www.fundacionlasmedulas.info/index.php/template-layout/all-module-positions-6/all-module-positions-12


En este enlace podéis ir a los distintos enunciados y materias que se indican en el indice del margen izquierdo y en los iconos de la cabecera.

Dejo también el enlace deWikipedia.


Deseo que tengáis ocasión de visitar Las Médulas, los que no las conocéis, porque de verdad merece la pena. Espero que os guste este "museo" natural y cultural, al aire libre

* * *