Coruña

Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Plaza de María Pita. Coruña

Seguidores de este blog

5 de julio de 2008

Las Médulas. Bellezas de El Bierzo


 



LAS MÉDULAS
UN PAISAJE ENCANTADO Y ENCANTADOR






EXCURSIONES DE DOMINGO (25 mayo de 2008)

Recordáis que esta primavera retomé el hábito de hacer pequeñas excursiones de domingo, viajando con el grupo de Amigos de los Museos de Galicia, por nuestra comunidad y otras provincias o zonas próximas a la misma, ya que las carreteras actuales permiten desplazarse fácilmente, ida y vuelta en el día, hasta lugares que hace unos años era impensable.

Tengo fotos de varias de estas excursiones para mostraros y comentar con vosotros en el blog pero como ya sabéis estuve un poco ausente del mismo últimamente, e incluso ahora no voy al ritmo que me gustaría, por lo que tengo muchos temas pendientes. Ahora intento no "desconectar" y os iré dando referencias, de cuando en vez, de sitios que me han gustado y que creo merecen una reseña.


*Por tierras de El Bierzo, provincia de León.








Mapas tomados de Internet


Viajar con Felipe Senén, el historiador y museólogo que organiza y dirige los viajes de este grupo, es viajar con múltiples alternativas y flexibilidad. Como el tiempo era de tormenta (de hecho llovió mientras estuvimos comiendo, a buen recaudo, claro ) se hicieron previsiones para visitar otros sitios además de Las Médulas.

Después de salir a las 9 de la mañana de Coruña (sabéis que siempre que puedo le "como" el articulo al nombre de mi Ciudad pues creo que le sobra) hicimos la primera parada en Villafranca del Bierzo para tomar un café y visitar sus calles, entre ellas la del Agua con sus preciosas casas blasonadas, como las de Torquemada, su Plaza mayor, sus magnificas iglesias del siglo XII como las de Santiago y San Francisco... Al salir de Villafranca, dentro de su jurisdicción, en el Bierzo Alto y en el pueblo de Carracedelo, visitamos el sorprendente y hace pocos años ( 1998) restaurado, monasterio cisterciense de Santa María de Carracedo, conocido como el "primer sitio real de España", cuya fundación, el año 990 , se debe al rey Bermudo II. Esta joya del románico leonés y del Camino de Santiago fue declarado Monumento Nacional en 1929.

De estas visitas en El Bierzo daré cuenta otro día.

*Las Médulas


Finalizada la visita al Monasterio de Santa María de Carracedo, nos paramos a comer en un restaurante de carretera, pomposamente decorado con pretensiones de estilo romano pero con menú muy berciano, a la vez que sabroso. Desafiando la tormenta que cayó durante la comida y según empezó a escampar y a salir tímidamente el sol, iniciamos el trayecto hacia los términos municipales de Borrenes y Carucedo, donde se encuentran Las Médulas, con el paisaje de los majestuosos Montes Aquilanos de fondo.

Poco antes de llegar al pueblo de Las Médulas y al lugar de inicio de nuestro itinerario, empezaron a divisarse las originales formas que la explotación romana de las minas de oro de la zona dejó en la naturaleza, transformando el paisaje en una especie de paisaje encantado y encantador, único, y que, siendo primavera, contrastaba el color rojizo de la tierra con el verde brillante de una vegetación esplendida y variada, acabada de lavarse en generosa lluvia.



Este cono terroso me recuerda una "Chimenea de las hadas" de la turca Capadocia


La primera visión al llegar al pueblo de Las Médulas






No esperaba un paisaje tan verde. Solamente esperaba tierra roja, desnuda, y una especie de paisaje lunar y fantasmagórico. ¡Me equivoque!

En realidad el conjunto de Las Médulas, que tiene bien merecido que la UNESCO le haya declarado Patrimonio de la Humanidad, en 1997, es un auténtico paisaje cultural, grandioso, impresionante (más de lo que yo había imaginado) que representa no solo un patrimonio natural sino también cultural, puesto que es la suma y el resultado de una naturaleza singular y rica, y de los procesos de transformación debidos a la mano del hombre, durante siglos, desde tiempos prerromanos, pero esencialmente romanos, con motivo de la explotación minera realizada para la obtención de oro.

Durante nuestro recorrido por el sendero de Las Valiñas, de unos 3 kilómetros aproximadamente, para ver La Cuevona y La Encantada, restos de la estructura minera, me iba fascinando no solo las formas caprichosas de la tierra roja que asomaba desnuda entre la vegetación, sino también la variedad y esplendidez de ésta. Mi fascinación por los árboles, me procuró disfrutar de la visión de magníficos y antiquísimos ejemplares de castaños, que los romanos se ocuparon de introducir.
















A pesar de la amenaza de tormenta no nos cayó ni una gota durante el recorrido. Aunque íbamos preparados para la lluvia se agradeció el poder hacer fotos sino con un cielo azul si con la luz suficiente para plasmar tanta belleza.













No se puede negar el encanto de estos castaños.
Testigos milenarios de Las Médulas.




















La flor de la jara era también una constante en las proximidades de La Cuevona y de La Encantada.






¿No son los árboles esculturas naturales de especial belleza?





La extracción de oro ya se daba en Las Médulas en época prerromana, en el siglo III a.C., en la cultura de poblados castreños astures (El Castrelín, Borrenes...), mediante una explotación por bateo de los placeres auríferos localizados en arroyos y ríos de la zona, pero el oro extraído no tenia otro destino que adornos de tipo personal, mientras que la explotación romana, iniciada en los años 30/4o d. C. y hasta finales del siglo II y comienzos del III, tenia por objeto obtener el metal necesario para la acuñación de monedas romanas de oro, de curso legal en el Imperio.

En la época romana, y siguiendo la clasificación de Plinio el Viejo (Historia Natural), Las Médulas constituía un yacimiento de tipo aluvionar o secundario, en el cual se dan capas alternas de cantos rodados mezclados con gravas, arena y limos, de matiz arcilloso. La explotación se hacia, mediante lavado a gran escala, para lo cual se creó una extensa red hidráulica que aprovechaba el agua como fuerza motriz para el lavado, mediante la construcción de canales de abastecimiento, depósitos de derivación y almacenaje y canales de explotación, generalmente subterráneos, que luego dieron lugar a la destrucción de grandes partes del monte y del terreno, generándose pequeños valles y elevaciones que transformaban el paisaje y su uso. El taponamiento de parte de los canales genero también lagos (como el Carucedo y el de de Somido, en el que abundan los nenúfares), que pueden verse hoy día, y que aumentan la belleza de este singular paraje.












Aproximándonos a La Cuevona













La Cuevona
La Encantada









Desde La Cuevona, iniciamos el regreso por otro sendero para volver al pueblo, contemplando estas preciosas vistas, aunque no tuvimos tiempo para visitar el mirador de Orellán, desde el que se contempla una panorámica general de Las Médulas. 




El cielo cambiaba constantemente de color. Pasaba del gris y el negro amenazante al azul con nubes blancas...













De regreso al pueblo nos paramos a conocer el Centro de Recepción de visitantes ( a nosotros no nos hizo falta porque nos guió Felipe Senén) y el Aula Arqueológica. Al final nos reconfortamos con unas riquísimas cerezas compradas por una amiga y compañera del grupo, a un lugareño y refrescadas en una bolsa de plástico agujereada que regamos con una manguera.¡buenísimas y frescas estaban las cerezas!

Y de allí  regreso a Coruña


Foto de paisaje hecha desde el autocar.


Felipe, que no deja nada en el tintero, nos siguió explicando cosas en el interior del coche sobre el paisaje que divisábamos.

En el centro, y sobre una cima se sitúa el Castillo de Cornatel, del que se ha iniciado su restauración


Este Castillo ha sido declarado Bien de Interés Cultural en 1949 y sobre el existen dos libros novela: "El Castillo de Ulver. Cornatel", de Santiago Taladrid y "El Señor de Bembribe" de Enrique Gil Carrasco.


Ultima foto dejando la llanura con Ponferrada al fondo, a los lejos...

Siento haber tardado tanto en conocer esta maravilla paisajística y cultural que forman Las Médulas y ahora que estaréis vosotros de vacaciones, os la recomiendo, en la seguridad de que en el otoño debe de tener un colorido aún más precioso que el que yo he contemplado esta primavera.

Como el conocimiento de Las Médulas es ciertamente interesante, sobre todo bajo el punto de vista de los procedimientos de la extracción del oro, entre otros aspectos, os recomiendo que echéis un vistazo al enlace que os dejo a continuación:

Fundación de Las Médulas

http://www.fundacionlasmedulas.info/index.php/template-layout/all-module-positions-6/all-module-positions-12


En este enlace podéis ir a los distintos enunciados y materias que se indican en el indice del margen izquierdo y en los iconos de la cabecera.

Dejo también el enlace deWikipedia.


Deseo que tengáis ocasión de visitar Las Médulas, los que no las conocéis, porque de verdad merece la pena. Espero que os guste este "museo" natural y cultural, al aire libre

* * *


21 comentarios:

SAFIRO dijo...

Querida Chela,
me tomé el tiempo para disfrutar de este paseo tuyo y que compartís con tanto detalle.
Es muy interesante y me quedé maravillada de los añosos castaños de las fotos,
realmente son esculturas
naturales...¡bellísimos!
y que suerte que se los tenga protegidos.
La Naturaleza es pródiga en Las Médulas, el verde y el rojo de las minas hacen un contraste hermoso y tus fotografías así lo demuestran.
De las cereza...¿estaban sabrosas?...las imaginaba y...ayy Chela, me quedan las ganitas.

Me encantó este paseo!
Espero que disfrutes de muchos hermosos paseos y que puedas compartirlos, yo los disfruto mucho.
¡Gracias!

Que tengas hermosos días!

Un fuerte abrazo y beso

Genín dijo...

Muy interesante Chela, mira tu por donde que se me habían olvidado totalmente "Las Médulas", es algo que desde hace mucho tiempo tengo pendiente y que me gustaría ver con calma.
Desde donde estoy viviendo, queda un poco a trasmano, pero desde Oviedo, quedará un poco mejor, aunque no tanto, y allá tarde o temprano iré.
Los castaños, siempre me han gustado, pero que hayan resistido tantos años, es una maravilla.
Un beso y salud

celebrador dijo...

Los mineros romanos sabían como rabajar, hay que separar lo inservible para poder encontrar el oro

En la vida es lo mismo, aprende a olvidar lo irrelevante, aprende a recordar lo que se te ha dado

Chela dijo...

Celebrador:

Oportuno tu comentario. Ahora msmo estaba haciendo eso, recordar lo que me ha sido dado y que fue beneficioso para mi crecimiento personal.

Hoy he vivido un especial día de recuerdos.

Safiro:

Verdaderamente Las Médulas es un lugar hermoso y diferente. Me alegra que hayas disfrutado recorriéndolo conmigo.

Genin:

Desde Oviedo te será facil. Antes salir de Galicia o de Asturias era una superación de curvas, montañas y de lentitud. Ahora que he vuelto a viajar después de muchos años, me asombra lo pronto que se llega a los sitios si lo comparo con entonces.

No te pierdas esta visita. A mi me gustaria volver a verlas en otoño.

Un abrazo para los tres.

misdi dijo...

Apreciada Chela:
Excelente bitácora del paseo por ese espectacular paisaje que nos hiciste disfrutar a través de esas maravillosas fotografías y bien documentado material. Gracias por compartir esos extraordinarios momentos. No sabes como me gustaría tener algún día el placer de visitar esa tierra. Un abrazo Misdi

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Precioso el sitio y mas bonito tu reportaje y explicaciones. aun no hace mucho que estuve visitandolas.
Cuando me jubile, quiero ser como tu.
Besos y rosas marinas.

esteban lob dijo...

Hola Chela:

Me sentí viajando contigo, con la estupenda narración y las magníficas fotos.

No tengo noción del por qué se denomina así, pero también me parece que el artículo que antecede a Coruña está demás.

No me imagino El Madrid o en el caso nuestro acá en Chile, La Valparaíso.
Sin embargo tenemos La Serena, pero la explicación de esa denominación tiene asidero.
Pese a ello, la gente dice "Voy a Serena".

Abrazo.

Goathemala dijo...

Mejor no me puede venir porque intuyo que estaré muy cerca en una semanas.

Nunca las he visto y a pesar de ello siempre me impresionó ese paisaje donde la sobrexplotación modelaría el paisaje y, tras el abandono, la naturaleza de nuevo reconquisto sus espacios.

Imagino el sudor entre los ropajes esforzados de los serviles ¿habría alguno numantino?, las hogazas de pan que se llevaban a las bocas desdentadas ¿Mirarían las mismas nubes de tus fotos?...Ya se me va la pinza, perdona :-)

Me gusta la mención de Enrique Gil y Carrasco, el romántico español con tan mala suerte por su salud y que fue amigo de Humboldt. Nunca leí El señor de Bembibre. Sería una gozada hacerlo tras conocer ese entorno tan encantador.

También comparto esa idea lírica, de que los árboles son esculturas.

Y como siempre excelentes las fotos y completísima la información. Voy a visitar ahora la Fundación de las Médulas gracias a tu enlace.

Saludos.

Leodegundia dijo...

Toda la zona de El Bierzo es una maravilla por sus paisajes, su historia, sus leyendas y su gastronomía, dar esta paseo contigo fue de lo más agradable.
Las foto preciosas sobre todo las de los árboles, adoro los árboles y esos que fotografiaste son espléndidos.
Un abrazo

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Una maravilla! Las fotos, tus explicaciones...
un lugar mágico, lleno de histori e historias....
parece encantado...

quién pudiera estar de vacaciones por alli!

Me alegra que puedas disfrutar tanto, Chela...viajar te abre la cabeza,
emociona,
alimenta...
Te lo merecés!!!!

Muchas gracias!!!!
si supieras cuánto me gustan las cerezas!

SOMMER dijo...

Las médulas merecen la pena. Además si habéis amenizado el viaje con una comida "a lo Leon" y un vinito del Bierzo (de lo mejor de España), el viaje habrá sido redondo.

Besos Chela.

Doncel dijo...

Chela.
he disfrutado de tu paseo.
bellísimas fotos
besos
antonio

jaume dijo...

Querida Chela,
me tienes aqui sin dormir navegando por este inmenso blog.
Me sumo a los que ya te han dicho lo fantástico que es y por la sensibilidad que emana.
un abrazo desde Barcelona

Abuela Ciber dijo...

Me encanta la forma que nos vas comentando, he viajado contigo, procuraré informarme sobre el lugar.
Las fotos preciosas.
Y que buenas piernas porque parece ser una importante caminata.
Cariños.

SAFIRO dijo...

Paso a dejarte mi saludo de Domingo, es la madrugada para mi, pero es el horario que Speedy me lo permite, el sistema me tiene cautiva por problemas de conexión y dicen que en "breve" se soluciona...esperemos.

Ferípula y yo deseamos las cerezas...¿no quedó ninguna?

Gracias por tus palabras, Chela, sos muy amable y cariñosa.

Un abrazo y beso!

CHARO dijo...

Que maravilla de paisaje con lo que me gustan a mí este tipo de excursiones que envidia me das, pues aunque mi marido y yo hacemos alguna no llevamos ningún experto que nos vaya explicando,deseo que sigas con esta buena costumbre dominguera ya que las buenas costumbres no deben dejarse nunca.Saludos.charo

Chela dijo...

Abuela Ciber:

No quiero engañar, de "buenas piernas", nada de nada. Nunca las tuve bonitas, jaja, pero si fui muy andarina, y digo fui. Solía hacer 22 kilómetros (entre ida y vuelta) para ir a la playa que me gustaba cuando no teníamos coche nadie y había transporte público para ir a los sitios que me interesaban. He pateado todos los montes y alrededores de la comarca de Ferrol que tiene unas playas preciosas...Pero ahora tengo los cartílagos de las rodillas deshechos y tengo que operarme (estoy esperando a adelgazar para hacer mejor la posterior rehabilitación).

La ruta que hicimos en Las Médulas era muy sencillita, solo tres kilómetros y sin pendientes pronunciadas. Por ejemplo al llegar a La Cuevota, que tiene una pendiente muy pronunciada en el interior para ir por ella a asomarse a La Encantada, yo me abstuve de hacer la pendiente, sobre todo pensando en bajar luego, que además esta, para no arriesgar, y voy siempre en el furgón de cola... ¡Pero voy! Mal y arrastras.

Por ejemplo cuando estuve en el Parque de Somiedo, en Asturias, en el mes de mayo, no hice la ruta de senderismo por los lagos que hicieron mis compañeros (sintiéndolo mucho a mi que me gusta verlo todo) y me dediqué, mientras tanto a comer en el pueblo y pasear junto al rio.

¡Me adapto a mis posibilidades!

Abuela Ciber dijo...

Te he dejado un presente en mi blog.
Cariños

Gaviota dijo...

Qué bonito viaje! yo tengo la suerte de conocer la provincia de León, mi abuelo (qepd) era originario de ahi. Pasamos varios veranos allá. Me has hecho recordar muy lindas cosas! Un abrazo.

Toupeiro dijo...

Es una zona muy bonita que yo solo visite en una ocasion hace unos 10 años. Tu post como siempre muy interesante, intenso y trabajado.

¿No te recomendaron hacer bicicleta estatica? Es fenomenal para potenciar los musculos para una mejor recuperación post-operatoria y es ideal para perder peso. Con unos 15 minutos diarios suaves creo que sería suficiente.

Espero que sigas disfrutando de tus excursiones y sigas compartiendolas con todos nosotros.
Besos

Anónimo dijo...

segueixo llegint cada dia el teu bloc de notes. .felicitats per la teva tasca. Joaquim Batiste