Coruña

Coruña

Los pazos de Galicia rebosan camelias

Los pazos de Galicia rebosan camelias

Seguidores de este blog

19 de octubre de 2014

Irene Ozonas: una marca y un estilo.






Un espacio singular en Palma de Mallorca.


Tan singular como ella, Irene Ozonas, con su inconfundible estilo entre atemporal y étnico, nos sorprende (después de más de quince años elaborando lo que llama "adornos  y atuendos" que embellecen el cuerpo y también el espíritu a quienes tengan la sensibilidad adecuada) con la apertura de un "espacio" donde poder encontrar algunas de sus creaciones, ARTEfactos y otros artículos manufacturados, siempre de manera artesanal, a lo largo y ancho del mundo. 

Y este espacio no podría ser más singular, en plena milla de oro de Palma de Mallorca, con la entrada a través de un bello patio palmesano, casi escondida bajo un misterioso arco arbóreo, para acceder a  un antiguo establo palaciego con techos árabes abovedados. La belleza del entorno se mimetiza con sus creaciones. No podía haber un lugar mejor para una persona a la que no le gusta exhibirse en exceso. Ella es como un caracol. Y hay que "caracolear" para encontrar el lugar donde poder adquirir sus creaciones. Pero el encuentro con este espacio singular de Irene Ozonas bien vale el esfuerzo.



Una ventana, casi a ras de suelo, es el único escaparate a la calle.



























Irene es autodidacta, dedicándose desde hace años a la creación propia de bisutería y complementos, a los que añadió últimamente el diseño y confección de prendas sencillas para  atuendo femenino.  Sus viajes a la India y a varios países exóticos, le permitieron el conocimiento e investigación sobre tejidos y accesorios, conectando, en lugares no precisamente de afluencia turística, con auténticos artesanos, interesada por sus técnicas de confección y aplicación de materiales. Además, y como consecuencia del buen gusto demostrado en decorar espacios propios y ajenos, en principio de una manera informal, se  está abriendo a nuevos caminos  en la decoración al ser requerirla para ello de una manera más comprometida y formal.

Incluyo fotos de la tienda, aunque la calidad de las mismas no es muy buena pues de no ser con una  cámara adecuada resulta  difícil poder conseguir efectos de luz que resalten los detalles. Pero bueno, ¡no somos profesionales!











Las fotos, no hacen justicia a lo que muestran, por ejemplo el exquisito collar de la derecha, hecho con bellísimos materiales. 





Lo que más  agrada  a Irene, desde que incluye ropa en sus creaciones, es diseñar collares y complementos, acordes con los colores y calidad de los tejidos empleados.






                     
                                                                



                 















Detalles de la foto de cabecera.


La tienda no está exenta de otros artículos, como bolsos, maletas, mantones, fulares, etc. que adquiere en sus viajes, y que unas veces son objetos para la venta y otras simplemente para decorar.

Deseo a Irene Ozonas,  mucho éxito en su tienda y proyectos de decoración, sobre todo por su empeño y tesón en dedicarse a la creatividad y a hacer las cosas que le gustan, máximo  teniendo en cuenta la aventura y el  riesgo que actualmente supone abrir un local  y  conseguir que sus productos, piezas únicas y hechas a mano de una en una, puedan competir con productos  de la fabricación en serie y, como ella dice, "carentes de alma".

Mi aplauso es siempre para las personas emprendedoras y creativas, que no renuncian a volcarse en lo que les gusta y  motiva, entregándose a ello con dedicación e intentando convertirlo en su  medio de vida. ¡Son unas valientes!

¡Suerte  Irene! Mi felicitación por tus creaciones y tu buen gusto.


*   *   *




9 de octubre de 2014

"Independence of the Seas". Coruña, "thypical spanish ". ¡Y olé!





"Independence of the Seas"


Mi afición a pasear por el puerto me permite a menudo contemplar y fotografiar diversos eventos, entre otros, regatas, la llegada de trasatlánticos o grandes veleros, remolcadores, y también, como no, admirar la belleza de los sólidos noráis, las gruesas estachas y las altas grúas, que semejan gráciles jirafas que oscilan sus cabezas y hacen chirriar sus férreas patas cuando se desplazan por los muelles.

Un sábado, con cielo alternativo entre  nubes y claros, paseando, me encontré que estaba atracado en el puerto uno de los más grandes trasatlánticos, si no el que más, que suele hacer escala en el puerto de Coruña, concretamente el "Independence of the Seas", perteneciente a la Royal Caribbean Cruis International, al igual que el "Oasis of the Seas", actualmente el más grande trasatlántico del mundo y que ha hecho escala el pasado mes de septiembre en la ciudad de Vigo.



"Independence of the Seas"








De cerca es imposible fotografiarlo entero con mi máquina. Ideo una foto uniendo en escuadra los lados de popa y proa.



Coruña, thypical spanish. ¡Y olé!


Eran más de las tres de la tarde y algunos pasajeros regresaban al barco después de visitar la Ciudad. Algo llamó mi atención. Dos jóvenes, de apariencia sudamericana, uno vestido (con  poca exactitud por cierto) de "torero" y otro con una máquina fotográfica, abordaban a las turistas femeninas, entre risas y bromas, para que se dejaran fotografiar  junto al simulado "torero".

En el puerto de Coruña. 27 de noviembre de 2010

Me acerqué a los chicos y entre otras cosas les comenté: "los toreros y los toros no son típicos en esta parte de España"...

"Bueno a mi en el barco me mandaron ponerme ésto y nos indicaron que hiciéramos fotos para luego, después de la cena,  ponerlas  en un panel  a disposición de las pasajeras", respondió el "torero". Este, junto con su compañero, me permitieron que los fotografiase en su "faena".





Ante esta y otras situaciones similares suelo preguntarme, qué hacemos aquí ante el turismo extranjero por ofrecer nuestra verdadera imagen de coruñeses y gallegos y contrarrestar estos tópicos, exclusivos y limitados, del "thypical spanish", consolidado  por algunos  extranjeros y las ventas de souvenires.

Estas fotos las tenía guardadas y olvidadas desde 2010 e ignoro si estas escenas se repitieron en sucesivas escalas. Me acordé de ellas el pasado sábado día 4 que nos visitó una vez más el "Independence of the Seas", trasatlántico que recala en Coruña con relativa frecuenciad, de hecho volverá el próximo día 23.

Lo curioso es que  el  sábado,  las turistas de barco, si la casualidad y el azar les fuese propicio, podrían haberse encontrado con toreros de verdad.  Lo que era casi seguro es que pudiesen ver los carteles publicitarios en la prensa local y sobre todo en los expositores de las paradas de autobús del céntrico Paseo de Los Cantones, zona de paso casi ineludible para los pasajeros que llegan al puerto, de las corridas de toros que se celebraban ese día y el siguiente, en Coruña, con motivo de las Fiestas de la Virgen del  Rosario, Patrona de la Ciudad.

















Por un día de diferencia, los pasajeros del "Independence of the Seas" no se tropezaron en el centro de la ciudad, con una manifestación antitaurina convocada para el domingo día 5, coincidiendo con la segunda jornada de las corridas.

A pesar  de las manifestaciones antitaurinas, que proliferan actualmente por todo el País, la afición de los coruñeses por los toros, aunque en declive,  no ha desaparecido. Coruña tuvo una afamada  plaza de toros, con buenas temporadas y carteles, que celebró la última corrida en 1967 debido a que la plaza iba a ser derribada para dejar espacio a la expansión y modernización de la Ciudad. Las corridas tienen actualmente  su continuidad, fuera del casco urbano, en el Coliseo,  instalación multiusos para eventos, que se convierte en coso taurino cuando la ocasión lo requiere, es decir cada verano, aunque este año se han trasladado las corridas a las Fiestas del Rosario.

Bueno, aquí dejo estas anécdotas taurinas, motivada por el pasaje del "Independence of the Seas", y los tópicos del "thypical spanish"

Espero que los encargados del turismo de nuestra Ciudad se pongan a discurrir si quieren que Coruña y Galicia formen parte también de las imágenes de España, y que los turistas extranjeros no la identifiquen siempre con toros y toreros. Amén.